martes, 13 de noviembre de 2018

Diseñando Deep Space 9 - 3 Interiores (1)


Centro de Operaciones
Al igual que con la estética exterior, la interior se iba a regir por “geometrías simétricas, preferibles círculos u óvalos en vez de cuadrados, con elementos en grupos de tres y colores oscuros, especialmente caquis y verdes oscuros”, utilizando como inspiración el diseño del maquillaje cardassiano. Además el equipo tenía que tener en cuenta, a la hora de diseñar las estancias, el aspecto exterior. “Tuvimos un trabajo enorme haciendo que los conjuntos coincidieran” explicaría Herman Zimmerman, al mismo tiempo que hacían “creíble estar dentro de una estación espacial alienígena, extraña, altamente técnica y no necesariamente entendible por nuestro personal de la Flota Estelar”.

El Centro de Operaciones, más conocido como Ops u Operaciones, definido por Julian Bashir en The forsaken (DS9, 1.17) como «El corazón y el alma de Deep Space 9», estaba situado en la parte superior de la estructura central de la estación.

Las ventanas ovaladas situadas en la parte superior se veían ocasionalmente en pantalla, pero su ubicación era extraña, ya que uno tenía que alagar el cuello para mirarlas directamente o colocar la cámara enfocando al techo. En un principio Zimmerman quería tener un campo de estrellas en movimiento, pero se dio cuenta que era innecesario. Así que habitualmente se utilizaban para colocar los focos de la iluminación y las cámaras panorámicas.

Como a bordo de las naves estelares, el despacho del responsable de la base, se encontraba junto a Operaciones. Pero la idea de situar el despacho de Sisko por encima del nivel de la sala respondía a un diseño militarista cardassiano, pues la estación había sido construida como una base militar, en el cual la figura de mando siempre estaría por encima de sus subordinados.

Carecía de silla del capitán, como en las naves estelares, aun así en el centro de la estancia se colocó una mesa de trabajo, como las mesas de visualización de sistemas maestros de las salas de ingeniería de la Flota Estelar. Aunque en el caso de DS9 se controlaba el tráfico cercano a la estación, como se pudo ver en Sanctuary (DS9, 2.10) o Sacrifice of angels (DS9, 6.06).

El acceso principal a Ops se realiza a través del turboascensor que no estaba completamente cerrado, al contrario que las puertas exteriores que los cerraban en el resto de la estación. La cabina no tenía puerta interiores, por lo que los pasajeros estaban expuestos, como en los ascensores antiguos, a las paredes de los ejes horizontales y verticales por donde se desplazaban. Como la cabina solo descendía desde ops al resto de la estación, el pozo de este quedaba abierto… En realidad la idea era que el hueco se sellaba cada vez que el turboascensor descendía, pero estas escenas se cortaban cuando la cabina ascendía o descendía.

Alrededor de la zona central se encontraban las estaciones de trabajo de ingeniería y otra científica. Las pantallas contaban con elaborados diseños de LCARS ideados por Michael Okuda, quien ya había diseñado las pantallas de TNG. Aunque esta vez el aspecto quedaba alejado del limpio y lineal de la Flota Estelar, ya que los controles cardassianos usaban formas ovaladas y triangulares.

Las consolas de trabajo también seguían un diseño extraño, que como el resto de elementos, se alejaban de las formas ergonómicas y limpias de la tecnología de la Federación. En este caso adaptando formas irregulares de los cardassianos,

El Centro de Operaciones se construyó en el Estudio número 4 de Paramount Pictures, donde también se encontraba la sala de oficiales, los camarotes y la bodega de carga con las secciones de los pasillos de la estación. Para el episodio Defiant (DS9, 3.09) se construyó el set de la sala de guerra cardassiana del Comando Central.


Laboratorio científico
Esta estancia se pudo ver en Emissary (DS9, 1.01/02), siendo una habitación pequeña y cuadra, con una consola central, donde también se encontraba el escáner de análisis, con dos sillas alrededor de este.


En el capítulo Playing god (DS9, 2.17) el laboratorio se amplió con otra estancia adjunta, como cámara de contención, aunque en este caso el equipamiento ya era original de la Flota Estelar.


Ll. C. H.


Links relacionados:

domingo, 4 de noviembre de 2018

Deep Space Nine 3a temporada (1)


Primera parte

Advertencia: este artículo contiene spoilers para quien no haya visto la serie de Deep Space Nine.


