lunes, 19 de enero de 2015

Cubiertas de la clase Nebula



El diseño de la clase Nebula es un kid-bash, es decir: un modelo formado por partes de la maqueta de otra nave. En este caso de la Enterprise-D, aunque uniendo directamente la sección de ingeniería con el plato y colocando las barquillas de curvatura bajo este. Se vería claramente por primera vez en The wounded (TNG, 4.12), (1) como la USS Phoenix, capaz de enfrentarse a los cruceros cardassianos de guerra sin problema. Por tanto usar el diseño de la Galaxy para crear una nave estelar potente es posible que no fuera algo escogido al azar. Esta configuración nos hace deducir que su distribución interna sea muy similar a la nave que le ha dado origen. El único gráfico oficial de la distribución interna lo vimos en Second sight (DS9, 2.09), como directorio del turboascensor a bordo del USS Prometheus. Posiblemente original de Andrew Probert o John Eaves.
Una de sus características más destacables de la clase Nebula es su Módulo de Equipo Customizable (equipment module customizable EMC). Está situado encima del plato, como la torre de armamento de las omnipresentes Mirandas. En su interior se encuentran lanzadores de torpedos como se mostró en Redemption II (TNG, 5.01) y muy posiblemente un gran abanico de sensores y otros sistemas. En esta segunda aparición se le cambió el módulo superior ovalado que vimos en The wounded (TNG, 4.12), por otro triangular. A su vez sostenido por una nueva estructura mucho más robusta, pudiendo por tanto incrementar, de nuevo, su espacio interna para hangares (la maqueta muestra lo que podía ser una gran compuerta de entrada) o bodegas de carga.
La diferencia entre los dos módulos nos ofrece dos posibles alternativas. Puede que sean modelos diferentes que están operativos al mismo tiempo dependiendo en que nave hay uno u otro. O que uno sea el diseño original, el que vimos en The wounded (TNG, 4.12) y el segundo la actualización que aparece en Redemption II (TNG, 5.01). Como me gusta utilizar la información de producción en los textos y sabiendo que el aspecto del módulo de la USS Phoenix fue rediseñado, considero que esta segunda posibilidad es la más plausible. Así en Emissary (DS9, 1.02/03) aparece la USS Bellerophon durante la batalla de Lobo 359 con el segundo tipo de módulo visto en pantalla. Y aunque la producción del capítulo es posterior a la primera vez que vimos esta nave claramente en pantalla vez en The wounded (TNG, 4.12), pero los sucesos narrados son anteriores dentro de la línea temporal, podríamos decir que el módulo visto a bordo de la USS Phoenix era el original y que durante la mitad de la década del 2360 estaba siendo sustituido por el otro más robusto. Por tanto la Bellerophon sí había sido modificada en el 2366, mientras que la Phoenix sería modificada tras el incidente del capitán Maxwell en el 2367.
Esta característica haría a priori que estas naves tengan más sensores, armamento, carga y lanzaderas/cazas que la clase Galaxy. Es posible que hasta la aparición de sus hermanas Galaxy, las Nebula fueran la punta de lanza de la Flota Estelar en la exploración y defensa de la Federación. En todo caso la Nebula es una de mis naves favoritas.
Otros dos MSD creados por Alexander Richardson nos muestran configuraciones parecidas a la clase Galaxy, con su gran cantidad de detalles.

En ese sentido algunos MSD incluyen un hangar en el módulo, con la capacidad de albergar cazas en su interior. En este caso de la clase Valkyrie, originarios del juego de ordenador ST: Invasion.
 
Notas de producción:
(1) La primera vez que vimos su maqueta fue en la escena tras la batalla de Lobo 359 en The best of both worlds II (TNG, 4.01) pero como se aprecia poco, marcamos The wounded (TNG, 4.12) como su primera aparición al poder verse claramente.

