jueves, 31 de diciembre de 2020

Mi ranking de Star Wars

Ahora que ha terminado la segunda temporada de The Mandalorian y con el anuncio de un buen puñado de nueves series de la franquicia de Star Wars, es el momento de hacer mí ranking de esta saga. Todos tenemos nuestras películas y series favoritas, así como otras que detestamos. Esta es la lista de mejor a peor (desde mi punto de vista) de la saga. Y obviamente argumentando los motivos. ¿La vuestra se parece a esta? ¿Hay coincidencias, estáis de acuerdo? No dudéis en comentar.
 
1- Star Wars Episodio V El Imperio contraataca
Esta es una película más madura que su antecesora, por lo menos en lo que atañe a los personajes y tiene una trama más oscura con un final abierto en el que parece que el mal está venciendo: con una rebelión en retirada. Han Solo congelado en carbonita y entregado a un siniestro cazarecompensas. Luke malherido con la mano amputada y un desgarrador secreto desvelado sobre el origen de su padre. Se nota la dirección más sobria y profesional de Irvin Kershner, ante la frescura de Lucas, pero la continuación de Una nueva esperanza necesitaba una mano más adulta, sobre todo con los sucesos aquí narrados. Además, es una perfecta continuación a la historia que había cerrado su predecesora, y no una repetición de la misma, tal y como nos tienen acostumbrados muchas otras secuelas. En ese sentido nos desvelan relaciones entre personajes que en la entrega previa solo nos habían insinuado. Es, además, el inicio de la expansión de este universo más allá de la destrucción de la Estrella de la Muerte.

2-Star Wars The Mandalorian
La historia del cazarecompensas Din Djarin y de Grogu, mundialmente conocido como Baby Yoda, solo se puede calificar de espectacular. Y a punto he estado de ponerla más arriba en esta lista. Lo mejor que tiene la serie de John Favreau (director de Iron Man, la película que inició el movimiento universo de Marvel) y Dave Filoni (responsable de las series de animación Clone Wars, Rebels y Resistence) es la capacidad de mezclar de manera efectiva una nueva historia, al tiempo que utiliza elementos identificables del universo que todos conocemos, haciendo un buen producto, no solo sin estar reñido con el fan, sino cuidándolo. Algo que la nueva trilogía, por ejemplo, no ha hecho, creyendo erróneamente, que, con hacer un remake encubierto, es suficiente para mantener contento a los más veteranos, cuando posiblemente sea todo lo contrario. Por lo demás me agrada la sensación que la primera serie de acción real de la saga no parecer ser pretenciosa: queriendo presentarnos unos nuevos personajes y narrar una trama entretenida, que al final deja de ser una redención, muy al estilo de la película Han Solo. No sé si esta tendría que haber sido la continuación de la saga, como muchos fans han dicho, pero sí era el camino debía haber seguido. Lo mejor hacho desde la compra de los derechos de la saga por Disney hasta la fecha. Esperemos que los siguientes productos (desde la historia de Kenobi y de Ahsoka Tano, la del capitán Andor y muchas otras) vayan por este camino. Y si está por encima de la épica Rogue One, es porque al contrario que la cinta de Gareth Edwards, en la serie no fue necesario rehacerla para que tuviera sentido. En realidad, se nota que el explosivo final de la segunda temporada ya estuvo planificado desde el principio de la serie, sin muchas improvisaciones, y con una sólida consistencia narrativa.
 
3- Rogue One, una historia de Star Wars
Representa la parte bélica que siempre me ha fascinado de la saga: la lucha entre la débil Rebelión y el poderoso Imperio Galáctico. Además, su guión enlaza casi perfectamente con los sucesos narrados en Una nueva esperanza, aclarando porque la Estrella de la Muerte tenía un fallo de diseño tan evidente. Lo peor es la caótica dirección original de Gareth Edwards, hábil para hacer hermosas composiciones visuales, pero incapaz de lograr un montaje, según se dicen, coherente. Suerte que Tony Gilroy pudo arreglar la película rodando de nuevo el final y creando unas presentaciones de personajes inexistente en el metraje original. Esto hace que tenga momentos sin mucho sentido (como la parte de Jedha), pero su espectacular y dramático final, encajado a la perfección con el principio de Una Nueva Esperanza, la hacen una cinta imprescindible. Los fans salimos tan entusiasmados, que se prepara, con Gilroy como showrunner, una serie sobre Cassian Andor antes de iniciar su última misión en Scarif.
 
4- Star Wars Episodio IV Una nueva esperanza
Concebida como una sola película hasta que se inició el guión de El Imperio contraataca. Una de las cosas más curiosas de la saga, es que decidiera “empezar” por la mitad, contándonos las peripecias de los hijos de Anakin y Amidala. Aunque la mayor parte de los elementos de donde tirar y crear este inmenso y nuevo universo ya estaban allí. La mezcla de una historia épica con tecnología futurista, secretos sobre el pasado de algunos personajes, los cuales además de ser estereotipos eran a su vez carismáticos, alienígenas y droides con personalidad propia, que aportan cierto tono gracioso muy bien medido (a través de C-3PO y R2-D2), junto a unos sucesos dramáticos, con diferentes capas en su argumento: políticas, bajos fondos, aventuras y una parte bélica, viajes a mundos exóticos, efectos espaciales innovadores y realistas, música clásica en la banda sonara en vez de la habitual electrónica como nos tenía acostumbrada de ciencia-ficción. Con un tratamiento y aproximación a ese nuevo universo con una mirada adulta y seria, alejado del cine juvenil que normalmente era asociado a la ciencia-ficción, hicieron a esta película sea una de las más icónicas del siglo XX. Posiblemente la campaña de merchandising impulsada por el propio director también ayudó a crear un mito alrededor de esta aventura que entretenía a los mayores y fascinaba a los pequeños.
 
5- Star Wars Rebels
Esta serie animada retrata el nacimiento de la rebelión en células aisladas, pero con una mínima coordinación. Además, aunque en los primeros capítulos son algo más infantiles, la trama va evolucionando rápidamente hacia otras más maduras. Es una serie muy coral, no solo por el grupo de protagonistas, sino por la aparición de muchos otros personajes que ya conocíamos: Leia Organa, y su padre Beil Organa, Lando Calrissian, Obi-Wan Kenobi, Darth Vader y el mismísimo Emperador Palpatine, Wedge Antilles, Ahsoka Tano, el general Jan Dodonna, el almirante Thrawn procedente del antiguo universo expandido (ahora llamado Legens tras reiniciar la franquicia), Darth Maul, el pirata Hondo Ohnaka presentado en la anterior serie animada The Clone Wars, y los soldados clones Rex, Wolffe y Gregor, también de esta. Cerrando a su vez otras tramas que se habían quedado a medias como la de Darth Maul, Ahsoka Tano, que ahora tendrá su propia serie de acción real, y continúa la historia de los mandalorianos. Todas estas interacciones generales que esta no sea una serie infantil al uso.
 
6- Star Wars Episodio III La venganza de los sith
El final de las precuelas tenía todos los elementos para ser LA HISTORIA. La caída de la República y el inicio de malvado Imperio Galáctico, pero también la traición de Anakin y el surgimiento de Vader con el duelo final con Obi-Wan (ya adelantado en Una nueva esperanza) y la aniquilación de la Orden Jedi. Y tuvo todo eso, además del fin de las Guerras Clon. Aun así, queda algo descafeinada por culpa de unos diálogos simples y las tramas mal desarrolladas que llegan a ser simplonas. El dramatismo de esta parte de la saga tendría que haber catapultado esta película como la más brutal y oscura de todas. Pero la dirección y el tratamiento de Lucas en su historia no termina de cuajar en la pantalla: tendría que haber sido más madura de lo que vimos. Le traicionó la necesidad de hacer una película para todos los públicos.
 
