jueves, 31 de julio de 2014

Mi recomendación TNG, 2a parte


3ª & 4ª temporadas


Continuamos con el repaso a la tercera y cuarta temporadas de The Next Generation, donde se despega y madura definitivamente como serie dramática. Y la mejor muestra es la gran cantidad de capítulos que son ciertamente recomendables. Los personajes ya se han consolidado en sus roles tras los cambios de la primera a la segunda temporada. Y el nivel de las historias madura (en paralelo a sus personajes) y se va consolidando, poco a poco, el universo de Star Trek en su nueva etapa en televisión. En ese aspecto es interesante anotar que Gene Roddenberry, creador y visionario de este universo, deja la producción ejecutiva, pasando el testigo a Rick Berman, que ostentaría el timón de la franquicia, sin cambiar la visión “noventera” de guiar la serie hasta las últimas temporadas de Star Trek: Enterprise y el traspaso definitivo de la franquicia a J.J. Abrams en los largometrajes con su rebut del 2009. Es curioso que ya notemos la falta de visión de Roddenberry para desarrollar historias complejas más allá del metraje de un capítulo o las limitaciones del universo que él mismo creó en los años 60. Curiosamente en aquel momento rompedor, pero que con los años quedó estancado.

Empieza aquí la andadura que se alargará hasta la sexta temporada de capítulos con un altísimo nivel de guiones e interpretación, que convierten esta serie, una de las mejores de ciencia-ficción de la televisión del siglo XXIV y que convertirá (a pesar de lo que puedan pensar los acérrimos fans de la clásica) Star Trek en el fenómeno de masas que es hoy (o por lo menos hace unos años). En estos dos años nos presentan la primera línea argumental de la serie con las tribulaciones de los klingons de la mano de Worf. Se consolidaría el Colectivo Borg como gran y devastador villano y veremos algunos de los mejores capítulos de la serie (por lo menos en mi opinión: Yesterday’s Enterprise, The drumhead, The defector, The wounded, Who watches the watchers, o The best of both worlds). También se inicia la costumbre al final de la tercera temporada y el principio de la cuarta temporada de hacer un capítulo cliffhanger con una historia doble, dejando a los fans esperando desesperadamente el desenlace.


· The survivors (TNG, 3.03) Uno de mis capítulos fetiches: la USS Enterprise-D se encuentra en un planeta completamente arrasado una pareja de ancianos que parecen haber sobrevivido incólumes.
 
· Who watches the watchers (TNG, 3.04) La Federación tiene la norma de no intervenir en culturas menos avanzadas, ¿Pero y cuándo es necesario revelar la verdad para evitar consecuencias aún peores? De eso trata este excelente capítulo.

· Booby trap (TNG, 3.06) donde la Enterprise-D queda atrapada de una antigua trampa espacial y Geordi por fin liga, pero ha de ser creando una novia holográfica basada en la ingeniera Leah Brahms.

· The enemy (TNG, 3.07) La supervivencia de dos enemigos antagonistas en un lugar inhóspito: un oficial romulano y Geordi, donde la cooperación es imprescindible si quieren sobrevivir.

· The defector (TNG, 3.10) La intención de evitar una nueva guerra entre la Federación y Romulus hace que el almirante Jarok deserte, ¿pero sus intenciones son genuinas o es una trampa de los romulanos? Gran capítulo sobre decisiones y responsabilidades, que explora un poco más a esa raza desaprovechada (por lo menos para mí) que son los romulanos.

· Deja Q (TNG, 3.13) Q es expulsado del Continnum y decide convertirse en un humano. En este capítulo es cuando definitivamente Q deja de ser un villano para convertirse en un compañero (no siempre bien recibido) más de la Enterprise.

· Yesterday’s Enterprise (TNG, 3.15) Posiblemente el mejor capítulo de la serie, donde la Enterprise-D se encontrará con su antecesora Enterprise-C, creando una realidad alternativa… ciertamente más oscura.

· Sins of the father (TNG, 3.17) Inicio del arco argumental de política klingon que se alargará hasta los últimos capítulos de DS9. Ha Roddenberry no le atraía la idea ya que no consideraba que fuera una serie sobre los klingons, aun así aceptó cuando le convencieron de que la historia no era de Worf, sino de Picard. Este es un ejemplo de lo poco que se dejó evolucionar la serie.

· Tin man (TNG, 3.20) La Enterprise-D se dirige al encuentro de una nave orgánica, con un betazoide de extraordinarias habilidades a bordo, mientras que los romulanos les pisan los talones. Uno de esos capítulos de historias de ciencia-ficción con mayúsculas.

