domingo, 30 de agosto de 2015

Destructor ligero clase Recusant

Los destructores ligeros clase Recusant fueron construidos por la TecnoUnión para el bando separatistas que luchó contra la Antigua República durante las Guerras Clon [SW III: The vengeance of the sith]. Años después algunas de sus naves sobrevivieron para combatir contra el Imperio Galáctico de Palpatine entre las filas de la Alianza Rebelde.

Confederación de Sistemas Independientes
Al igual que los cruceros MC80 de la Alianza Rebelde, la clase Recusant fueron naves diseñadas originalmente por los mon calamari, pero sus planos fueron robados por separatistas quarren [Starships of the galaxy]. Siendo producidas en masa por entusiastas trabajadores dirigidos por capataces de la TecnoUnión con materiales de diversos mundos del Gremio de Comercio. Como el Puño Patriota que luchó en la órbita de Coruscant y que había sido construido por la Junta Separatista del remoto mundo acuático de Minntooine con la ayuda de exiliados radicales quarren [SW: La venganza de los Sith. Vistas en sección de vehículos y naves]. Y como la mayoría de las naves de la Confederación estaba controlada por un cerebro droide automatizado. Y aunque esto generaba que fuera más lento en sus reacciones, permitía tener una tripulación mínima.
Su alta automatización facilitó construir un casco más ligero que otras naves con tripulaciones más numerosas, por lo que tenía una estructura alargada, casi esquelética, rodeada de diversas corazas en forma de concha. Este aspecto siniestro, tenía un estilo muy similar al de los transporte medios Gallofree GR-75 que se podían encontrar a lo largo de la galaxia mucho antes del estallido de las Guerras Clon. (1) A su vez debajo del hueco que proporcionaban sus corazas se habilitaron estructuras para albergar un gran número de cazas droides. A pesar de su abrumador armamento, contaba con más de 118 puntos de fuego, si fallaban los escudos deflectores los huecos inherentes al ligero casco podían ser utilizados por las fuerzas de la República para alcanzar las zonas más vulnerables por debajo de sus corazas, así como a sus tres motores situados en la popa de la nave y separados del casco principal.
Durante las Guerras Clon se construyeron, destruyeron en combate y reemplazaron infinidad de estos destructores ligeros. Aunque se utilizaban en ataques en solitario contra naves comerciales de la República, su eficacia real se manifiesta en grandes despliegues. De cuatro a seis de estas naves superan en potencia de fuego a un destructor Venator o Victory, si bien se requeriría un millar para derribar uno de los grandes destructores Mandator II de los Astilleros Kuat [SW III: La venganza de los Sith. Vistas en sección de vehículos y naves]. Una de las últimas acciones importantes en que participaron, antes de la desactivación del ejército droide, fue el asalto a Coruscant junto al destructor la Mano Invisible del conde Dooku que logró secuestrar al canciller Palpatine, pero fue rescatado por dos jedis que a su vez acabaron con la vida del líder separatista [SW III: The vengeance of the sith].