7- Star Wars Clone Wars
Esta serie de animación desarrolla y relata los convulsos años de las Guerras Clon, mostrándonos como el personaje de Anakin avanza hacia la senda del Lado Oscuro, el que será el Emperador Palpatine, a Obi-Wan Kenobi y a Yoda, además de a un buen puñado de otros personajes como Padme Amidala, los maestros jedis del Consejo, a los soldados clones, al patético general Grievous, al conde Dooku, recupera a Darth Maul y nos presenta a Ahsoka Tano, la pádawan de Anakin. Además, aparecen los mandalorianos, y se empieza a desarrollar otros usuarios de la Fuerza más allá de los jedis y los sith, como las Hermanas de la Noche. De la mano de Dave Filoni ya empieza a verse en la aparición de personajes de la saga como Jabba el Hut, en una interrelación de tramas complejas y bien desarrolladas. Es una serie larga donde evolucionan todos estos y muchos personajes, donde la animación va mejorando de manera progresiva y aunque hay capítulos más infantiles, también se puede ver el horror de la guerra. Siendo esto precisamente mí mayor crítica: que fuera animada. Entiendo que el presupuesto para una serie de acción real de la era de las Guerras Clon, incluso hoy en día, sería prácticamente imposible (teniendo en cuenta el altísimo coste que ya tenía de por sí esta serie de animación). Aun así, ¿cómo van a desarrollar una guerra, con su crudeza, en un producto predominantemente destinado en principio al público juvenil o incluso infantil?
 
8- Star Wars Episodio VI El retorno del jedi
Tan abajo está en el ranking por culpa de la presencia de los ewoks. Os confieso que nunca me han gustado y su irrupción en el final de la trilogía clásica vaticina la deriva hacia un producto más infantil que las dos anteriores películas no habían tenido. Por lo demás en los últimos tiempos he apreciado cada vez más la trama inicial en el Palacio de Jabba. Impresionante la lucha alrededor de la segunda Estrella de la Muerte, a la que considero la mejor batalla espacial que he visto. Mientras que a nivel narrativo la redención final de Anakin al vencer el Lado Oscuro, que representa Lord Darth Vader, para proteger a su hijo, al acabar con el malvado Emperador es (y debería haberse mantenido así) el punto culminante de la saga Skywalker dentro de Star Wars.
 
9- Han Solo. Una historia de Star Wars
Una de las características más interesantes de la saga son las múltiples capas que tiene su universo, ya que no se limita a la lucha entre el bien y el mal, también hay parte política, otra parte bélica, personajes traicionados y redimidos y desde el principio ya nos muestran un submundo de criminales, bajos fondos, jugadores, contrabandistas y mafiosos. Y es el personaje de Han Solo quien representaba o por lo menos había formado parte de esta capa del universo de Star Wars. El trabajo que hizo Ron Howard en rehacer y arreglar la cinta merece todos los laureles del mundo, ya que los personajes están bien llevados, y la historia es entretenida, aun así, este título está muy abajo en el ranking por culpa de Alden Ehrenreich, que como Han Solo me parece insufrible. Y es una lástima, porque por el resto es posiblemente una de las mejores películas de la saga.
 
10- Star Wars Episodio II El ataque de los clones
Esta película está tan abajo en esta lista por la ilógica trama de la creación de los soldados clones: Obi-Wan persigue al cazarecompensas que había atentado contra la senadora Amidala hasta Kamino. Encontrando un misterioso ejército de clones que han sido creados a partir del del mismo cazarrecompensas que allí mismo intenta matarle. Además, cuando este se escapa le conduce hasta Geonosis, donde los líderes separatistas han creado un ejército de droides para atacar a la República. Aun así, ni cortos y perezosos los jedis se ponen a liderar a esos clones que nadie sabe de dónde han salido y que además están perfectamente armados y equipados, incluyendo andadores y transportes, así con naves de combate. ¿En serio nadie se pregunta quién ha pagado todo eso? Lo debían haber desarrollado mejor, ya que estos son la pieza fundamente en la trama urdida por Palpatine, para que una vez extendido el caos (y mortalidad entre los jedi) durante las Guerras Clon, serán quienes ayuden a apoderarse de la República y convertirla en su Imperio. Teniendo en cuenta que su aprendiz, el conde Dooku, lideraba el ejército droide, por lo que, al controlar ambas fuerzas, podía desactivar este último en cualquier momento, en una jugada que solo se puede definir como magnífica. Por lo demás es una película entretenida, de la que podrían haber pulido un poco más los diálogos (sobre todo entre Anakin y Amidala), y que la trama política no fuera tan simplista, ya que un poco de coherencia nunca ha hecho daño a nadie.
 
11- Star Wars Episodio I La amenaza fantasma
Lucas quería que cada película de su segunda trilogía tuviera el tono adecuado a la edad de Anakin y aunque sobre el papel podría parecer acertada, en la realidad no lo fue. Luke evoluciona con sus películas: desde el joven granjero de humedad, al luchador por la libertad, hasta finalmente alguien íntegro que es capaz de sacrificarse por salvar a su padre. Pero la elección de un Anakin tan niño para luego hacer un salto tan grande al adolescente tardío del Ataque de los clones, resulta muy brusco. Además, un tono infantiloide impregna toda la cinta de la mano de un Jar Jar Bings insoportable, en un torpe sustituto al humor que tenía la pareja de R2-D2 y C3-PO en la trilogía clásica, y que esta vez siempre cae en el ridículo con chistes tondos. Y por si fuera poco la trama en sí solo da para un corto de 20 minutos, rellenando con carreras de vainas y tropiezos de Jar Jar. Tal es la cosa que se recuerda como lo mejor al personaje de Darth Maul (teniendo en cuenta que solo se dedica a gruñir y que lo único que tiene es la lucha final contra Qui-Gon Jinn y Obi-Wan).
 
12- Star Wars Episodio VIII Los últimos jedi
Es difícil decidir cuál es la película más mala de la última trilogía. Y es que en esta no se salva nada, ya que todo lo que ocurre es literalmente un sinsentido narrativo absurdo. Donde todo sucede simplemente porque queda bien en pantalla. Desde chistes sin gracia de Poe al principio de la película, justo antes de hacer un derrapaje con su caza en el espacio. O la aproximación para el bombardeo vertical, algo que no es necesario en un universo con misiles de impacto y torpedos, sino que se lo digan a Luke en la primera Estrella de la Muerte. El desprecio de este al sable de luz del padre, a quien logró hacer regresar del Lado Oscuro contra todo pronóstico, y que le fue entregado por su maestro Obi-Wan. Lo que hace no solo desvirtuar al personaje, sino que le despoja de toda la épica que una vez tuvo. La abrupta muerte del almirante Ackbar. El uso de la Fuerza por parte de Leia (que tampoco me parece tan absurdo en alguien poderoso en la Fuerza como ella). La persecución en el espacio como si no hubiera hiperespacio al que saltar y regresar para ponerse a tiro de las naves de la resistencia. La negativa de la almirante Hondo en informar de su plan a sus subordinados (ni que tuviera miles de soldados). Toda la trama de Finn en Canto Bight, que si se quitara de la película no alteraría en absoluto su resolución final. Los motivos de Luke por querer la extinción de los jedi que no corresponden al personaje que conocíamos y por supuesto su muerte. Además, su estructura vuelve a ser demasiado parecida con El Imperio contraataca: batalla en el desierto helado de Hoth, y batalla en el blanco y rojo mundo cristalino de Crait; se viaja a la elegante ciudad de Bespin, y se viaja a la lujosa Canto Bight; Luke va en busca del maestro Yoda para que le complete su formación, y Rey va en busca del maestro Luke para que le inicie en su aprendizaje. Lando les traiciona, Dj les traiciona (y sin la decencia de arrepentirse). Las similitudes son tales que se pasan del homenaje a la repetición. Tiene algunas cosas buenas: los simpáticos purgs, que Snoke le dice a Kilo lo que todos pensábamos: "quítate ese ridículo casco" y que la muerte del Líder Supremo no sucede en el final de la trilogía, sino a la mitad. Claro que, al matarle, tuvieron que buscar un nuevo villano y resucitaron a Palpine…
 