Tras la aparición del Dominion como gran enemigo, esta tercera temporada las piezas empiezan a moverse sobre el tablero que representa los cuadrantes Alpha y Beta. La nueva potencia estaba compuesta por tres razas, lo que permitía jugar con ellas, tanto en su interacción entre ellas, como con la galaxia conocida. Además, si una no funcionaba, existían las otras dos como conductor de las futuras historias. Por una parte se nos aclarará en The search (DS9, 3.01/02) que los Fundadores, mencionados en The jem’hadar (DS9, 2.26), son los cambiantes, la misma raza que Odo. Y se nos descubrirá la naturaleza de su brazo armado, el ya conocido jem’hadar en The abandoned (DS9, 3.06). Mientras que los vorta, los representantes y administrativos de esta potencia se dejarán para más adelante. Aun así el desarrollo de esta trama será lento, ya que los productores, se tomarán su tiempo, por lo que en estos capítulos se limitan a mostrarnos lo que pueden llegar a hacer: sembrar el caos para debilitar a sus enemigos. Y mientras tanto esto sucede la vida en la estación prosigue: proseguimos con el arco argumental de Bajor, continúan los viajes al universo espejo, y se hace alguno por el tiempo. Profundizamos un poco más en la sociedad ferengi, recuperamos a los romulanos en Visionary (DS9, 3.17) y en The die is cast (DS9, 3.21). Y harán una mención especial a los klingons en The house of Quark (DS9, 3.03). Lo que queda claro es que Ira Behr, el responsable creativo, al que ahora se le conocería como showrunner, no le gustaban los capítulos de aspecto técnico, por lo que centrará el desarrollo de las historias en la psicología de los personajes y sus motivaciones, normalmente universales, algunas muy shakespearianas.

En esta temporada también se incorporan diversos elementos nuevos, como la llegada a la estación de una nave estelar asignada a proteger el agujero de gusano: la USS Defiant. Hasta entonces la tripulación solo disponía de unas grandes lanzaderas o nave estelares en miniatura conocidas como runabouts, que tenían ciertas limitaciones en lo que se refiere a defenderse de enemigos más grandes. Con la nueva nave, diseñada para luchar contra el borg, ahora los protagonistas no solo podía moverse más libremente y más lejos, sino tenían más potencia de fuego. El equipo narrativo siempre ha negado que la aparición de la Defiant fuera por las críticas de “poca movilidad” de las serie, aunque vista la dinámica de la historia: con la aparición del poderoso adversario del cuadrante Gamma, mantener a las runabouts como única movilidad hubiera sido ridículo, sino suicida. Las otras incorporaciones son numerosos personajes recurrentes que estarán con nosotros casi hasta el final de la serie: así tenemos al comandante Eddington como refuerzo de la seguridad y al que siempre creí que deberían haberle potenciado con más apariciones. A la chica dabo Leeta, a Kasidy Yates, a la madre de Quark y Rom, Ishka, a Brunt un agente de la Autoridad de Comercio Ferengi, al bajorano Shakaar y a los recuerdos de un huésped de Dax, el peligroso Joran. Mención especial sería a la líder de los Fundadores que será la responsable de muchas desgracias.

«La Orden Obsidiana guarda todo lo que cae en su posesión. Nunca se sabe lo que puede ser útil. Tenemos bibliotecas de transcripción de datos, artefactos antiguos… Hasta cámaras criogénicas con sujetos biológicos. Con la Orden Obsidiana, nada es imposible».
Entek, Second skin (DS9, 3.05)

· The search I & II (DS9, 3.01/02)
Tras plantar la semilla de un poderoso enemigo al otro lado del agujero de gusano a lo largo de la segunda temporada, en este capítulo doble se desvela quien es el Dominion y que quieren. La historia es muy irregular: la primera parte se inicia con la interesante búsqueda de los Fundadores para llegar a un acuerdo con ellos. Mostrando ese toque idealista que tiene la Federación para solucionar los conflictos dialogando. Para terminar con una segunda parte divida en dos tramas: una descafeinada e irrelevante, en la que los personajes nos demostrar lo que todos sabemos: que resistirán hasta el final a este despiadado enemigo. Mientras que al mismo tiempo Odo descubre a los suyos, seres “líquidos” individuales que puedes fusionarse en una especie de vínculo donde son capaces de intercambiar pensamientos, llamada la Gran Unión. Y que ellos crearon el Dominion, por lo que él es el parte de los Fundadores. Le explican que durante siglos fueron perseguidos por otras razas que les temían por su capacidad de adoptar múltiples formas. Hasta que decidieron defenderse y crearon un ejército: los jem’hadar. Con los que impondrían su orden en la galaxia frente al caos de los sólidos. Pero Odo, que siempre ha creído en la justicia, que no deja de ser una manera orden sobre la anarquía, decide no quedarse con los suyos, a los que creen malvados y opresores. También se le informa que ningún cambiante había perjudicado nunca a otro, siendo una mezcla de advertencia y credo. Esta resolución de quien eran y que quería el Dominion, tras media segunda temporada anunciando lo que se avecinaba, me parece demasiado rápida. Mucho más interesante hubiera sido dosificar un poco más quienes estaban detrás de este poderoso, y hasta ese momento misteriosa potencia.