Alianza Rebelde
Tras el final de la lucha los Recusant supervivientes fueron desguazados, dinamitados o enviados a depósitos navales donde languidecieron, dependiendo del lugar donde se encontraban cuando fueron desactivadas sus tripulaciones. Algunos terminaron en gobiernos planetarios como la Autoridad del Sector Corporativo [Starship of the Galaxy] y uno de ellos se sabe que fue utilizado por varios jedis que lograron escapar de Kashyyyk durante la subyugación imperial del planeta [Dark Lord: The rise of Darth Vader]. Con el tiempo y con el recrudecimiento de la guerra civil entre el Imperio Galáctico y la Alianza Rebelde algunas de estas naves terminaron entre las filas de la rebelión. Notoria fue su participación, junto a otras antiguas naves separatistas, nueve meses después de la batalla de Yavin en el denominado desastre del espacio profundo Besh, donde una de estas naves estuvo presente durante el combate contra las fuerzas imperiales lideradas por Lord Darth Vader [SW: Rebellion: My brother, my enemy].
Pero para poder ser útiles en la lucha contra la tiranía del Emperador debieron de acondicionarse y adaptarse a las necesidades de sus nuevos propietarios. En algunos casos se tuvieron que sustituir equipamientos y sistemas completos, por su estado de abandono, otros por estar obsoletos frente a los avances en tecnología electrónica e instalar otros más avanzados o haber sido desinstalados de la nave, desde los sensores, hasta los generadores de escudos, pasando por el armamento. Normalmente se mantuvo la configuración original de armas para evitar tener que alterar la distribución de energía interna, aunque se sustituyeron los 5 cañones turboláser, por cañones de iones. También había planes para instalar tubos lanzadores de misiles de impacto, pero el elevado coste de estos limitó que pudieran instalarse en todas las naves de la Alianza. En realidad cada nave tenía sus propios problemas y tuvieron que tratarse de manera individual, casi siendo reconstruidas artesanalmente.
Lo primero que se hizo fue adaptarlos a las diferentes tripulaciones que hora lucharían a bordo de ellos. Debido a la reticencia en el uso o la situación desfasada de los droines (2) que las habían manejado, se tenían que acondicionar su interior completamente. Se tuvieron que instalar sistemas de soporte vital en todas las zonas que originalmente estaban dedicadas a los droides y que carecían de los mismos o estos eran muy limitados. Incluyendo por tanto el montaje de camarotes y zonas comunes y de recreo para sus tripulantes orgánicos. También fue necesario acondicionar espacio para estibar suministros extras para estos, como comida, agua y ropa. Aunque las naves originales tenían una tripulación orgánica de 300 miembros, ahora era necesario acomodar además a los pilotos, mecánicos, artilleros, además de los ingenieros y los técnicos de sistemas electrónicos, y un pequeño destacamento de marines, aunque el limitado espacio a bordo impidió que fueron más de una compañía de 250 soldados [especulación]. Por suerte los ingenieros de la Alianza tenían experiencia en automatizar las naves, como cuando reconstruyeron los cruceros Dreadnaught para convertirlos en las fragatas de asalto Mark I, logrando reducir su tripulación de 16.000 a 5.000 [SW Rol game de W&G].
Otro importante cambio interno era la adaptación de los hangares para los modelos de cazas espaciales que utilizaba la Alianza. Se tenían que ampliar los pequeños hangares existentes para el estacionamiento y el mantenimiento de los cazas, así como talleres de reparación y los suministros. Así podía llevar 1 escuadrón de cazas Ala-X y otro de Ala-Y o uno de estos con 2 escuadrones de Ala-A, mientras que por su tamaño solo se podía asignar 1 escuadrón de Ala-B. Obviamente era una configuración estándar, siempre dependiendo de los recursos disponibles, que en la Alianza siempre eran muy limitados ya que no era habitual desplegar tantos cazas a bordo de estas naves durante mucho tiempo. También podía albergar una lanzadera o un carguero ligero, pero normalmente se acoplaban en los acoplamientos situados en el cuello de unión ente el casco y los motores de popa.
Se aprovechó el entramado de soporte de cazas droide que había debajo del casco en forma de concha para situar contenedores de mercancía con diversos tipos de suministro para aumentar la capacidad de carga. También se tuvo que instalar cápsulas de escape, normalmente corellianas, necesarias para una tripulación más numerosa. Por culpa de su diseño automatizado original no se pudieron repartir adecuadamente por toda la nave, así que siempre existió la queja de estar demasiado concentrada en determinados puntos de la nave o que no era fácil llegar a ellas en caso de emergencia [especulación].