13- Star Wars Episodio IX El Ascenso de Skywalker
Se la tildó de fanservice, pero realmente era difícil “arreglar” lo que ya se había hecho mal en El despertar de la Fuerza y en su sucesora Los últimos jedi. Pero en vez de eso vuelven a repetir, en un rocambolesco argumento el remake encubierto de El Retorno del Jedi. Sin entrar en valorar una trama sin mucho sentido, donde las cosas suceden sin ningún motivo lógico, el final resulta ser el mismo que en la trilogía original. Queda una jedi para reconstruir (si lo cree conveniente) al igual que Luke quería reconstruir la Academia Jedi. Palpatine ha muerto, otra vez. (1) Kylo Ren se redime y ayuda a Rey, como hizo Anakin, regresando del Lado Oscuro para salvar a su hijo. Pero con la resurrección de Palpatine el sacrificio de este para salvar a Luke, queda en un acto inútil, ya que dentro de la trama de la saga quien vencerá al mal será la nieta del Emperador. Mientras que ahora que la galaxia se ha librado de la Primera y de la Última Orden, que no son otra cosa que los remanentes imperiales. Aunque sin Nueva República (recordemos que esta sucumbió tras destruir un planeta en El despertar de la Fuerza), por lo que cada planeta y raza ahora va por su cuenta y riesgo en medio de, se supone, un caos galáctico. Por otro lado, sus personajes tampoco me parecen atrayentes: Rey se ha hecho jedi sin esfuerzo (venciendo a Kylo Ren en El despertar de la Fuerza sin haber sido ni entrenada). Finn, que podría haber tenido cierto progreso interesante como protagonista, da bandazos en las tres películas. Mientras que parece que nadie sabe qué hacer con Poe Dameron. La artificial polémica que se creó alrededor de Rose Tico, hizo que en esta última entrega la apartaran de la trama (introducida en Los últimos jedi de manera artificial).
 
14- Star Wars Episodio VII El despertar de la Fuerza
El motivo por el que está al final del renking, superando incluso a sus dos continuaciones, es que esta película es porque nos vendieron una continuación de la saga 30 años después y en realidad es un remake de Una nueva esperanza. Casi todo lo que ocurre es un calco a lo sucedido en la primera película de la saga: los escenarios, la trama con los planos escondidos en un droide, el Starkiller y la Estrella de la Muerte, incluyendo el ataque de cazas, incluso los diseños de las naves, todo ello amenizado en situaciones ridículas e incoherentes. Star Wars no era una de esas franquicias al uso que cada película es una repetición de la anterior con pequeñas variaciones, sino que nos contaba una historia en río narrativo, alguna parte más buena que otra, pero esta fluía en sus acontecimientos (aunque empezaran por la mitad). Como en las precuelas, donde, aunque tienen similitudes con la trilogía clásica, explican unos sucesos diferentes, que coincide con lo que ya nos habían contado de los hijos de los protagonistas (bueno, en su mayor parte). Ahora se reinicia la historia y aunque algunos dirán que era una manera de mantener a los fans clásicos, incluso que es un homenaje, en realidad nos tomaron el pelo. Lo mejor de esta película es que hizo mejores a las precuelas.
 
 
¿Cómo ver la saga?
Un compañero de trabajo, también fan de Star Wars, me hizo esta pregunta al comentarle que estaba escribiendo este artículo y me ha parecido interesante ponerlo, ya que había sido una idea que había descartado. Y es que recomendaría el orden mencionado en The Big bang theory: el Episodio IV: Una nueva esperanza, seguida del Episodio V: El Imperio contrataca, y una vez revelado quien es Darh Vader, hacer un gran flashback con los Episodios I: La amenaza fantasma, II: El ataque de los clones y III: La venganza de los Sith. Retomando la trilogía original con el Episodio VI: El retorno del jedi. Una vez visto el núcleo de la historia entonces ya podríamos ver las series de animación de Clone Wars, Rebels, las películas de Rogue One (aunque esta podría verse antes del Episodio IV para situarnos en aquella primera batalla ganada por la Rebelión) y Han Solo y finalmente The Mandalorian. Y en el caso de querer continuar, la continuación de Abrams. Pero estas lo único bueno que tienen, es haber mejorado la percepción que tenía de las precuelas. Además, para ver otra vez la misma historia, me quedo con su versión original.
 
 
Notas de producción:
(1) Esta no sería su primera clonación, ya que en el cómic Imperio Oscuro, el Emperador regresaba de la muerte e intentaba recuperar el poder en la galaxia. Por lo que ni en esto, El ascenso de Skywalker, es original.
 
Faltaría por incluir las series animadas de Droids y los Ewoks, pero hace tanto tiempo que las vi y están demasiado alejadas del desarrollo actual de la saga. Igual ocurre con las películas de los Ewoks. Mientras que Star Wars Resistence solo he visto un capítulo. No me gusta la estética de su dibujo, ni la época donde tiene lugar. La verdad es que en este momento la historia de la Primera Orden no me interesa en lo más mínimo, más sabiendo quien es el personaje que está detrás de esta: Palpatine, aunque para mí este murió a manos de Anakin, a bordo de la segunda Estrella de la Muerte.
 
Ll. C. H.
 
Links de interés:
Reseña: Star Wars Episodio VII El despertar de la Fuerza
Reseña: Star Wars Episodio VIII Los últimos jedi
Reseña: Star Wars Episodio IX El Ascenso de Skywalker
Reseña: Rogue One, una historia de Star Wars
Reseña: Han Solo, una historia de Star Wars
Ocasiones perdidas en Star Wars (1)
Ranking de las películas de Star Trek
Mi Top11 de capítulos de la clásica
Mi Top11 de capítulos de The Next Generation
Mi Top11 de capítulos de Deep Space Nine
Mi Top11 de capítulos de Voyager
300 entradas en el blog…
Mi Top10 de naves de la Flota Estelar
Mi Top10 de naves aliens
Mi Top10 de naves de Star Wars

sábado, 12 de diciembre de 2020

Deep Space Nine 6a temporada (2)


Segunda parte
 
Retomo el listado de mi recomendación de los capítulos de Deep Space Nine, que hace tiempo que tengo inconclusa y que espero terminar en breve con la séptima, y última temporada. 
Advertencia: este artículo contiene spoilers para quien no haya visto la serie de Deep Space Nine.
 