· Hollow pursuits (TNG, 3.21) La holocubierta es una gigantesca y sofisticada video consola que puede recrear todo lo que uno programe: ¿y si hicieras aparecer a tus compañeros de trabajo, conocidos o desconocidos y hacer lo que quieras con ellos? ¿No podría crear adicción un “juguete” semejante. Presentación además de Reginald Barclay interpretado por Dwight Schultz, Murdock del Equipo-A.

· Sarek (TNG, 3.23) El padre de Spock llega a la Enteprise-D para la última misión diplomática, pero su salud puede impedir que la cumpla con éxito. Una de las pocas referencias directas de la clásica en TNG (toda una lástima no interrelacionarlas más, pero esa era la idea de Rick Berman y es toda una lástima al no desarrollar más historia o simplemente referencias de una a otra serie, costó lo suyo y no fue hasta que Berman dejó la dirección de Star Trek: Enterprise y la dejó en manos de Manny Coto).

· The best of both worlds (TNG, 3.26/4.01) El colectivo borg lanza un ataque para asimilar a la Tierra (y de paso ya que están ¿por qué no la Federación?) y quien que la lidere el mismísimo Jean-Luc Picard… probablemente el mejor capítulo de final de temporada de Star Trek. A mí me dejó el Canal 33 con el alma encogida cuando no emitió el siguiente capítulo y tuve que esperar y esperar…

· Family (TNG, 4.02) Este capítulo representa la trilogía del primer ataque borg a la Tierra y será la primera vez que nos muestren de manera tan directa las consecuencias (se lo merecía) de lo que ocurre en una historia anterior.

· Brothers (TNG, 4.03) Aparición del creador de Data: el doctor Noonian Soong para darle a su creación la pieza final para hacer de su androide un ser perfecto: sentimientos. Pero también aparece el malvado Lore… Y de paso Brent Spiner hace tres personajes.

· Reunion (TNG, 4.07) Continuamos con la trama Klingon donde Picard es seleccionado como Árbitro de Sucesión, con retomando a K’mpec y Duras (la némesis de Worf entre los suyos), presentándonos además a Gowron… el otro gran klingon de la serie. También regresa K’Ehleyr, la ex de Worf que vimos en The emissary (TNG, 2.20), y que regresa con una sorpresa: el hijo de Worf: Alexander.

· Future imperfect (TNG, 4.08) Tras una misión en un planeta Riker se despierta varios años en el futuro, como capitán de la Enterprise-D y padre de un hijo.

· Final mission (TNG, 4.09) La última misión de Wesley antes de ir a la Academia, que junto a Picard están perdidos en un planeta desértico. Lo interesante es la última historia como regular de Wes, un personaje que maduró desde el superdotado insoportable de la primera temporada a un joven normal. Por lo menos es entrañable para mí.

· Data’s day (TNG, 4.11) Además de que en el capítulo suceden cosas muy interesantes: la boda entre Miles O’Brien y Keiko y se descubre que una embajadora vulcana era en realidad una espía romulana, lo interesante es que todo esto está narrado desde el punto de vista de Data.

· The wounded (TNG, 4.12) Presentación de los cardassianos, pero también una historia seria y dramática sobre las consecuencias de los horrores de la guerra. Uno de mis capítulos preferidos.

· Galaxy’s child (TNG, 4.18) La Enterprise-D se encuentra con la criatura especial y la doctora Leah Brahms visita la nave, para encontrarse recreada por Geordi en la holocubierta… como su “novia” ¿Existe momento más embarazoso?

· The Nth degree (TNG, 4.19) Una sonda alienígena le otorga a Barclay una enorme inteligencia.

· The drumhead (TNG, 4.21) Un capítulo estremecedor de lo real que es la situación que plantean. Por capítulos como este TNG será una gran serie dramática por sí misma.

Creemos que hemos llegado tan lejos. Tortura de herejes, la quema de brujas, todo es historia antigua. Y luego, antes de que uno pueda abrir y cerrar los ojos, de pronto amenaza con empezar todo de nuevo”. Comenta Picard en la penumbra de la sala de observación.
Yo la creí. Y la ayudé. Sin ver lo que era” replica Worf.
Señor Worf, villanos que se retuercen el bigote son fáciles de detectar. Los que visten con buenas acciones están bien camuflados”.
Creo que, después de lo de ayer, la gente no estará tan dispuesta a confiar en ella”.
Quizás. Pero ella o alguien como ella siempre estará con nosotros, esperando al clima adecuado en el que fortalecerse… Sembrando el terror en nombre de la justicia. Vigilancia, señor Worf. Ese es el precio que tenemos que pagar continuamente”.


· The mind’s eye (TNG, 4.24) Seguimos con la trama klingon, esta vez preparándonos para el final de la temporada: una guerra civil en el Imperio, mostrándonos que los romulanos están detrás de la tensión que viven estos. Además de una buena historia de Geordi, que es secuestrado y le lavan el cerebro para convertirle en un asesino.