«¿Cómo justificas la muerte de tanta gente?»
«Los sólidos siempre han sido una amenaza para nosotros, esa es la única justificación que necesitamos»
«Pero estos sólidos nunca te han hecho daño. Viajan por la galaxia para expandir su conocimiento, al igual que lo hicisteis una vez»
«Los sólidos no son nada como nosotros»
«No, supongo no lo son… ni yo tampoco».
Odo y la líder de los Fundadores

· Second skin (DS9, 3.05)
Volvemos a tener una de esas retorcidas tramas de espionaje y política cardassiana y para mí esta es una de las mejores. Además nos revelada la existencia de la Orden Obsidiana como el organismo de seguridad de la Unión, de la que Garak había formado parte. Kira aparece ha Cardassia Primera, donde se la dice que en realidad es Iliana, una operativa encubierta transformada en bajorana. Ella se resiste mientras su padre, el legado Ghemor, intenta reconciliarla con sus recuerdos. Él es el personaje central, perdió a su hija años atrás y está dispuesto a todo para salvarla, incluso dejarla ir, mostrando los lazos fraternales entre padres e hijos indicados en Cardassians (DS9, 2.05), que no se diferencia mucho de los nuestros. Porque al final, todo era una estratagema contra este, el cual estaba intentando disminuir el poder de la Orden Obsidiana, y no contra nuestra mayor Kira. De quien sabrían que se resistiría aceptar que una vez fuera cardassiana, obligando a este a actuar. Pero también es el inicio para ella de un viaje que no imaginaba que emprendería nunca: empezará a comprender a los cardassianos, llegando a superar el odio que les tiene por lo que le hicieron a su pueblo. Mientras que Sisko extorsiona y amenaza para conseguir sus objetivos, eso me gusta de él. Obligando a Garak a acompañarles en el rescate de Kira: «Iré en esta misión de locos, pero quiero dejar una cosa perfectamente clara: no tengo ninguna intención de sacrificarme salvando vuestras vidas. Si corremos el riesgo de que nos capturen, se las arreglarán por su cuenta» sentencia el sastre cuando le chantajea Sisko. «Señor Garak, creo que es la primera vez que es completamente sincero con migo», le contesta Sisko. «Qué perspicaz es usted, comandante». Curiosamente es el propio cardassiano quien les avisa del verdadero paradero de la mayor después de su desaparición, en lo que sería el inicio de la alianza con la tripulación de DS9.

«La traición, como la belleza, está en el ojo de quien la contempla». Garak

· The abandoned (DS9, 3.06)
Desvelado lo que había detrás del Dominion, ahora toca empezar a explorar más de ceca al nuevo enemigo. Los primeros que vimos fueron su brazo armado: el jem’hadar. Estos son seres creados genéticamente, que tiene un crecimiento acelerado, naciendo ya adoctrinados y controlados, con tendencias violentas innatas, así como inteligencia y lealtades programadas a los Fundadores. Pero además les falta una encima sin la que morirán llamada “blanco” que asegura a los cambiantes su total sumisión. Y como estos parece que pueden fabricarse, su número es prácticamente infinito. Pero no solo nos explican su biología, sino que tiene un final amargo: Odo no logra cambiar la forma de razonar del guerrero que han encontrado, cuyo destino parece estar marcado por sus creadores, diciéndonos que no hay manera de cambiarles.

· Civil defense (DS9, 3.07)
¿Qué ocurriría si tu lugar de trabajo/hogar quiere matarte? Eso es básicamente lo que ocurre en este capítulo. Activado accidentalmente un programa de seguridad por si los trabajadores esclavos bajoranos se rebelaban durante la ocupación cardassiana, la tripulación se queda atrapada y separada en diferentes estancias. Eso lo hace un capítulo muy coral y situaciones muy entretenidas. Además la aparición de gul Dukat como salvador y chantajista al mismo tiempo no tiene precio.