De las imágenes de este artículo, la primera corresponde a la distribución interna lo vimos en Second sight (DS9, 2.09), mientras que la segunda apareció en la revista Star Trek Communicator 154. El resto son trabajos de aficionados.


Ll. C. H.

lunes, 12 de enero de 2015

Pasillos de naves estelares



Los pasillos no son solo lugares que comunican diferentes estancias, en ellos se pueden tener conversaciones transcendentes, así como banales o encuentros insospechados que pueden cambiar el curso de los acontecimientos. Son escenarios de persecuciones y peleas, e incluso pueden alargar el momento de estar con la persona amada o simplemente para perderse. Pero además forman parte de los sistemas internos que logran mantener en funcionamiento la nave estelar día a día y pueden ser los responsables de la supervivencia de su tripulación en caso de emergencia.

Clase NX, 2151
Tubulares, angostos y funcionales, los pasillos de las primeras naves estelares eran bajos y estrechos, y de paredes metálicas. Se diseñaron con corredores radiales y otros concéntricos a modo de telaraña dentro de cada cubierta que formaban parte del sistema de integridad estructural de la nave. Este diseño no era al azar, ya que las paredes estaban formadas por mamparos longitudinales que a modo de ondas podían absorber un pequeño porcentaje de los daños de los impactos del casco, lo que permitía a estas naves soportar un castigo mucho mayor [especulación del autor]. Este diseño se mantendría inalterado, con actualizaciones y modernizaciones, a lo largo de las siguientes generaciones de naves estelares hasta el siglo XXIV.

Clase Constitution, 2264
En el siglo XXIII las naves eran más grandes y sus pasillos se hicieron espaciosos, contrastando con el hacinamiento del que solían quejarse sus tripulantes. Es posible que se quisiera evitar la sensación de opresión haciendo estas estancias más amplias, sobre todo en el momento en que las misiones de exploración se alargaban durante años. Aunque eso se produjo a costa de hacer las otras salas más pequeñas. Esto propició que el corredor se convirtiera en un lugar de encuentro y salían estar muy concurridos. (1) Eran más luminosos y estaban pintados de colores vistosos, como rojo en el techo, y para reconocer rápidamente la sección donde se encontraba había franjas moradas, azules, rojas o grises en el suelo, mientras que las puertas cambiaban de color dependiendo del tipo de habitación a al que daban: azules, rojas, amarillas o verde claro. (2) Su diseño mantenía la forma de telaraña para absorber el daño en el casco, pero su entramado de mamparos longitudinales fue sustituido por vigas superiores que hacían la misma función. Mientras que contaban con intercomunicadores para el uso de la tripulación y tenían acceso a algunos sistemas y equipos.

Actualización, 2273
En la actualización general de la Flota Estelar realizada en la década del 2270 se decidió recudir el espacio de los pasillos, integrando al mismo tiempo numerosos dispositivos en las paredes de los mismos. Esto los hizo más angostos, permitiendo, a su vez, aumentar las dimensiones de otras estancias de la nave: cabinas, laboratorios, salas comunes o de trabajo. Pero la importancia de esta reforma es que los convertía en auténticos sistemas auxiliares, integrándolos completamente como parte de la distribución interna de a bordo. Se convirtieron por tanto en las zonas por donde se encontraban los conductos de energía o la red de datos que se distribuían por toda la nave. De esa manera se permitía un acceso más fácil a todos los segmentos del sistema rápidamente. Además contaban con equipos de supervivencia de emergencia, incluyendo comida y trajes presurizados [ST Mr. Scotty’s guide to the Enterprise].