Modificaciones de la Alianza Rebelde:
Modelo: destructor estelar ligero de la clase Recusant
Fabricación: Sociedad Hoersh-Kessel
Modificado: Cuerpo de Ingenieros de la Alianza para la Restauración de la República
Dimensiones: 1.187 m. de largo, 157 m. de ancho, 163 m. de alto
Aceleración máxima: (lineal, en el espacio): 2.800 G
Hiperpropulsión: clase 2.0; 30.000 años luz de alcance real
Dotación: 980 tripulantes y oficiales; 250 soldados
Cazas embarcados: 12 a 26
Armamento (original): 1 cañón turboláser pesado de proa, 4 cañones turboláser pesados, 6 torretas turboláser pesadas, 5 cañones de iones, 30 cañones láser dobles, 12 cañones láser dobles ligeros, 60 cañones láser de defensa puntal y 20 tubos lanzadores de misiles de impacto (no estándar).


Notas de producción:
(1) Su aspecto es muy similar, incluyendo las estructuras para cazas droides que se asemejan mucho a los contenedores exteriores que sobresalen en los transportes rebeldes. En el SW I: The phantom menace se puede ver en Mos Espa una transporte GR-75.

(2) Supongo que tras las guerra Clon y la destrucción causada por los droides batalla de las fuerzas separatistas, muchos habitantes de la galaxia no verían con buenos ojos el uso de nuevo de estos. Por otro lado en las naves vistas en la Alianza Rebelde en las películas, a parte de los droides médicos de la fragata médica, no aparecen apenas tripulantes metálicos

Ll . C. H.


miércoles, 26 de agosto de 2015

Star Trek Encyclopedia

Antes de la aparición de la Wikipedia de Memory Alpha, con su ingente cantidad de información sobre Star Trek, la referencia básica (e imprescindible) de su universo era su Enciclopedia escrita por el matrimonio de Michael y Denise Okuda y Debbie Mirek. Allí se podía encontrar la referencia de personajes, planetas, todo tipo de artefactos, sucesos y obviamente datos de las naves aparecidas en las series y películas. Y aprovechando el anuncio de la próxima aparición de su cuarta edición para el 2016, me gustaría repasar este libro, que aún hoy resulta indispensable.

Su génesis la podríamos encontrar en Star Trek Chronology que apareció en 1993 editada por Pocket Books. La idea había partido de Gene Roddenberry para dejar las cosas claras entre las dos series, así que en este primer volumen se recogían de manera cronológica los sucesos narrados o mencionados en la serie clásica, las películas y The Next Generation hasta su quinta temporada. Así se indicaba el año del nacimiento de los personajes, los puestos que habían tenido antes de verlos en pantalla, sucesos concretos como el año en que había desaparecido la USS Bozeman, o cuando la Flota cambió de símbolo para sus comunicadores o uniformes. La información solo procedía de lo se había dicho en los diálogos o visto en pantalla, aunque sí contenía algunas deducciones sobre algunos sucesos que no habían quedado muy claros. Por ejemplo situaba el primer contacto entre la Federación y el Imperio Klingon en el 2218 basándose en lo que había dicho doctor McCoy en el capítulo Day of the dove (ST, 3.11) que los humanos y los klingon eran adversarios desde hacía 50 años. También incluía datos referentes a las naves estelares que aunque habiendo aparecido en pantalla no se podía identificar sus números de serie, como la matrícula NCC-42296 del USS Hood o mostraba la imagen del USS Essex mencionada en Power Play (TNG, 5.15), con el número de serie NCC-173 y conjeturaba que era de la clase Daedalus, al operar en la misma época que el Horizon y el Archon mencionados en la clásica. Así como las naves romulanas que habían participado en la guerra contra la Tierra. En 1996 aparecería la segunda edición de la Cronología, ya a todo calor y con información hasta ST First Contact, la cuarta temporada de Deep Space Nine y la segunda de Voyager.