· Defiant (DS9, 3.09)
En el capítulo Second chances (TNG, 6.24) conocemos que por un accidente del transportador se generaron dos Rikers, el segundo de los cuales se apoderará de la Defiant como miembro del Maquis. Interesante giro del personaje, que no deja de ser el Riker que todos conocemos, pero un poco diferente. Y sobre todo excelente interrelación entre las series, algo que personalmente agradezco mucho. Su intención es mostrar que los cardassianos están organizando una poderosa flota fuera del conocimiento del Comando Central, mostrándonos el complicado equilibrio de poder que existe en sus relaciones internas. Impagable gul Dukat en este capítulo en el que parece un aliado, aunque sea por conveniencia, más que el villano de turno. Y es esa dualidad, de pasar de ser un enemigo, a un amigo sin perder la sonrisa (y eso ocurre más de una vez), lo que resulta tan atractivo y hace grande a este personaje.

«¿Me está diciendo que hizo todo esto para atacar alguna base secreta que puede o no existir?». Kira Neris

· Past tense I & II (DS9, 3.11/12)
Toda serie de ciencia ficción que se precie ha de tener de vez en cuando algún viaje en el tiempo, y este es el primer intento en DS9. Además como estamos en Star Trek se aprovecha para introducir un problema social. En este caso la excusa era la denuncia de hacinar a los sin techo y desempleados en guetos y tratarlos sin respeto o arbitrariedad alguna, provocando que la gente llegue a hacer cualquier cosa por salir de allí. Pero el resultado queda descafeinado. Tendrían que haber incrementado la sensación de desesperación que reinaba dentro del Distrito Santuario, tal vez forzar la injusticia de quien es obligado a permanecer dentro, o mostrar mayor corrupción, no solo burocracia estéril. Pero estamos en una serie para todos los públicos y ciertas cosas no se pueden hacer. Además que la mejora de la situación fuera por haber evitado víctimas mortales en una revuelta queda demasiado políticamente correcto. La historia se salva porque siempre gusta cambiar de época y crear situaciones de choque cultural variopintas (incluido quien rubrica estas líneas). Y en este caso también por la inversión de la no intervención al que es obligado Sisko debido las circunstancias. En definitiva un capítulo doble entretenido.

· Life support (DS9, 3.13)
Cualquier aparición de kai Winn merece la pena recomendar y es que nos fascina lo malvada que es y por eso nos gusta verla. La premisa de este capítulo podría ser si la paz entre dos pueblos antagónicos vale una vida. Bareil se debate ente la vida y la muerte durante las últimas fases de las negociaciones de un tratado de paz con Cardassia. Al final Winn se llevará todo el mérito sin haber hecho casi nada, salvo presionar para poner en riesgo a Bareil, quien morirá en los brazos de Kira. Punto negativo es la historia de Nog y Jake por exagerada. En esta temporada el joven ferengi empieza a tener mucho protagonismo, y está claro que querían prepararnos sobre lo que se avecinaba con Heart of stone (DS9, 3.14).

· Heart of stone (DS9, 3.14)
Este capítulo tiene dos historias muy importantes para el futuro. Por una parte descubrimos el verdadero motivo por el que Odo no se quedó con su gente, ya que está enamorado de Kira. Aunque la interpretación de Nana Visitor atrapada en el cristal que no para de crecer, siempre me pareció muy forzada. Aun así lo aterrador es la capacidad de duplicidad de los cambiantes, capaces de engañar al condestable y suplantar a alguien que conoce tan bien. Por otro lado continuamos con la evolución de uno de esos personajes recurrentes que hacen a DS9 tan genial. El trio familiar de Quark-Rom-Nog siempre fue una de las bazas cómicas, aunque Quark no cambia mucho a lo largo de las temporadas, sí lo hace su hermano y sobre todo su sobrino Nog, al que vemos ampliar sus horizontes como personaje a medida que avanza su historia. Este harto de ver los abusos a los que somete a su padre su tío, y querer aspirar a más, posiblemente inspirado por su relación con Jake y con el resto de miembros de la multiétnica Federación, decide ingresar en la Academia de la Flota Estelar. La escena de la confesión ante Sisko de sus motivos es enternecedora:

«¡Porque no quiero terminar como mi padre! … Lleva toda la vida tratando de logar beneficios y, ¿qué ha conseguido? Nada. ¿Sabe por qué? Porque no tiene lóbulos. Y yo tampoco» explica. A lo que Sisko replica: «Y “Un ferengi sin beneficios…”» «“… no es un buen ferengi”» termina Nog. [Regla de Adquisición 18] «Mi padre es un ingeniero genial. Podría hacer sido ingeniero de una nave estelar si hubiera tenido la oportunidad, pero entró en los negocios como los buenos ferengis. El problema es que no es un buen ferengi, no a la hora de hacer beneficios. Basa su esperanza en la pequeña oportunidad de que algún día, de alguna manera, pueda comprarle el bar a mi tío. No quiero cometer el mismo error. Quiero hacer algo con mi vida, algo que merezca la pena. Tal vez no tenga instinto para los negocios, pero tengo la habilidad de mi padre y la tenacidad de mi tío. Sé que tengo algo que ofrecer y necesito poder demostrarlo».

· Destiny (DS9, 3.15)
La instalación de un repetidor de comunicaciones al otro lado del agujero de gusano hace que por fin Sisko, que siempre ha logrado pasar de puntillas sobre su papel de Emisario de los Profetas, se tome interés por la religión bajorana y sobre todo por su figura dentro de la religión bajorana. Y es curioso que esta faceta del personaje no se hubiera desarrollado antes, más allá de algunos comentarios o la relación que tiene este con Winn. Al mismo tiempo que Kira, como bajorana, admite que ve a Sisko como su representante religioso, lo que no le hace el trabajo diario fácil. Destacar el aspecto divertido de la relación de O’Brien con Gilora, una científica que ayuda al ingeniero, descubriéndonos los secretos de los cortejos amorosos entre cardassianos: mostrar irritabilidad como señal de querer mantener relaciones físicas.

«Cuando el río despierte, agitándose una vez más junto a Janir, tres víboras regresarán a su nido en el cielo. Cuando las víboras se asomen a las puertas del Templo una Espada de Estrellas aparecerá en los cielos, el Templo arderá y las puertas se abrirán» Tercera Profecía de Trakor.

· Prophet motive (DS9, 3.16)
Michael Piller había dicho durante la primera temporada, no sabemos en qué tono, que no quería volver a ver a los alienígenas del agujero de gusano a no ser que fuese para encontrarse con Quark. Tras una visita del Gran Nagus al Templo Celestial regresa convertido en un ser bondadoso y generoso. Contraste con la avaricia y los beneficios que son las motivaciones de la sociedad ferengi, un reflejo exagerado (a veces no tanto) de la sociedad consumista en la que estamos viviendo ahora. Y me parece divertido ver que pasarían si todas las famosas Reglas de Adquisición fueran cambiadas. Interesante es la interactuación de los Profetas, los que no tienen ningún problema en mostrarse ante el Zek o Quark, mientras que nunca lo hicieran con Winn Adami, demostrando lo corrompida que está la guía espiritual de los bajoranos. Claro que también podría haber sido por curiosidad ante dos pequeños seres de grandes orejas.

Las Reglas de Adquisición: Revisadas para el Ferengi Moderno:
1. Si quieren que les devuelvan su dinero, dáselo.
10. La codicia está muerta.
21. Nunca pongas las ganancias antes que la amistad.
22. El latinum deslumbra, pero la familia es para siempre.
23. El dinero nunca puede reemplazar la dignidad.
285. Una buena acción es su propia recompensa.

Continuará…

Ll. C. H.

Liks relacionados:

viernes, 26 de octubre de 2018

Diseñando Deep Space 9 - 2 Detalles


Con el diseño de la estación ya definitivo: una combinación de un átomo, el emblema de Mercedes-Benz y un giroscopio, empezó el trabajo de crear los detalles de su casco. Eso incluía no solo las ventanas y ventanales ovalados o las luces, sino las formas del casco exterior, con plafones y rejillas, muchos imitando las formas del maquillaje creado para los cardassianos. En la parte superior de la estructura central se ubicaría el centro de mando, que se denominaría Operaciones, encima del cual tenían las antenas de comunicaciones subespaciales. También aquí, sobresaliendo del casco se instaló una estructura triple, siguiendo el modelo ideado para sus constructores, para los generadores de escudos deflectores. El reactor se encontraba en esta parte de la estación, aunque en la parte inferior, dejándolo a la vista, diferenciándose del diseño de la Federación que se encuentran en el interior de las naves o bases estelares.