· Inquisition (DS9, 6.18)
La trama de este episodio juega con el espectador haciéndonos dudar si Bashir realmente fue convertido en un espía del Dominion cuando fue su prisionero en In purgatory’s shadow (DS9, 5.14). Con lo que la incredulidad y la tensión del personaje se traslada también a nosotros, sabedores que nuestro héroe sería incapaz de tal cosa. Para finalmente descubrir que todo ha sido una charada para ponerle a prueba y reclutarle en una siniestra organización de espías. Remarcable la interpretación de William Sadler, que recuerdo de Die Hard 2 (La Jungla 2, de 1990), encarnando al Sloan, como agente de la Sección 31. Esta rompe con la ética en Star Trek, que es hacer lo correcto en cualquier circunstancia, sin abusar de los débiles (plasmado en la Primera Directriz), y cumplir lo que los klingons denunciaron como derechos humanos (que no deja de ser una serie de garantías de libertades, derechos y obligaciones universales). Pero ahora conocemos que desde antes de fundarse la Federación ha existido una organización secreta, que, trabajando en la sombra, y sirviéndose de un párrafo de su carta fundacional ha trabajado para «identificar posibles peligros… No presentamos informes, ni pedimos aprobación para operaciones concretas. Somos un departamento autónomo» la define Sloan. Haciéndose suyo el concepto de que alguien no ha de seguir las reglas para que otros puedan disfrutar de la libertad y la seguridad. Usando métodos ilegales y contrario a su esencia, representan la perversión, motivada por el miedo a que un proyecto democrático y basado en el derecho, no pudiera cuidarse por sí misma a través de sus leyes y normas, traicionando en el camino sus valores y el mismo proyecto en sí. Convirtiéndose en el reverso de la utopía que hasta entonces había representado la Flota Estelar y un motivo más por el que esta serie es la más oscura de la saga. La Sección 31 volverá a ser utilizada en Star Trek Into darkness y en la segunda temporada de Discovery, pero mostrando a esta organización mucho más pública, lo que para mí distorsiona el concepto del secretismo con que fue presentada en DS9, haciéndola mucho menos tenebrosa, y por tanto menos peligrosa.
 
«Todas las grandes potencias tienen departamento como la Sección 31. Los romulanos tienen el Tal’Shiar, los cardassianos la Orden Obsidiana»
Odo
 
· In the pale moonlight (DS9, 6.19)
Romper las reglas, hacer algo incorrecto, amoral, para conseguir un bien mayor, no es fácil. Esa es la decisión que ha de tomar Sisko para involucrar a los romulanos en la guerra contra el Dominion. Y para ello acude a quien mejor puede ayudarle: Garak. El antiguo agente, torturador y asesino de la Orden Obsidiana. La pregunta inherente es si el fin justifica los medios, sobre todo si estos conllevan más destrucción y muerte. Y es que es la primera vez que vemos a uno de nuestros héroes hacer algo que claramente cruza la línea ética marcada en la saga. Kirk, Picard y Janeway podían haber quebrado la Primera Directriz, o roto alguna regla por un propósito mayor, pero el asesinato a sangre fría, como el planificado por Garak, no había ocurrido nunca. Podremos argumentar que estaba justificado: en Sacrifice of angels (DS9, 6.06) Weyoun anunció la intención de los Fundadores de erradicar toda vida en la Tierra y desde el principio nos dibujaban un Dominion opresor y malévolo. Otra cuestión que yo siempre me he preguntado es si realmente Sisko, al acudir a Garak, sabía que este acabaría asesinando a Vreenak. Y es que los personajes de la Flota Estelar, por proceder de esa utopía creada para esta saga, han adolecido de una ingenuidad que a veces exaspera. Sisko es, tal vez, menos cándido que otros capitanes, extorsionando y presionando para conseguir sus objetivos, aun así, me cuesta creer que realmente quería la ejecución del senador romulano. Lo bueno del guión es que es lo suficientemente ambiguo en ese aspecto para que uno pueda creer cualquiera de las opciones. Mientras que Garak vuelve a destacar como personaje gris, mano ejecutora de aquello que la rectitud de la Flota impide hacerse, aunque sea lo correcto. Este episodio es el ejemplo de que es posible hacer historias complejas, con tramas grises y plantear cuestiones espinosas. Porque todo el mundo sabe que lo que hicieron Garak y Sisko estaba mal, pero era necesario, ya que la final el Imperio Romulano acabaría siendo sometido por los Fundadores. Ahora, aliado con la Federación y el Imperio Klingon, tiene una oportunidad de no terminar siendo vasallo de los Fundadores.
 
«Por eso vino a mí, ¿no es así capitán? Porque sabía que podía hacer esas cosas que no es capaz de hacer usted. Bueno, funcionó. Y obtendrá lo que quería: una guerra entre los romulanos y el Dominion. Y si su conciencia le está molestando, debe calmarla sabiendo que acaba de salvar a todo el cuadrante Alfa, y todo lo que costó fue la vida de un senador romulano, un criminal… y el respeto a sí mimo de un oficial de la Flota. Yo no sé usted, pero yo daría que es una ganga»
Garak a Sisko
 
· The reckoning (DS9, 6.21)
La trama de los Profetas se extiende a lo largo de toda la serie de manera sutil, pero siempre con importes implicaciones para el desarrollo de la historia. Aunque este capítulo, realmente, no es uno de ellos, ya que al final los acontecimientos no generan reacciones futuras. Aun así, sirve para demostrar dos cosas. La primera es mostrarnos como Sisko ha asumido su papel como Emisario y confía plenamente en los alienígenas del agujero de gusano. Al no activa la emisión de las partículas de cronitones cuando su hijo es poseído por un pah-wraith. Es una prueba de fe, en una clara reminiscencia bíblica al sacrificio de Isaac a manos de su padre Abraham. Y la supera con creces. La segunda es que kai Winn regresa en su papel de villana y como fan de este personaje, es algo que no puedo dejar de remarcar. Para ella será el primer paso hacia la traición de su propia fe, cuando decide inundar la promenade con radiación. Propiciada por su vanidad y su envidia hacia Sisko como Emisario de unos Profetas que nunca la han hablado a pesar de haberse dedicado a ellos toda su vida. Aun así, la verdad es que no queda claro si este ajuste de cuentas, entre Profetas y pah-wraith, es una verdadera prueba al Emisario o un enfrentamiento definitivo ente el Bien y el Mal, como predecía las escritura. Sobre todo, teniendo en cuenta los acontecimientos posteriores. Lo que sí queda claro es que en aquella “lucha de voluntades” estaba ganando el bien, derrotando al mal. Una pregunta que siempre me he hecho es ¿qué ocurrió con el pah-wraith? ¿Regresó a las Cuevas de Fuego, o se quedó dando tumbos por el espacio haciendo el mal? Hubiera estado bien que hubiera sido quien poseyera a Dukat, y el desencadenante de los acontecimientos del final de la temporada… pero eso se lo dejamos a otra de estas criaturas incorpóreas malignas.
 