The Star Trek Encyclopedia. A referencia guide to the Future aparecería en su primera edición en 1994. Ordenadas alfabéticamente se recogían todas las referencias que hasta ese momento había dado el universo de Star Trek. Como en la cronología en cada entrada se incluía el origen de la información u otras referencias que tenían relación, también se podía buscar los capítulos que incluía las entradas relaciones con los sucesos narrados en el mismo, contando con datos adicionales como el actor que había encarnado cada personaje o el origen del nombre de algunas naves, así como listados de estas, de los planetas o las comidas y bebidas. Su recopilación era completa y exhaustiva, sin que se utilizaran las novelas, cómics y juegos, aunque tuvieran licencia oficial, incluida la serie animada, que en ese momento se consideraba apócrifa. Contaba con infinidad de imágenes, entre fotografías y gráficos, algunos en un básico 3D con objetos aparecidos en la serie, logos, uniformes o las placas dedicadas de las naves y los perfiles de estas. Todas las naves estelares mencionadas en las series, y no solo las vistas en pantalla, obtuvieron su número de matrícula y la clase a la que pertenecían, viéndose por primera vez de manera clara la USS Kyushu destruida en la batalladle Lobo 359 y que pertenecía a la clase New Orleans. Ampliando que otras naves mencionadas como la USS Rutledge o la Renegade y la Thomas Paine también pertenecían a esta clase. En total se mencionaban 13 las clases navales y que aún no han sido confirmadas oficialmente. Estas referencias, procedentes muy posiblemente de las notas de producción o de parte de los decorados de la serie y que apenas eran visibles en pantalla, han sido recogidas en Memory Alpha como información referenciada, aunque no del todo oficial al no aparecer o ser mencionada en pantalla.
Su segunda edición apareció en 1997 y como había ocurrido en la cronología, también fue a todo color. Con nuevos gráficos confeccionados especialmente, completaba la información de los nuevos capítulos y películas emitidas con posterioridad a la anterior edición. En 1999 se publicaba la tercera actualización que incorporaba 150 páginas adicionales en forma de apéndice a la información aparecida en el 1997 inmediatamente después con el resto de datos acumulados hasta entonces (medida tomada para evitar un sobrecoste de la obra). Es destacable que en estas páginas se limitaban solo a lo dicho o aparecido en pantalla estrictamente, de manera que ya no se incluía otra información adicional. Obviamente me refiero a la referencia de naves y sus clases de muchas mencionadas en los últimos capítulos de DS9. Esta no es ni mucho menos un detalle imprescindible, pero sí creo que hacía que el universo de Star Trek fuera algo más sólido o coherente o por lo menos completaba los datos aparecidos en las saga sin desvirtuar a la misma.

Ahora se acaba de anunciar que CBS y la editorial becker&mayer! sacará el próximo otoño la cuarta edición en dos volúmenes de tapa dura, lo que augura un elevado precio inicial (unos 99$). Siento una gran curiosidad si se incorporarán los datos de matrícula y clase nuevo en las naves o por el contrario se volverán a eludirse. Sí va a contener 300 páginas de nueva información que incluirán además de todas las series hasta Voyager y Enterprise, la remasterización de la clásica y TNG, así como las entradas correspondientes al abramsverso alternativo, muy posiblemente con datos de la película Star Trek Beyond.

De los autores de la obra Michael Okuda ha sido supervisor de arte escénico responsable de los paneles de control de las naves, escrituras alienígenas o la animación de los ordenadores, incluyendo TNG, DS9 y Voyager, así como seis de las películas de la saga, siendo co-autor junto a Rick Sternbach de ST TNG Technical manual en 1991, y más recientemente del libro A bordo del USS Enterprise. Su esposa Denise trabajó como artista escénica en TNG, DS9 y Enterprise, así como en ST Generations y ST Nemesis y como supervisora de vídeo en Voyager. Ambos han sido los responsables de la remasterización de la serie original hecha en el 2006 y posteriormente de TNG.