· Redemption I (TNG, 4.26) La guerra civil klingon se está fraguando con rapidez, ¿Picard podrá hacer algo para impedirlo como Árbitro de Sucesión?


Estas temporadas están repletas de grandes historias, las anotaciones anteriores representan los mejores capítulos (en mi opinión y por tanto es una elección sesgada) de estas dos temporadas, y merecen una mención especial: Evolution (TNG, 3.01) Una historia correcta, digna para el personaje de Wesley. The ensigns of command (TNG, 3.02) Data se enfrenta a una evacuación difícil de una colonia. The hunter (TNG, 3.11), la historia de aquellos a los que se les ha mejorado para ganar una guerra y luego molestan. Suddenly human (TNG, 4.04), el encuentro con un hijo de un oficial de la Flota muerto y criado por una raza alienígena. Devil’s due (TNG, 4.13) ¿qué pasaría si viniera el diablo a reclamar lo que se le prometió? Clues (TNG, 4.14) tras desvanecerse tras pasar por un agujero de gusano empieza a haber cosas que no encajan a bordo de la nave, el misterio está servido y Data parece conocer más de lo que parece. Qpid (TNG, 4.20) una divertida historia de Q, a la que se le podía haber sacado más partido. Half a life (TNG, 4.23) en una civilización quien llega a la jubilación ha de suicidarse, ¿qué pasaría si faltara poco para completar el trabajo de todo tu vida? Siempre me pareció que sobraba el personaje de Lwaxana Troi, que esta vez no es la alocada embajadora de la que todos huyen.

¿Alguna ausencia o sugerencia?

Ll. C. H.

domingo, 27 de julio de 2014

USS Pegasus



La nave que no pudimos ver

En el capítulo The Pegasus (TNG, 7.12) podemos ver la USS Pegasus NCC-53847, que en el 2358 justo antes de su destrucción sufrió el primer motín de la Flota Estelar. Al parecer a bordo de la nave científica se estaba investigando con un sofisticado sistema de ocultación de fase, capaz de hacer que esta pudiera atravesar objetos sólidos. La tripulación, conocedora de la ilegalidad de dichas pruebas al infringir el Tratado de Algeron, tomó el control de la Pegasus, haciendo que el capitán Erik Pressman y ocho miembros de la dotación huyeran con las cápsulas de escape. Instantes después fueron testigos de una explosión, posiblemente producida por un colapso del núcleo de curvatura. En realidad la nave fue materializándose gradualmente, parte de ella dentro de la roca sólida del interior del asteroide 601, en el sistema Devolin.


En pantalla vemos que la Pegasus es de la clase Oberth, pero Rick Sternbach había diseñado otra nave originalmente para el capítulo. Esta era una re-utilización, pero alterada, de la clase Ambassador. Siguiendo la costumbre de modificar su aspecto, el boceto mostraba la sección del plato unida a la de ingeniería sin el cuello de unión, con las barquillas descendiendo a los lados de la nave, y no suspendidas por pilones a la altura del plato, como en la maqueta original. Esta era básicamente la misma configuración ya vista en la USS Phoenix de la clase Nebula en The wounded (TNG, 4.12) o en las variantes de la clase Excelsior como el tipo Curry creadas poco después para A time to stand (DS9, 6.01). Desgraciadamente este diseño no pudo realizarse por motivos presupuestarios o el reducido tiempo para rodar el capítulo, usando de nuevo la maqueta de la USS Grisson creada para ST III: The search for Spock.

Además del aspecto exterior, cuando se construyó el decorado de la sala de ingeniería, los gráficos LCARS mostraban una configuración del sistema de propulsión con cuatro barquillas de curvatura. Por tanto es posible que durante la pre-producción la Pegasus hubiera evolucionado para tener este aspecto exterior, posiblemente una nave de la clase Cheyenne u otra desconocida.


Tipo Pegasus
Durante las primeras décadas del siglo XXIV la Federación experimentó una rápida expansión, que repercutió en un gran incremento de las naves de la Flota Estelar. Por tanto esta requería más unidades con un perfil operativo de múltiples propósitos y se necesitaban con rapidez. De esa manera se recurrió a las tecnologías ya existentes para adaptarlas a nuevos tipos de naves que proporcionaran flexibilidad y de paso se rentabilizaba el esfuerzo invertido en su desarrollo. Los cruceros de la clase Ambassador estaban empezando a salir de los astilleros y se vio una gran oportunidad para crear una nueva plataforma polivalente, pero con una configuración diferente para propósitos específicos.