«En cierto modo, siento lástima por ella. Pasa oda su vida al servicio de los Profetas, y un día, después de años de autosacrificio y compromiso obtiene su recompense: ser elegida Kai. Debería haber sido el mejor momento de su vida»
«Pero que yo fuera el Emisario se lo estropeó»
«El kai siempre ha sido el líder espiritual de Bajor, pero Winn tiene que compartir ese papel contigo. Y para empeorar las cosas, tú eres un forastero, no un bajorano. Eso es algo por lo que nunca podrá perdonarte»
Kira & Sisko, sobre Winn
 
· Valiant (DS9, 6.22)
Este episodio podría pasar perfectamente por uno de aquellos tebeos de Hazañas Bélicas, publicados en España entre 1948 y 1961. La USS Valiant se encuentra atrapada en el interior del territorio enemigo y ha de realizar una peligra misión para destruir otra nave del enemigo. Hasta aquí, este es el argumento del episodio. Pero nada es tan simple en Deep Space Nine, y es que su tripulación está formada por cadetes. Los cuales, no hay ninguna duda sobre ello, han perdido el sentido común. Formaban parte del Escuadrón Rojo, un grupo de élite muy selecto, mencionado ya en Paradis lost (DS9, 4.12) como responsables de parte del sabotaje de las defensas de la Tierra. Y no solo se les perdonó este hecho (supongo que recurrieron al socorrido “cumplíamos órdenes”) ahora se les ha dado una nave y por las circunstancias del destino se han quedado sin oficiales superiores y por su cuenta y riesgo han decido seguir las últimas órdenes recibidas. Después de decirles tantas veces que eran los mejores y no dejar de adularles, ahora se lo han creído. Convirtiéndose en fanáticos, como bien les define Jake. El resultado de este despropósito es la destrucción de la Valiant y la muerte de su joven e inexperta tripulación. Por su parte Nog, que siempre ha deseado ser admitido en el grupo (de la Flota) y no ser visto con el estigma de los ferengi de ser comerciantes sin escrúpulos, siente que esta es su oportunidad para ello, lanzándose con los brazos abiertos a seguir las absurdas órdenes del “capitán” Watters. Aunque al final Nog se equivoca al culpar solo al joven cadete de semejante despropósito, ya que toda la tripulación tuvo el mismo nivel de culpa. Todos le siguieron al estar imbuidos de la creencia que eran infalibles como parte de aquella élite de la Academia. Sin pararse a pensar en que no estaban preparados realmente para ello.

 
«Nos dejamos seguir ciegamente por el capitán Watters, y él nos llevó al precipicio»
«Eso no es cierto. El capitán Watters fue un gran hombre»
«Dorian, hizo que todos murieran»
«Si fracasamos, es porque él falló»
«Pon eso en tu historia también. Deja que la gente la lea y decida por sí misma. Puede que haya sido un héroe. Puede que incluso haya sido un gran hombre. Pero al final, fue un mal capitán»
Nog, Jake Sisko & Dorian Collins
 
· Tears of the Prophets (DS9, 6.26)
Habíamos perdido la pista de Dukat desde Waltz (DS9, 6.11), por lo que en su regreso podemos observar cómo su odio hacia Sisko, y todo lo que este representa, no ha disminuido nada. Y aunque parezca que ha controlado su locura, en realidad solo la ha canalizado y buscado la manera de vengarse de aquel que impidió que los bajoranos le adoraran como él cree que se merecía. Evolucionando de un asesino ególatra y prepotente, a un desequilibrado guiado por el rencor. De manera que su siguiente movimiento es atacar la relación que tiene Sisko con los Profetas a través de los enemigos de estos, liberando a uno de los pah-wraith. De manera que el ataque de Dukat al agujero de gusano tiene dos connotaciones sobre Sisko: rompe la vinculación con los Profetas, que tanto le había costado conseguir, al quedar bloqueados en el Templo Celestial. Y siente que le ha fallado a una amiga tras la muerte de Dax, quebrando su determinación como persona. La decisión de Terry Farrell de dejar la serie estuvo suscitada por su hastío hacia la misoginia de Rick Berman que criticaba regularmente su apariencia, como ella misma reveló en el libro The Fifty-year Mission: The next 25 years, publicado en agosto del 2016 por el 50 aniversario de la saga. Por lo que aprovechó el final de su contrato en la sexta temporada para negociar un menor número de apariciones, pero finalmente no renovó.

 
«¡Estamos en medio de una lucha a vida o muerte para el control de todo el cuadrante Alpha, y lo único que te importa es saciar tu pequeña sed de venganza¡ ¿No has cambiado ni un ápice, verdad?»
«Al contrario, soy un hombre nuevo. Ya no tengo necesidad de conquista, ni de poder. Estoy mucha más allá de todo eso. Existo en un estado de claridad total. Una claridad que pretendo compartir con todo el universo»
«Tienes razón, Dukat, sí has cambiado. Has pasado de ser un egoísta engreído, para ser un loco autoengañado. Casi no llamo a eso una mejora»
Weyoun & Dukat
 
 
Otras recomendaciones:
En Statistical probabilities (DS9, 6.09) se explora al Bashir alterado genéticamente. El cual se reúne con cuatro aumentados más, pero que por fallos de sus tratamientos no se han adaptado a la vida normal. Y lo que al principio parece una terapia recuperatoria, termina por convertirse en un recordatorio de lo desesperado que es esta guerra. Aun así, el pesimismo del doctor no me termina de convencer, aunque es interesante verle utilizar todo ese potencial intelectual que se había desvelado en Doctor Bashir, I Presume (DS9, 5.16).
 
«Una persona cambió el curso de la historia. Ahora, no sé vosotros, pero eso me hace pensar que quizás, solo quizás, las cosas no acaben como hemos pensado»
Julian Bashir
 
Honor among thieves (DS9, 6.15) es un capítulo extraño, ya que nos transporta fuera de la estación en una historia de policías encubiertos. Cierto que la sombra de la lucha contra el Dominion se atisba en él, pero lo interesante es que nos muestra una faceta muy poco vista: los bajos fondos en la galaxia. Aunque puedo entender que este tema sea difícil de desarrollar cuando los personajes viajan en una nave estelar explorando nuevos mundos y descubriendo nuevas civilizaciones. En realidad, Deep Space Nine es la serie más adecuada para ello, y ya se ha tocado el tema en varias ocasiones. Y este sería un buen capítulo (sobre todo gracias, como no, a la interpretación de Colm Meaney), pero para otro momento, tal vez en la cuarta o quinta temporada, y no en plena guerra tan devastadora. Además, siempre me ha faltado alguien maquillado de verde para interpretar al líder del Sindicato de Orion.
 
· His way (DS9, 6.20)
Este es un episodio importante para el progreso de la saga: Odo y Kira por fin inician su relación amorosa. Esta era inevitable casi desde los primeros capítulos que se indica la atracción del condestable hacia la mayor. La cual, para mí siempre me pareció muy forzada, ya que no hay química entre los dos personajes. Tampoco termino de creerme los sentimientos de Odo como cambiante. La trama en que hace creer a Odo que Kira es un holograma para que se sienta relajado y hacer que confiese sus sentimientos es muy simplona, pero cualquier otra manera hubiera sido peor. Sobre todo, porque Kira ya conoce sus sentimientos desde Children of time (DS9, 5.22). Ni Nana Visitor, ni Rene Auberjonois querían que sus personajes iniciaran un romance, pero como indica Ira Steven Behr: «habíamos seguido ese hilo durante tanto tiempo sin hacer nada con él, y nos estábamos quedado sin tiempo. Ya sabía que al final de la serie Odo volvería con los Fundadores. Y aunque no sabía el título del capítulo final “Lo que dejas atrás”, sí sabía que Odo tenía que dejar algo detrás de valor real. Y me pareció que Kira era ese valor». También, es la introducción de otro personaje recurrente que poco a poco irá tomando mucho protagonismo: el holograma Vic Fontaine.
 
Si hay algún capítulo de esta temporada que realmente es innecesario, sería Wrongs darker than death or night (DS9, 6.17). Simplemente no tiene sentido lo que nos están narrando. Que a estas alturas aparezca Dukat, por muy loco que esté, y le diga a Kira que su madre fue amante suyo durante años, me parece inverosímil. Por otro lado, es una historia que no nos aporta nada, ya sabíamos que el cardassiano era un ser malvado. También habíamos visto a este cuando era el antiguo prefecto de Bajor y lo que ocurría en Terok Nor con las mujeres bajoranas y la existencia de los colaboradores. ¿Y qué le aporta a Kira? Dudo que conocer ese hecho haga que su odio por Dukat crezca, y en cambio transforma el recuerdo que tenía de su madre.
 