Siglo XXIV
Esta configuración permanecería igual en las siguientes clases de las naves estelares a lo largo del siglo XXIV. Aunque para mejorar su resistencia y funcionalidad los pasillos radiales se construyeron con una estructura cuadrada, y los concéntricos de unión eran octogonales. (3) Como la clase Galaxy estaba diseñada para tener familias también tenía algunos amplios distribuidores con sillas y mesas para descansar o esperar a alguien, así como tramos de entrada a los camarotes residenciales. Continuaban teniendo compartimientos con paquetes de emergencia, incluyendo células de energía, sistemas contra incendios, suministros médicos o trajes EVA. En una sección estándar concéntrica se podía encontrar prendas de presión de emergencia para contrarrestar perdidas de atmósfera o packs de emergencia médica tipo 14 para 6 personas para 3 días, entre otros.

A medida que fue avanzando la tecnología se instalaron paneles táctiles LCARS a lo largo de uno de los lados de los pasillos radiales. Estos paneles estaban vinculados a la red de datos formada por 380 subprocesadores ópticos quadrotronicos distribuidos por toda la nave, muchos de ellos situados en los principales cruces de los corredores, para un fácil acceso. Esta red mejora la respuesta general del sistema informático y proporciona redundancia en caso de emergencia [ST TNG Technical manual]. A nivel funcional permitían a la tripulación solicitar información y guía de la dirección a seguir a pasajeros y tripulantes [Encounter at Farpoint (TNG, 1.01/02)].
Se añadió en cada segmento un emisor de campo de fuerza, que incrementaba la resistencia de la integridad estructural, al sumarse a la flexibilidad y dureza del diseño de telaraña y de sus mamparos longitudinales de los pasillos. También podían usarse para aislar la zona que tuviera una grieta en el casco [ST Nemesis] o cerrar secciones para aislarlas del resto de la nave. Contaban con sensores internos más sofisticados y sensibles y soporte vital [The naked now (TNG, 1.03)], pudiéndose cambiar sus condiciones ambientales al igual que las diferentes estancias [especulación del autor].

A bordo de naves orientadas a la defensa de la Federación, como los cruceros clase Sovereign, se reforzaron de manera expresa los corredores. En forma de U invertida [ST: First contact], a modo de contrafuertes para distribuir por las vigas que formaban las cubiertas la fuerza del impacto y minimizar sus efectos directos. Su diseño fue puesto al límite en el 2379 durante la batalla de la depresión Bassen, cuando el capitán Picard ordenó envestir al Enterprise-E al Scimitar, la nave del pretor Shinzon. La brutal fuerza del choque pulverizó la proa del plato, pero la integridad estructural soportó el daño y fuera de las secciones dañadas el resto del casco permaneció operativo para la tripulación [ST Nemesis]. Las naves tácticas de espacio profundo de la clase Prometheus tienen la misma estructura en sus pasillos, incrementando así la fuerza estructural de esta nave. (4)


Notas de producción:
(1) O por lo menos eso recuerda Jadxia Dax en su viaje a la Enterprise de Kirk en Trials and tribble-ations (DS9, 5.06).

(2) Básicamente este es una descripción de cómo eran los decorados de los pasillos en la clásica. El motivo del tamaño es una especulación, pero sí es curiosa la diferencia con el resto de las estancias más angostas de los camarotes o el mismo puente.

(3) Eso es debido a que los decorados para The Next Generation eran los mismos que los de la película ST: The motion pictures, a su vezmodificados de los que se habían construido para la finalmente cancela serie Fase II. Para la Enterprise-D se hicieron más ampliaos, con espacio para mover los brazos, se pintaron de colores más suaves y se puso alfombras en el suelo. Incluyo el plano del estudio de grabación número 9 donde estaban montados estos decorados.

(4) Esto es mera especulación, sobre todo porque en el capítulo Message in a bottle (VOY, 4.14) no aparecen los pasillos de la nave, solo la enfermería, el puente y una sala utilizada para interrogar al doctor holográfica. Estas salas tienen columnas de soporte, que le dan un aspecto robusto y resistente, por lo que no es descabellado pensar que los pasillos también estarían reforzados.