Ll. C. H.

martes, 18 de agosto de 2015

Hangares 2

Clase Galaxy
El gran volumen interno de estas naves les permitía aumentar considerablemente su número de vehículos alistados a bordo repartidos en cinco hangares [Evolution (TNG, 3.01)]. Los tres primeros correspondían a estancias de recuperación y lanzamiento, mientras que los otros dos se referían a bahías de mantenimiento [especulación]. El principal de los cuales ocupa las cubiertas 3 y 4 de la sección de plato. De forma ovalada estaba distribuido alrededor del núcleo central de la nave, su amplio espacio permite tener una zona de aparcamiento de lanzaderas, con 23 estacionamientos individuales situados en las paredes, así como otras áreas para mantenimiento y maniobra. Además cuenta con una bahía de mantenimiento situada en la cubierta 5 [ST TNG USS Enterprise-D Blueprints], estancia habilitada especialmente para rellenar los tanques de refrigerante primario de las lanzaderas [The first duty (TNG, 5.19)]. Las naves de la clase Nebula, diseños muy similares a la clase Galaxy, tienen el mismo espacio como hangar principal, lo que permite tener un gran espacio para albergar sus lanzaderas. Otras naves que mantienen el mismo esquema son las más pequeñas fragatas de la clase New Orleans, aunque con un espacio más reducido debido a las diferentes dimensiones.
Los hangares 2 & 3 están situados en la parte dorsal del casco de ingeniería, en la cubierta 13. Una estancia en la cubierta 14 proporciona instalaciones de trabajo para la reparación y mantenimiento de las lanzaderas [ST TNG USS Enterprise-D Blueprints]. El hangar 3 puede modificar su condición ambiental a clase H, K y L, pudiendo ser acondicionado así en situaciones de emergencia como evacuaciones planetarias [ST TNG: Technical manual]. A bordo de la Enterprise-D en estos dos hangares estaban estacionadas las lanzaderas para uso inmediato de la nave debido a que así no estorbaban en las operaciones de mantenimiento y maniobra de otras unidades dentro del hangar principal. (1)
El complemento estándar original de lanzaderas a bordo de la clase Galaxy incluyen 72 unidades: 12 transbordadores Tipo-15, 2 cápsulas de viaje, 15 lanzaderas Tipo-6 y 10 Tipo-7, otras 10 de carga Tipo-9A, junto a otras 5 lanzaderas de propósitos especiales, 10 workbees y 5 vainas de trabajo tipo M1 Sphinx [USS Enterprise Owner’s workshop manual] para operaciones extravehiculares o desplazamientos de corto alcance. Además según sea necesario pueden ser proporcionadas adicionalmente otras para fines especiales, que a partir del 2369 contaban con por lo menos 3 runabouts de la clase Danube [Emissary (DS9, 1.01/02)].

Clase Intrepid
Esta nave solo cuenta con un hangar, situado en la parte posterior de la sección de ingeniería en la cubierta 10 y consta de un área de estacionamiento en forma de L, donde suele estar preparada una o varias lanzaderas para uso inmediato. (2)   A continuación está la bahía de mantenimiento o hangar 2 donde se realizan tareas de reparación y que puede albergar a la vez varias lanzaderas más (3)  [Extreme risk (VOY, 5.03)]. Aunque debido al espacio más reducido de esta clase, en la cubierta superior hay un área de aparcamiento para vehículos más pequeños como transbordadores o los workbees que no se encuentran para uso inmediato [MSD].
Suelen asignarse un total de 4 lanzaderas de Tipo 8 y 9, o las más antiguas Tipo-6, así como 2 unidades de mantenimiento o transbordadores Tipo-15. (4) Durante su odisea en el cuadrante Delta la USS Voyager perdió 15 lanzaderas, recuperando otras 10 seriamente dañadas (5) que fueron reparadas o utilizadas para completar otras tantas unidades replicando las piezas que les faltaban [Ex astris scientia]. Aunque debido a la limitación de las misiones que podían realizar las lanzaderas estándar de la Flota, en el 2375 se diseñó y construyó el Delta Flyer [Extreme risk (VOY, 5.03)], un vehículo equivalente a las runabouts de la clase Danube y que contaban con tecnología borg.