 
Los personajes:
Tal vez uno de los protagonistas que tenga una trayectoria más interesante en la serie, sea Damar. Empezó siendo un subalterno en el carguero en el que Dukat empieza la resistencia contra la invasión klingon. Convirtiéndose en su mano derecha en la Unión Cardassiana cuando este vende a su pueblo para unirse al Dominion y así recuperar su “puesto en la galaxia”. Y a pesar que podría ser un estereotipo de cardassiano: «malvado y arrogante» como diría Quark, desde la sextalogía que inicia la guerra, le vemos con un matiz extraño: está siempre con una copa de kanar en la mano. Que pareciera como alcohólico obviamente fue intencionado, ya que se quería mostrar que tenía remordimientos por aquella alianza, y necesitaba ahogarlos con la bebida. Eso prepararía el terreno para cuando se convirtiera en un títere, tomando conciencia poco a poco hasta llevarle a la redención al rebelarse contra sus antiguos aliados. Aunque a un coste muy elevado. Al final Damar se da cuenta que no puede seguir por el mismo camino y que tras la guerra es necesario un profundo cambio para todo su pueblo, y eso se lo demuestra Kira, cuando esta ayuda a la resistencia, al recordarle que él representa un régimen que hacía los mismos actos execrables que ahora hacen sus “aliados” con su gente. Ese reconocimiento de la cruda realidad de lo que ha significado ser cardassiano oprimiendo a los demás y lo que ahora estos están padeciendo, le hace iniciar un camino que le cambiará para siempre. Lástima que muriera antes de poder cumplir su visión de hacer de Cardassia un lugar más justo.
 
«¿Qué pasó con el valiente oficial con el que serví? El que estuvo a mi lado, cuando luchábamos contra todo el Imperio Klingon con una sola nave»
«Esos eran tiempos más simples»
«Esos días pueden haber pasado, pero el hombre con el que serví no lo está. Todavía está dentro de ti. Acércate y agárrate de él, Damar. Cardassia necesita un líder»
«Tú fuiste su líder una vez. Podrías serlo de nuevo»
«Los pah-wraiths me han mostrado que tengo otro destino. Buena suerte viejo amigo»
Dukat & Damar, Til death do us part (DS9, 7.18)
 
La presencia de Dukat se extiende por toda la serie, siendo el gran antagonista de la misma, sin restar mérito a Winn Adami, Sloan, Weyoun o la Fundadora. Pero el antiguo prefecto (gobernador) de Bajor aparece en el capítulo piloto, convirtiéndose en el representante oficial de los malvados cardassianos, hasta el último episodio, donde lucha contra Sisko para desencadenar el Armagedón en la galaxia. Además, y gracias a la grandeza de su intérprete: Marc Alaimo, es capaz de crear gran química con varios compañeros de andanzas como Sisko, Kira, Garak, Weyoun o Winn. Y evolucionará de una manera que no lo hace ningún otro gracias a su constante presencia y algún que otro giro argumental, incluyendo historias donde parece incluso un aliado más que un villano. Le vemos en su memento de mayor poder en Nessesary evil (DS9, 2.08), en sus días de ostracismo en Return to grace (DS9, 4.14) y le volvemos a ver todo poderoso como aliado del Dominion. El guionista Ronald D. Moore argumentó que «quiere ser amado. Es el tipo de dictador que piensa: “no es suficiente que ponga mi pie en la garganta de la gente que estoy oprimiendo, quiero que me amen por eso”. Dukat cree que es el héroe de su propia historia». Pero la pérdida de todo ese poder de nuevo, tras la muerte de su hija que representaba el amor que deseaba obtener de los bajoranos, es lo que le hace descender al abismo de la locura. Llevándole a terminar bajo la influencia de los pah-whraig. Esta última faceta es la que parece flojear más, pero podemos llegar a aceptarlo, ya que, al conocer toda su vida, sabemos que la pérdida de Ziyal simboliza todo lo que le importaba y le hace vender su alma al diablo. Esta complejidad en el personaje y su larga trayectoria, le hacen por derecho propio ser el mayor villano de la serie. Lo que no deja de ser un gran mérito, ya que Deep Space Nine tiene un gran puñado de grandes antagonistas.
 
«Dukat, deje de hacerse el héroe. Regrese a la estación»
«Su preocupación me conmueve, mayor. Pero ha habido un malentendido. No ataco a la flota del Dominion. Me uno a ellos»
«¿De qué está hablando?»
«Tengo algo que confesarle, mayor. En los últimos meses he estado realizando negociaciones secretas entre el Dominion y Cardassia. Y la última semana Cardassia ha decidido formar parte del Dominion»
«¿Lo dice en serio?»
«Adiós, mayor. Usted y yo en el mismo bando. No parecía lo… correcto, ¿verdad?»
Kira & Dukat, By inferno’s light (DS9, 5.15)
 
Que los vorta fueron clonados una y otra vez para servir a los Fundadores se debe al personaje creado especialmente para Jeffrey Combs y que al final de To the deah (DS9, 4.23) era asesinado. Su interpretación había gustado tanto a los productores (y obviamente a los fans) que buscaron la manera de hacerle volver. Ya que Weyoun era el perfecto vorta: manipulador y traicionero, es un malvado que nunca pierde las formas o la compostura, pero al mismo tiempo es seductor como una serpiente de cascabel. Para construir su personaje, Combs dijo que cogió «un poco japonés, pero también tomó un poco de condimento de un cortesano de la corte francesa, era el diplomático elegante que iba de un partido a otro y hacía que todo marchara sin problemas. Y haría todo lo que pudiera, con una sonrisa, para que pareciera lo más fácil posible y conseguir exactamente lo que quería». Así Weyoun no aparece como un villano al uso, sino es alguien experto en el juego de la política, que en realidad manipula y engatusa con una sonrisa para conseguir su objetivo, aunque este sea el exterminio. Siempre en beneficio de aquellos a los que sirve, los líderes y creadores del Dominion. Y eso le enorgullece, es y será la única motivación de su vida. Esa vitalidad malvada es lo que atrae del personaje, incluso cuando Weyoun 6 deserta en Treachery, faith and the Great River (DS9, 7.06), no lo hace exactamente contra el enemigo de los Fundadores, sino con Odo, que es un miembro de la raza de cambiantes, para continuar sirviendo a uno de ellos. Y lo hace sin dejar de ser manipulador, a pesar de admitir él mismo que era un ser defectuoso. Descubriéndonos, en este mismo capítulo, el origen de esta raza que se convirtieron de pequeños habbits a seres calculadores y maquiavélicos. Son como Jessica Rabbit: “no son malvados, es que los han manipulado genéticamente así”.
 