En el anillo que rodeaba el núcleo, llamado habitable al encontrarse los camarotes de los residentes y visitantes, también se ubicaron los hangares, que utilizaban una plataforma elevadora para acceder o despegar de los seis que había abordo. Aquí también estaban las tres estructuras en forma de velas que contenían el armamento defensivo. Mientras que el anillo exterior, además de los muelles o escotillas de atraque, albergaba los impulsores de maniobra, necesarios para mantener la órbita de la estación estable, o llevarla hasta el cinturón de Denorios. A lo largo del casco había numerosas placas triangulares que se identificaron como paneles de sensores. Desde esta estructura se desplegaban los largos pilones, que curvos, cual ganzúa, daban el extraño aspecto a la base, claramente alienígena. Para acentuar este origen se buscó un color oscuro para que se distinguiera de las instalaciones de la Flota Estelar. Cientos de detalles que posteriormente podían ser incorporados a los guiones y que debían de durar toda la serie.

Otro aspecto para dotar a esta base como un personaje más por derecho propio, fue crear una historia previa a la llegada de los nuevos protagonistas. Así se pensó que la estación orbital, además de servir como cuartel general cardassiano durante la ocupación, también había sido una planta procesadora de minerales. Se pensó que las zonas industriales podrían haber estado situadas en el anillo de atraque y los pilones, para que el mineral estuviera listo para ser embarcado. Mientras que en el capítulo Cardassians (DS9, 2.05) se mencionaría la denominación dada por sus originales ocupantes: Terok Nor, un nombre sombrío y algo amenazador.

La maqueta definitiva fue construida por Tony Meininger y medía 6 pies de diámetros, 1,82 metros. Y no sería hasta la última escena de What you leave behind (DS9, 7.25/26) el último episodio de la serie, que fuera reemplazada por un modelo CGI. En realidad es un momento conmovedor, ya que vemos a Jake Sisko y Kira Nerys apoyados en los ventanales de la promenade y la cámara se aleja hasta que Deep Space Nine se convierte en una estrella en medio del cinturón de Denorios, en un espectacular traveling que dura casi un minuto.

Al inicio de la cuarta temporada la estación iba a ser asediada por una formidable flota procedente del Imperio Klingon. Pero con el descubrimiento del Dominion en el cuadrante Gamma en The jem’hadar (DS9, 2.26) la estación se había convertido en el primer baluarte de defensa, no solo de la Federación, sino de todo el cuadrante Alpha. Por lo que era lógico suponer que la Flota Estelar había preparado aquel puesto avanzado para repelir un ataque. Así que se le pidió al ilustrador John Eaves, la última incorporación al equipo de producción, que se encargara de diseñar el nuevo armamento. Herman Zimmerman le entregó los esquemas detallados y este empezó a buscar donde poder incluir aquellas defensas.

Para evitar tener que alterar el aspecto y lograr un efecto de sorpresa buscó puntos en la superficie donde se pudieran instalar partes móviles, para una vez destapados pudieran surgir del interior.

Así que para The way of the warrior (DS9, 4.01/02) lograron incluir 89 emisores phaser en montajes rotatorios, estacionarios y deslizantes. Así como 48 lanzadores de torpedos con 5.000 proyectiles. Todo un arsenal, teniendo en cuenta que en Emissary (DS9, 01.01/02) la estación solo contaba con 6 torpedos de fotones. O como se tradujo en el primer doblaje en castellano de la serie para Antena 3, torpedos de cuatro toneladas.


El agujero de gusano
Uno de los efectos visuales más hermosos, no solo de DS9, sino de todo Star Trek, es la apertura del agujero de gusano, el Templo Celestial de los Profetas bajoranos. El trabajo conceptual recayó en Ricardo Delgado, mientras la parte digital la realizó la empresa Rhythm & Hues. Los cuales le dieron una forma orgánica, como una flor abriéndose en un remolino o una cascada azulada entre las estrellas.


«Recuerdo la primera vez que vi la puerta del Templo Celestial; estaba en la promenade. Cuando estalló a la vista, ese torbellino de color y luz, la gente que me rodeaba estaba asombrada. Dijeron que podían sentir el amor de los profetas elevándose sobre ellos»
Kai Winn Adami, Strange bedfellows (DS9, 7.19)



Ll. C. H.

Links relacionados:
Deep Space Nine – 1ª temporada
Deep Space Nine – 2ª temporada