Las nuevas naves se diferenciaban de sus hermanas mayores sobre todo en su configuración interna. Al eliminar el cuello de unión entre el plato y la sección de ingeniería y modificar los conductos de energía para que pasaran por el plato hasta llegar a las barquillas de curvatura, que colgaban de este, se liberó gran cantidad de espacio en el casco de ingeniería. Esta zona sería utilizada para obtener un hangar más grande y por tanto el incremento del número de lanzaderas o adaptarla para una mayor capacidad de almacenaje para necesidades logísticas o instalar otros equipamientos científicos que requirieran más espacio. (1) Su perfil operativo por tanto se centraba en propósitos logísticos, colonización planetaria o misiones específicas científicas que requirieran un gran volumen interno. Por ejemplo algunas naves se centraron en investigación u observación zoológica, donde se necesitaba espacio para albergar las especies a estudiar. Mientras que otras se especializaron como naves médicas. (2)

Como las naves del tipo Pegasus tenían las prestaciones parecidas a la clase Ambassador, podían ejercer parte de sus funciones, incluyendo su capacidad táctica, por lo que eran excelentes plataformas polivalentes. Aun así para aumentar su capacidad operativa se diseñó un módulo para ser instalado en la parte superior del plato. Este concepto volvería a usarse en la clase Nebula, y como en esta el módulo podía adaptar su equipamiento en sensores y otros instrumentos dependiendo de cada misión, toando por tanto a estas naves en una gran flexibilidad operativa, siendo denominadas claseApollo. (3) Modificaron para ello la parte trasera del plato, así como la popa de la sección de ingeniería, para instalar la torre donde estaba suspendido el módulo de sensores. De esa manera se podían desplegar en zonas de conflicto, realizar patrullas de largo alcance y misiones de exploración, además de colonización y logística por su mayor volumen internos. Otra variante construida a partir de estas naves sería la clase Saipan, una nave de transporte y soporte de planetario para operaciones de asalto planetario. (4)


Constructor: Antares Fleet Yards, Antares IV
Tipo: Fragata pesada
Desplazamiento: 2,912.000 toneladas métricas
Dimensiones:
            Longitud: 427,5 metros
            Anchura: 328,5 metros
            Altura: 99 metros
Complemento: 708 (oficiales & tripulantes)
Planta de energía: un reactor de curvatura M/AM con 2 barquillas LF-11
Velocidad:
            Crucero: factor de curvatura 6.8
            Máxima: factor de curvatura 9.5 durante 12 horas
Armamento: 11 trincheras phaser tipo IX; 2 tubos lanzatorpedos



Notas de producción:
(1) Esta idea de la distribución interna diferente explicaría porque del cambio de configuración para estas naves de una manera factible. Ya que si por tener un aspecto (y características técnicas) similares a la clase Ambassador, estas iban a tener el mismo perfil operativo ¿por qué no construir sencillamente más cruceros de esta clase y no perder tiempo y recursos en rediseñar otra nave basada en la primera? Por otro lado Rick Sternbach esbozó un Master Systems Display (Pantalla principal de sistema) para la Pegasus, donde el espacio de la sección de ingeniería parece ocupado por equipamiento pesado, como depósitos de deuterio.

(2) Mientras escribía este artículo recordé la USS Fleming NCC-20316, de la clase Wambundu, mencionada en Force of nature (TNG, 7.09) como transporte médico, por lo que se me ocurrió que estas naves podían perfectamente ser de la misma clase. Al igual que en The arsenal of Freedom (TNG, 1.21) es la USS Drake con el número de registro NCC-20381. En el ST:TNG Technical manual, el prototipo de la Ambassador tiene el número de registros NX-10521, por lo que coincidirían cronológicamente. Mientras buscaba más imágenes para este artículo encontré la maqueta de una nave médica que usaba esta configuración hecha por un aficionado.

(3) El diseño aparecido en la página Advanced Starship Dedign Bureau, para la clase Apollo guarda las mismas características que el boceto de Rick Sternbach. Aunque en este no aparece, por otro lado, el módulo de la clase Apollo del ASDB. Y la verdad es que me parece que unificar información de producción (que podría clasificarse como oficiosa o incluso canon, a mí siempre me gusta usarla y la considero, si no incurre en contradicciones con lo dicho en pantalla, como datos oficiales) y las creaciones de los fans, en muchos casos tan profesiones como las primeras, es una buena forma de interrelacionar partes de este universo tan rico e interesante que es Star Trek. De esa manera: ¿podríamos considerar la USS Pegasus como una nave de esa clase Apollo? Bien podría ser.

(4) Esta descripción corresponde a la clase Saipan aparece en la página Kitbashedstarships, con un diseño basado los barcos de asalto anfibio actuales. Un concepto interesante que tiene un aspecto parecido al boceto de Rick Sternbach. Con estas variantes, podríamos decir que al igual que sucedió con la clase Constitution, Excelsior y posteriormente Galaxy, existen también una serie de naves derivadas de la Ambassador.

Ll. C. H.