«Soy un experto contando mentiras, y distinguiéndolas»
Weyoun a Odo, To the death (DS9, 4.23)
 
La líder del Dominion representa a los Fundadores. Una raza cruel y despiadada, que no dudan en castigar a aquellos que se les oponen con plagas incurables como en The quickening (DS9, 4.24). Y que tenían pensado erradicar toda la población tras conquistar la Tierra, tal y como anuncia Weyoun en Sacrifice of angels (DS9, 6.06). Son tan retorcidos que crearon un ejército de violentos guerreros como los jem’hadar, que no solo les rinden culto, sino que les falta una encima, llamada ketracel blanco, para poder controlarles. Y esto se reflejaba en su desprecio hacia los sólidos, así como una desconfianza patológica (excepto a Weyoun, el único sólido por el que ha sentido ese afecto). Pero de alguna manera a través de su historia se hace patente que esta falta de piedad es la consecuencia de la persecución que fueron objetos los cambiantes antes de crear el Dominion. «Lo que puedes controlar, no puede lastimarte» dijo en The search II (DS9, 3.02), creando así un “orden” a su alrededor, que no deja de ser una medida de seguridad extrema y brutal. Como la criatura M-113 de The man trap (ST, 1.05) no es simplemente asesinaba, sino que lo hacía para alimentarse. El Dominion no es una organización brutal porque sí, sino para defenderse y eso hace que sea unos villanos muy del estilo de Star Trek. Además, como anunció en el citado Sacrifice of angels (DS9, 6.06), que Odo regresara a la Gran Unión significaba más que conquistar el cuadrante Alpha. Por lo que hasta la infinita maldad tiene su precio, aunque eso signifique que ella pasará muchos años en prisión. Claro que los Fundadores viven mucho más que cualquier humanoide, y planean sus movimientos con décadas o siglos de antelación, como nos indican en Statistical probabilities (DS9, 6.09).
 
«¿Siempre compiten entre ellos de ese modo?»
«De hecho sí lo hacen»
La Fundadora a Odo, sobre Dukat y Weyoun

 
Ll. C. H.
 
Liks relacionados:
Deep Space Nine 1ª temporada
Deep Space Nine 2ª temporada
Deep Space Nine 3ª temporada (1)
Deep Space Nine 3ª temporada (2)
Deep Space Nine 4ª temporada (1)
Deep Space Nine 4ª temporada (2)
Deep Space Nine 5ª temporada (1)
Deep Space Nine 5ª temporada (2)
Deep Space Nine 6ª temporada (1)
Recomendaciones de Star Trek clásica
The Next Generation 1-2 temporadas
The Next Generation 3-4 temporadas
The Next Generation 5-6 temporadas
The Next Generation 7a temporada
Enterprise: 10 años después
Mi top 11 de Star Trek
Mi top 11 de The Next Generation
Mi top 11 de Deep Space Nine
Mi top 11 de Voyager
Mi top 11 de Enterprise
 
Diseñando DS9 – 1 La estación
Diseñando DS9 – 2 Detalles
Diseñando DS9 – Interiores 1 Ops
Diseñando DS9 – Interiores 2 Promenade
Diseñando DS9 – Interiores 3 Locales
Diseñando las runabout
Diseñando la USS Defiant
Diseñando naves de TNG & DS9
Diseños bajoranos
Diseños cardassianos
Estaciones cardassianas
Locales de la Promenade
Las Guerras de la Frontera
Klingons, un imperio en decadencia
Romulanos, un imperio desaprovechado
Cartografía de la Unión Cardassiana
Cartografía del Dominion
ST DS9 Technical manual

jueves, 26 de noviembre de 2020

La Flota Estelar del siglo XXVI al XXXII


Siglo XXVI
Con la Discovery en su destino en el siglo XXXII, y después de que nos hayan mostrado algunas de las naves que están operativas en el 3189, es un buen momento para repasar aquellos diseños que han aparecido en pantalla más allá del siglo XXIV hasta ese momento. Obviamente estas son solo una mínima parte de aquellos modelos que han servido bajo el pabellón de la Flota Estelar y la Federación en estos ochocientos años y muy probablemente no se tengan en cuenta en esta nueva etapa de la serie. Pero creo que puede ser interesante echar un vistazo a los datos que conocemos o aquello que los equipos de producción, previos a los actuales, imaginaron como sería el futuro de Star Trek.
 
A medio camino de la peripecia de la Discovery en la que nos encontramos, pudimos ver la USS Enteprise-J gracias al viaje en el tiempo que realizó Jonathan Archer en Azati Prime (ENT, 3.18). Precisamente el capitán de la primera Enterprise contempla como, en algún momento del siglo XXVI, esta nave participará o participó en la batalla de Procyon V contra los Constructores de Esferas. Según nos dice Daniels, un agente temporal procedente del siglo XXXI, este es uno de los hechos más significativos de la historia. Poco más sabemos de este posible futuro, (1) salvo que un xindi era miembro de su tripulación. Mientras que solo vemos el interior de la Enterprise-J y un gráfico de la misma situado en la pared de un pasillo de observación. Aunque en la cuarta edición de la Star Trek Encyclopedia, identificó esta nave perteneciente a la clase Universe y que tiene una eslora de 3.219 metros.


Creada por el ilustrador Doug Drexler, este hizo una serie de rápidos bocetos sin mucho detalle, tan solo dos días antes de la reunión de producción. Los cuales tienen cierto parecido con la clase Altair, uno de los conceptos dibujados para la USS Voyager y posteriormente para la Enterprise NX-01, con líneas alargadas y muy estilizadas. Para este diseño se optaron por barquillas delgadas, sugiriendo una tecnología a la que se estaba familiarizado. Debido al poco tiempo que se tuvo no se pudo determinar aspectos concretos, como se suele hacer en el estudio de muchas naves que aparecen en pantalla, como el número de cubiertas o la tripulación que podía ir a bordo. Manny Coto pensó que «su diseño era muy elegante y genial».

 
Denominada clase Universe por Drexler, este creía que «tenía sentido, considerando que la USS Enterprise-D era una nave de la clase Galaxy. [Este nombre] sugiere que su misión abarca el universo, ya sabes, no solo nuestra galaxia». En una entrevista del 2015 dijo que había pensado que podía ser capaz de doblar el tiempo, y poder explorar otras galaxias. Sí estimó que tendría una eslora de dos millas (los 3.218 metros indicados en la enciclopedia). También teorizó que su casco habría sido cultivado orgánicamente alrededor de un marco esquelético. Y que incluso podría ser una nave multigeneracional, con una tripulación que incluyera familias. En la que habría grandes parques, zonas de entretenimiento e incluso universidades. Al ser tan grande en vez de turboascensores, se utilizarían transportadores para ir de una zona a otra del interior. Con semejante tamaño, casi cualquier cosa sería capaz de ser albergada a bordo. Las holocubiertas serían superfluas, ya que la recreación podría hacerse a través de interfaces neuronales, incluso podría operarse mientras se mantenían en sus camarotes, gracias a los implantes con interfaces táctiles flotantes que rodearían al usuario. De esta manera especuló en que no incluía un puente de aspecto tradicional, sino que se utilizarían las sinapsis en todo el personal conectado al ordenador.

 
Prometheus & Nova
Durante la escena en que Archer observa la lucha durante la batalla de Procyon V podemos ver algunas naves más. Dos de las cuales ya se encontraban en las filas de la Flota Estelar a finales del siglo XXIV. Una es de la clase Prometheus, vista inicialmente en el capítulo Message in a bottle (VOY, 4.14). Y otra es de la clase Nova, aparecida en Equinox (VOY, 5.26/6.01). Son diseños avanzados, con líneas aerodinámicas, que podrían haberse mantenido en servicio durante el siglo XXV y principios del siglo XXIV sin muchos problemas. Sobre todo, teniendo en cuenta los antecedentes de las naves de la clase Miranda o las pequeñas de la clase Oberth. La reutilización de estos modelos en Star Trek siempre ha sido, obviamente, por motivos presupuestarios. Exactamente el mismo motivo de su reutilización en Azati Prime (ENT, 3.18) en vez de construir modelos nuevos. Pero nos permite suponer que, con un buen mantenimiento y unas profundas actualizaciones de manera regular, las clases Prometheus y Nova, pudieran estar activas 150 o incluso 200 años.




Dauntless
Otra nave que vemos en esta batalla, y que muy posiblemente fuera de la Flota, es un modelo de la USS Dauntless. Reutilizado por el mismo motivo económico que la Prometheus y la Nova, la curiosidad es que esta nave inicialmente no era de la Federación. Aparecida en Hope and fear (VOY, 4.26), fue construida por un miembro de la Especie 116 para hacer creer a los tripulantes de la Voyager que era una nave enviada desde la Tierra para trasladarse a bordo y regresar al cuadrante Alpha.


El diseño de la Dauntless seguía el mismo aspecto que las naves estelares a partir del 2370. El guión la describía como “…elegante, con forma de bala, como si estuviera construida para la velocidad. Es aproximadamente la mitad del tamaño de la Voyager”. Su matrícula era la NX-01-A, utilizando la nomenclatura de los modelos experimentales y prototipos NX. Y agregando la letra A, por lo que su nombre debería haber sido Enterprise y no Dauntless. Pero claro, entonces aún no se había filmado la serie Enterprise, con la nave homónima matriculada NX.

 
El resultado de la Dauntless, fue una nave estilizada, con el casco de principal unido con el de ingeniería, como ocurría con la propia Voyager. Las barquillas de curvatura se encontraban pegadas en los laterales, a la misma altura que el deflector de navegación. Y aunque avanzado, es perfectamente reconocible como parte de la Flota Estelar. Y esta apariencia fue, muy posiblemente el motivo por el que fue utilizada en la producción de Azati Prime (ENT, 3.18). Por lo que el diseño naval es posible que hubiera evolucionado hacia un concepto muy similar al creado por Arturis para engañar a Janeway y los suyos. O simplemente la Flota utilizó a información que había obtenido esta con su encuentro con la Dauntless alienígena para generar su propia nave. De manea que tal vez les gustó el diseño y lo quisieron copiar.


Siglo XXIX
Para impedir una incursión procedente del futuro conta la Voyager, Seven of Nine es reclutada para proteger la línea del tiempo en el capítulo Relativity (VOY, 5.24). Para ello se encuentra a bordo de la USS Relativity, una nave temporal de la clase Wells, con la matrícula NCV-474439-G, y encargada por la Universidad de Copernicus (posiblemente situada en Copernicus City, en la Luna). Según su placa conmemorativa, es el séptimo navío en llevar su nombre, por lo que todas las Relativity han tenido letra en su número de registro (sino sería la octava). Su lema era una cita de E.M. Rauch: “La única razón del tiempo es para que no suceda todo a la vez”.


Es una nave pequeña, con una longitud de 195 metros y un total de nueve cubiertas. Pero cuenta con potentes sensores que escanean a lo largo del espacio-tiempo y un transportador temporal capaz de enviar un individuo prácticamente a cualquier punto del espacio y el tiempo. Fue diseñada por Rick Sternbach, inspirándose en una punta de flecha combinada con muchas curvas de montaña rusa, sobre las cuales se dibujaron la mayoría de los detalles que son familiares para las naves más antiguas de la Flota Estelar. Aunque evolucionados, sé pueden apreciarse las tapas del colector bussard, estiradas y dadas la vuelta, así como los emisores phaser y las cápsulas de escape.


Teniendo en cuenta que Relativity (VOY, 5.24) fue emitido mucho antes de mencionar la Guerra Fría Temporal en Enterprise, se entiende que se tenía la idea que su misión era mantener la línea temporal sin alteraciones. En su placa se mencionan los miembros de la Comisión de Integridad Temporal, órgano presumiblemente que evitaría cualquier alteración en los hechos históricos. Daniels, como agente temporal, dos siglos después, y en pleno conflicto, intentaría evitar la alteración de los sucesos en que estaba involucrado el capitán Archer al mando de la Enterprise. Siendo él mismo, del siglo XXXI, la misma centuria en que sucedió la Quema, alrededor del año 3069.


Su número de registro, NCV-474439-G, es sustancialmente superior a las naves aparecidas en Die trying (DIS, 3.05) como la USS Nog NCC-325070 de la clase Eisenberg, o la USS Armstrong NCC-317659, así como las NCC-325019 y NCC-325072. Siendo la USS Yelchin, (2) la que tuviera la matricula más alta, aunque en el momento en que Burnham recupera su caja negra solo se aprecia su numeración inicial: NCC-4774##. Aunque sí coincide el uso de las letras para conmemorar nombres como la USS Voyager NCC-74656-J o la USS Tikhov NCC-1067-M (la matricula se aprecia en los paneles del puente de la Discovery). Honor que hasta ahora solo había ostentado la Enterprise.


Siglo XXXI
Cien años antes del viaje de la Discovery y que los viajes en el tiempo fueron considerados ilegales, existían una serie de pequeñas naves capaces de trasladarse a través de este. Una de estas fue localizada por la Enterprise NX-01 en Future tense (ENT, 2.16). Contaba con circuitos orgánicos y su casco estaba compuesto por varios materiales, uno de los cuales se encontraba en estado semifluido y podía absorber radiación electromagnética, permitiendo que pasara desapercibida para los sensores del siglo XXII. Aunque el detalle tecnológico más interesante es que, aunque esta tenía una longitud de seis metros de largo, su interior era más grande. En un claro homenaje a la TARDIS del Doctor Who. ¿Me pregunta si este detalle será recuperado en Discovery?
 
Por desgracia no se aprecia información certera de esta nave en la base de datos de Daniels, a la que tienen acceso el capitán Archer y T’Pol. En la que aparece otra cápsula similar, pero sin mucha información más clara. Sí aparece más nítidamente un diseño con un casco similar a la clase Suurok vulcana del siglo XXII, pero con tres anillos de curvatura alrededor del mismo en forma de trébol. El cual es identificado como número de diseño XRT-55D con soporte dorsal reequipado y construido en el 3125. Eso situaría su construcción 64 años antes de la llegada de la Discovery, en el 3189. Siendo lógico que tras la Quema se actualizaran naves más antiguas, lo que hace este detallo una gran coincidencia.



En el guión solo se indicaba que la cápsula era de un solo hombre y estaba muy dañada y chamuscada, víctima de un accidente desastroso. Mientras que el doctor Phlox determinó que Su tripulante contaba con segmentos de ADN de diferentes especies alienígenas, entre ellas vulcana, terreliana y rigeliana, como resultado de la reproducción entre miembros de estas razas. Debido a la secuenciación de sus nucleótidos, se podía determinar que su ancestro vulcano era más antiguo que su bisabuelo. Dando a entender que las parejas de diferentes especies eran algo habitual en el futuro.

 
Notas de producción:
(1) En Star Trek Online se desarrolla más esta batalla, aunque como la idea es mostrar las naves vistas en las series, no indagaremos más en ello.
 
(2) La USS Yelchin puede ser un homenaje al joven actor Anton Viktorovich Yelchin, que interpretó a Pavel Chekov en las últimas películas de la saga, y que murió en un trágico accidente cuando tenía tan solo 27 años.
 
Ll. C. H.
 
Links relacionados:
Flota Estelar del siglo 23 (1)
Flota Estelar del siglo 23 (2)
Cronología Flota Estelar 1: (siglo XXII – XXIII)
Cronología Flota Estelar 2: (siglo XXIV y más allá)
Cronología naval de transportes
Cronología naval klingon
Cronología naval romulana
Nombres de naves estelares (1)
Nombres de naves estelares (2)
Curiosidades navales (1)
Curiosidades navales (2) & nombres (3)