Ll. C. H.

martes, 6 de enero de 2015

Corbeta corelliana CR90



También conocida como nave antibloqueo, la corbeta corelliana CR90 fue diseñada para múltiples propósitos: transporte de tropas, pasajeros o cargamento, escolta ligera o como correo diplomático, pasando por aplicaciones científicas. Eso es posible gracias a que están construidas modularmente, siendo fácil reconfigurar su interior. En su configuración militar el espacio lo ocupan motores sublumínicos y generadores de escudos más potentes, computadoras de control de fuego y defensivo, containers de combustible, sistemas de armamento y camarotes de tropa, con una tripulación de 165 hombres. Además de gobiernos legítimos, estas naves medias han caído en manos de piratas, organizaciones criminales, contrabandistas, burladores de bloqueo y rebeldes [SW: LG, W&G]. En realidad su gran profusión en toda la galaxia ha hecho la Alianza Rebelde ha sugerido a sus mandos de sector la utilización de estas naves en el transporte de operaciones clandestinas, para hacer más difícil para el Imperio identificar estas naves [SW: LAR, W&G].
Como nave de transporte pueden llevar mercancías a granel, como agua, cereales u oxígeno. O compartimentarla para otros tipos de carga manteniendo condiciones atmosféricas y de gravedad diferentes, con una capacidad de 3.000 toneladas métricas. Su dotación oscila entre 45 a 60 tripulantes y oficiales. Para pasajeros, en un máximo de 600, pueden adaptarse suites de lujo a camarotes de tercera clase más austeros [SW: LG, W&G]. También podía tener un pequeño hangar con la capacidad de albergar una pequeña lanzadera o un vehículo repulsor [SW III: Revenge of the Sith].
Con sus torretas turboláser dobles y su enorme bloque de propulsores compuesto por doce motores de turbina de iones, esta nave tiene un equilibrio entre su capacidad de defensa y su velocidad alta. Cuando no puede abatir a su adversario, puede huir de él [SW: Vista en sección vehículos & naves].
Algunos modelos antiguos de corbetas CR70 podían fácilmente adaptarse con paquetes de modernización como el c20 Vanguard en modelos CR90 [SW Indider 90]. La Tantive IV estaba al servicio diplomático de Alderaan poco antes de la batalla de Yavin [SW IV: The new hope] y contaba con cómodas estancia para los viajes de la senadora Leia Organa, además de un gran salón de reuniones. Pero también estaba fuertemente armada con dos torretas dobles turboláser, superior e inferior, y cuatro torretas láser simples. Su dotación era de 85, con 46 tripulantes y oficiales, más 39 del equipo diplomático [SW: Vista en sección vehículos & naves]. Junto al resto del equipamiento militar estándar: generadores de escudos más potentes y motores iónicos.
Una de estas corbetas bajo el control de la Nueva República fue modificada con un hangar capaz de albergar 8 cazas Ala-X y 4 Defender REC [SW: The DarkStryder campaign, W&G].

Clase: Corbeta serie CR90
Tipo: Nave multifuncional mediana
Constructor: Corporación de Ingeniería Corelliana
Longitud: 150 metros
Envergadura: 48,6 metros
Altura: 32,6 metros
Tripulación: 46-165
Pasajeros: 600
Capacidad de carga: 3.000 toneladas métricas
Autonomía: 1 año
Sensores: Unidad emisora Pax Hustana
Sistema de navegación: Unidad de navegación
Hiperimpulsor: CEC clase 2.0
Planta motriz: 11 turbinas iónicas Girodyne Ter58
Reactor: iónico Mason-Branger 7085
Velocidad sublumínica: 60 MGLT
Velocidad atmosférica: 959 km/h
Generador de escudos: Phoah-Kingsmeyer 484-J4e
Armamento:
            2 baterías turboláser dobles Taim & Bak H9
            4 cañones turboláser Taim & Bak H9
Coste nueva: 3,500.000 créditos
Coste usada: 1,500.000 créditos


Ll.C.H.