Clase Sovereign
El estilizado diseño de estos cruceros permitió instalar dos grandes hangares, uno situado en la parte posterior del plato y un segundo en la popa de la sección de ingeniería. Una cubierta por debajo del hangar del plato se encuentra una amplia zona de mantenimiento y estacionamiento de lanzaderas, comunicadas por a través de varios ascensores internos [ST: First contact]. Durante la separación del plato y la sección de ingeniería este hangar secundario permanece en el casco de batalla y puede abrir las compuertas del techo para permitir a las lanzaderas el acceso al espacio exterior. Con el tiempo y a la vez que aumentaba el tamaño de estas, como los Tipos-11 o el Argo, se aprovechó la habitual altura de estas estancias para instalar a algunas de esas en la parte superior del hangar y así permitir el mantenimiento y la manipulación del resto en la zona de maniobra existente frente a la puerta principal [Ship of the line].
Esta disposición permitía aumentar el número de unidades embarcadas, maximizando el espacio disponible, así en el 2375 podían albergar 46 vehículos (6): 10 transbordadores Tipo-15, 20 lanzaderas de corto y medio alcance (del Tipo-6 al Tipo-8 dependiendo de las necesidades), así como 4 de largo alcance Tipo-11, 8 workbees y 4 vainas de trabajo tipo M1 Sphinx [especulación]. A partir del 2379 se incluyeron 2 tipo Argo, una de ellas equipada con un buggy todo terreno, más 4 de la clase McCall [Ship of the line]. Esta configuración podía cambiar dependiendo de la misión y de la nave, ya que cada capitán puede solicitar los vehículos auxiliares que pueda creer necesitar.


Notas de producción:
(1) Está claro que esto era para evitar el coste que supondría la construcción del hangar principal situado en el plato, cuyo portón apareció abierto por primera vez en Cause and effect (TNG, 5.18). Según el gráfico aparecido en Final mission (TNG, 4.09) la lanzadera Nenebek parte del hangar principal, pero la imagen que se muestra no es otra que la del hangar visto siempre hasta entonces.

(2) El tamaño de esta parte del hangar no queda muy claro teniendo en cuenta las imágenes que vemos en pantalla. Y es que se aprecia un tamaño similar de la entrada tanto para el Delta Flyer, las lanzaderas Tipo-10 y 18 de la almirante Janeway o la Baxial de Nelix. ¿Podríamos estar ante otro caso como del pájaro de presa menguante con el tamaño de las lanzaderas o la entrada del hangar?
(3) El espacio que tiene el hangar 2 también parece cambiar del que se ve en Extreme risk (VOY, 5.03) al aparecido en Drive (VOY, 7.03).
(4) En la revista ST Communicator (# 155) se indica que los vehículos embarcados son 2 lanzaderas y 4 transbordadores (de varios tipos), lo que me parece demasiado poco teniendo en cuenta lo visto en la serie. Por eso he decido cambiar el orden. Se ha de tener en cuenta que esta cifra puede variar dependiendo de la nave y la misión, es posible que la USS Voyager tuviera otra configuración de lanzaderas al partir hacia las Badlands en el 2371, ya que a lo largo de la serie no aparecen ni transbordadores, ni workbees, aunque sí en el MDS principal del puente.

(5) Este cálculo está basado en la tabla confeccionado en Ex astris scientia sobre las lanzaderas de la Voyager destruidas o presuntamente destruidas. He sumado a las primeras aquellas que creo que no pudieron recuperarse de los capítulos: Parturation, Nemesis, The Raven, Think Tank y Tsunkatse.

(6) En la revista ST Communicator (# 153) se menciona que la clase Sovereign tiene 20 lanzaderas: 8 workbees, 4 lanzaderas y 8 transbordadores de varios tipos. Por el tamaño de la nave me parece un número muy reducido. Las imágenes de los hangares son obra de John Eaves para los calendarios de Ships of the line 2011-14.

Ll. C. H.

Links: