viernes, 26 de octubre de 2018

Diseñando Deep Space 9 - 2 Detalles


Con el diseño de la estación ya definitivo: una combinación de un átomo, el emblema de Mercedes-Benz y un giroscopio, empezó el trabajo de crear los detalles de su casco. Eso incluía no solo las ventanas y ventanales ovalados o las luces, sino las formas del casco exterior, con plafones y rejillas, muchos imitando las formas del maquillaje creado para los cardassianos. En la parte superior de la estructura central se ubicaría el centro de mando, que se denominaría Operaciones, encima del cual tenían las antenas de comunicaciones subespaciales. También aquí, sobresaliendo del casco se instaló una estructura triple, siguiendo el modelo ideado para sus constructores, para los generadores de escudos deflectores. El reactor se encontraba en esta parte de la estación, aunque en la parte inferior, dejándolo a la vista, diferenciándose del diseño de la Federación que se encuentran en el interior de las naves o bases estelares.

En el anillo que rodeaba el núcleo, llamado habitable al encontrarse los camarotes de los residentes y visitantes, también se ubicaron los hangares, que utilizaban una plataforma elevadora para acceder o despegar de los seis que había abordo. Aquí también estaban las tres estructuras en forma de velas que contenían el armamento defensivo. Mientras que el anillo exterior, además de los muelles o escotillas de atraque, albergaba los impulsores de maniobra, necesarios para mantener la órbita de la estación estable, o llevarla hasta el cinturón de Denorios. A lo largo del casco había numerosas placas triangulares que se identificaron como paneles de sensores. Desde esta estructura se desplegaban los largos pilones, que curvos, cual ganzúa, daban el extraño aspecto a la base, claramente alienígena. Para acentuar este origen se buscó un color oscuro para que se distinguiera de las instalaciones de la Flota Estelar. Cientos de detalles que posteriormente podían ser incorporados a los guiones y que debían de durar toda la serie.

Otro aspecto para dotar a esta base como un personaje más por derecho propio, fue crear una historia previa a la llegada de los nuevos protagonistas. Así se pensó que la estación orbital, además de servir como cuartel general cardassiano durante la ocupación, también había sido una planta procesadora de minerales. Se pensó que las zonas industriales podrían haber estado situadas en el anillo de atraque y los pilones, para que el mineral estuviera listo para ser embarcado. Mientras que en el capítulo Cardassians (DS9, 2.05) se mencionaría la denominación dada por sus originales ocupantes: Terok Nor, un nombre sombrío y algo amenazador.

La maqueta definitiva fue construida por Tony Meininger y medía 6 pies de diámetros, 1,82 metros. Y no sería hasta la última escena de What you leave behind (DS9, 7.25/26) el último episodio de la serie, que fuera reemplazada por un modelo CGI. En realidad es un momento conmovedor, ya que vemos a Jake Sisko y Kira Nerys apoyados en los ventanales de la promenade y la cámara se aleja hasta que Deep Space Nine se convierte en una estrella en medio del cinturón de Denorios, en un espectacular traveling que dura casi un minuto.

Al inicio de la cuarta temporada la estación iba a ser asediada por una formidable flota procedente del Imperio Klingon. Pero con el descubrimiento del Dominion en el cuadrante Gamma en The jem’hadar (DS9, 2.26) la estación se había convertido en el primer baluarte de defensa, no solo de la Federación, sino de todo el cuadrante Alpha. Por lo que era lógico suponer que la Flota Estelar había preparado aquel puesto avanzado para repelir un ataque. Así que se le pidió al ilustrador John Eaves, la última incorporación al equipo de producción, que se encargara de diseñar el nuevo armamento. Herman Zimmerman le entregó los esquemas detallados y este empezó a buscar donde poder incluir aquellas defensas.

Para evitar tener que alterar el aspecto y lograr un efecto de sorpresa buscó puntos en la superficie donde se pudieran instalar partes móviles, para una vez destapados pudieran surgir del interior.

Así que para The way of the warrior (DS9, 4.01/02) lograron incluir 89 emisores phaser en montajes rotatorios, estacionarios y deslizantes. Así como 48 lanzadores de torpedos con 5.000 proyectiles. Todo un arsenal, teniendo en cuenta que en Emissary (DS9, 01.01/02) la estación solo contaba con 6 torpedos de fotones. O como se tradujo en el primer doblaje en castellano de la serie para Antena 3, torpedos de cuatro toneladas.


El agujero de gusano
Uno de los efectos visuales más hermosos, no solo de DS9, sino de todo Star Trek, es la apertura del agujero de gusano, el Templo Celestial de los Profetas bajoranos. El trabajo conceptual recayó en Ricardo Delgado, mientras la parte digital la realizó la empresa Rhythm & Hues. Los cuales le dieron una forma orgánica, como una flor abriéndose en un remolino o una cascada azulada entre las estrellas.


«Recuerdo la primera vez que vi la puerta del Templo Celestial; estaba en la promenade. Cuando estalló a la vista, ese torbellino de color y luz, la gente que me rodeaba estaba asombrada. Dijeron que podían sentir el amor de los profetas elevándose sobre ellos»
Kai Winn Adami, Strange bedfellows (DS9, 7.19)



Ll. C. H.

Links relacionados:
Deep Space Nine – 1ª temporada
Deep Space Nine – 2ª temporada


domingo, 21 de octubre de 2018

Deep Space Nine 2a temporada


Advertencia: este artículo contiene spoilers para quien no haya visto la serie de Deep Space Nine.


Si la primera temporada se caracterizaba por ser de presentación y era bastante floja en general. En la segunda, a pesar de ser algo irregular, los guionistas empezaron a formular propuestas más oscuras en sus historias, desprendiéndose de ciertas ataduras utópicas de la saga creada por Gene Roddenberry en 1966. Incluso podríamos llamarlas arriesgadas desde un punto de vista del universo donde se mueven, habiendo, cada vez más finales agridulces. Como se ve en la lista ya hay pocos capítulos que no menciono, pero lo que personalmente me parece que la serie despega definitivamente, y salvo excepciones su nivel de calidad ya no disminuirá. Así la trama bajorana continua avanzando, y se profundiza en los entresijos de la sociedad cardassiana. Mientras se inician tres grandes arcos argumentales nuevos: aparece un grupo paramilitar llamado Maquis para luchar contra los cardassianos. Empiezan las visitas del Universo Espejo, al que se regresan cien años después de los hechos narrados en la serie Discovery y en Mirror, mirror (ST, 2.10). Y se nos presentará al Dominion, el gran antagonista de la Federación en la serie. Además en general las historias son más tenebrosas en el tratamiento de lo que se quiere explicar, sobre todo en Necessary Evil (DS9, 2.08), Sanctuary (DS9, 2.10), Paradise (DS9, 2.15), The Maquis (DS9, 2.20/21), The wire (DS9, 2.22) o The collaborator (DS9, 2.24).

También se consolidan algunas relaciones personales, como la amistad entre Bashir y O’Brien. Tal vez menos mediática que el lazo afectivo entre Kirk y Spock, pero sí más cotidiana, haciéndola más fácil reflejarnos en ella de alguna u otra manera. A destacar el inicio de la relación amorosa entre Kira y Vareil, el cual forma parte del grupo de personajes recurrentes que cada vez se van consolidando, como Winn Adami, gul Dukat o Garak. Mientras que Rom y Nog dejarán de ser hermano de…, amigo de… para convertirse en co-protagonistas por sí solos.

«La verdad depende del color con que se mire. Nunca digo la verdad porque no creo que exista tal cosa.» Garak, Cardassians (DS9, 2.05).

· The homecoming, The Circle y The siege (DS9, 2.01/02/03)
En Emissary (DS9, 1.01/02) la estación había sido alejada de la órbita de Bajor, y por tanto de las historias que hablaban de la reconstrucción y de la situación del planeta. Por lo que la misión de Sisko de ayudar a Bajor a entrar en la Federación se tuvo que dejar un poco de lago al descubrirse el agujero de gusano. Así las relaciones con sus habitantes se reflejan casi siempre distantes, a través de comunicaciones, o visitas esporádicas de representantes, pero ahora nos dicen que los problemas son reales y que pueden salpicar a la estación en cualquier momento. Con esta trilogía nos cuentan (un poco) los cambios políticos y sociales que está sufriendo Bajor tras la liberación, entrando en su política más directamente de la mano de un grupo terrorista y un intento de golpe de estado. Volvemos a encontrarnos con Winn Adami en una de sus intrigas para alcanzar el poder, demostrando, una vez más (no será la última) que es capaz de hacer cualquier cosa. Interesante es el personaje de Li Nalas, quien realmente no es el gran héroe que dicta la leyenda, lo que le hace más humano y cercano.

· Invasive procedures (DS9, 2.04)
Este no es un gran capítulo, pero siento debilidad por los trills, por lo que si te gusta esta raza, te gustará este episodio. Además es entretenido y tiene algo de acción ya que la estación es asaltada mientras permanece a bordo solo la oficialidad debido a una tormenta de plasma. Es un ejemplo de cómo Quark puede liarla en un principio y luego salir impune porque ha sido necesaria su intervención para salir del paso.

· Cardassians (DS9, 2.05)
Si anteriormente nos habían introducido en la cultura bajorana, ahora toca el turno a los vecinos de DS9: los cardassianos. Esta es una sociedad compleja, arrogante, refinada, llena de equilibrios y de apariencias, donde toda relación es un juego de poder. Y entre los retrocidos lazos de esta civilización, aquí nos desvelan la importancia de la familia y sobre todo la relación existente entre padres e hijos. Significativa para entender las relaciones paternofiliales que habrá entre Dukat y Ziyal, Ghemor e Iliana, Damar y sus hijos o Garak y su padre. Mientras nos muestran que los huérfanos y parias no tienen apenas derechos, ni estatus. Una trama creada por Dukat, investigado por los sucesos de los tres primeros capítulos de la temporada, nos muestra lo pacientes y calculadores que pueden ser, al separar a un padre de su hijo, para poder tener, en el futuro, una manera de controlarle. Esta es una cultura de una crueldad fría, meticulosa y previsora a largo plazo. De paso conocemos un como más a Garak, simplemente Garak.

«Creo en las coincidencias. Las coincidencias pasan a diario. Pero no confió en las coincidencias.» Garak.

· Rules of adquisition (DS9, 2.07)
Los ferengi fueron presentados en The last oupost (TNG, 1.05) como el antagonista de la Federación en el siglo XXIV. Pero el enfoque que dió Richard Colla como director: haciendo que los actores saltaran y gesticularan como monos histéricos, hizo que se hundieran las pretensiones iniciales en el ridículo más espantoso. Y aunque se intentó darles algo de dignidad en los siguientes capítulos no lograron reflotarlos. La idea era una sociedad de comerciantes con una nula ética o por lo menos en comparación con la Federación, que reflejaban todas las características negativas del capitalismo, pero en una escala superlativa. Curiosa mención a su misoginia, que llevaban al extremo de no dejar llevar ropa a las mujeres. Ahora DS9 tiene varios personajes de esta raza entre su elenco y en algún momento tenían que mostrar a sus hembras. Y lo hacen de una manera maravillosa: Pel se disfraza de hombre para romper la represión que es sometida por su cultura, demostrando que es tan capaz, y bastante más, que los hombres para hacer negocios. De paso vemos a Quark encontrando su media naranja, pero tras enterarse de la verdad y de que Pel le proponga estar justos le dice que «Nunca podrías ser feliz siendo una esposa ferengi» le demuestra que la comprende, posiblemente mejor de lo que nadie imagina. Al no pedir que se quite la ropa queda claro que la respeta y que se merece algo mejor y sabe que ella no soportaría ser relegada al rol que las mujeres tienen en su sociedad. Pero cuando esta le pide «Entonces ven conmigo al cuadrante Gamma. Allí a nadie le importa que yo lleve ropa», Quark re replica «A mí me importa». Esta es la dualidad que tiene el personaje y que le hace tan interesante, es más tolerante que muchos de los suyos, aun así demasiado consciente de quien es para romper las reglas. Indicar que este es el primer capítulo en que se menciona al Dominion, como una organización con la que es imprescindible negociar si se quieres hacer negocios en el cuadrante Gamma.

· Necessary evil (DS9, 2.08)
Esta es la primera vez que regresamos a la estación durante la administración cardassiana, en forma de flashbacks, en un capítulo policíaco. Odo recuerda la primera vez que le pidieron que actuara como responsable de seguridad, concretamente gul Dukat. Y es interesante ver que la amistad con Kira se remonta a los tenebrosos tiempos de la ocupación. Además su final es algo agridulce, mostrándonos la verdadera naturaleza de las guerras: que la primera víctima siempre es la verdad. Al tiempo que nos muestran un oscuro momento de la vida de Kira en la resistencia: como asesina. Dándonos una idea del motivo por el que esta le defiende desde el primer capítulo como responsable de seguridad de la estación, y porque le mantienen en el puesto: no era tan neutral como nos habían dicho y ayudó a la resistencia (lo que hace más lógica su permanencia como jefe de seguridad). Y lo mismo ocurre con Quark. También podemos ver a Dukat como prefecto (gobernador) de Bajor, en el momento de mayor poder, pudiendo decidir sobre la vida y la muerte de cualquier habitante de la estación de Terok Nor.

· Sanctuary (DS9, 2.10)
Star Trek siempre quiso mostrar los problemas que tiene la humanidad, como el racismo en Let that be your last battlefiled (ST, 3.15), y ponernos ante estos como un espejo. Y aquí nos plantean el problema de los refugiados, que por desgracia no es cosa del pasado, como podemos ver con la llegada de pateras a las costas del Mediterráneo, repletas por aquellos que huyen del conflicto en Siria, o empujados por la pobreza en otros tantos países. DS9 lo aborda con un grupo étnico que llega del cuadrante Gamma y quiere asentarse en Bajor, pero como planeta devastado por la ocupación cardassiana, no se atreve a aceptarles. Es una historia cruda, que muestra la cobardía de los bajoranos, sabedores que si las cosas van mal serán incapaces de ayudar a los millones de refugiados que vivirán en su mundo. Y aunque se ofrece una solución a los skrreeanos, esta no deja de ser decepcionante para estos. Es la segunda mención al Dominion y esta vez directamente como una fuerza militar.

· Armageddon game (DS9, 2.13)
Como ya he dicho la amistad es uno de los pilares de las relaciones entre los distintos personajes. Y una de las más significativas es la del veterano jefe O’Brien y la del novato doctor Bashir. Y lo mejor de esta amistad es que ha sido pacientemente fraguada a lo largo de un año y media a través de diversos capítulos: The storyteller (DS9, 1.14), Rivals (DS9, 2.11) y finalmente Armageddon game. Y esto es lo que la hace más realista y creíble. Al principio el pragmático O’Brien no soporta que el doctor sea tan risueño y aventurero, pero el roce diario y sobre todo las circunstancias extremas, la hacen que se consolide y sean dos amigos inseparables hasta el último capítulo.

· Whisper (DS9, 2.14)
Este capítulo no estaba en esta lista inicial, pero finalmente lo he incluido por dos motivos. El primero porque a mi amigo Miguel le parece un gran episodio (y es mejor hacerle caso a Miguel). El segundo motivo es porque hace poco he escuchado a un dramaturgo indicar que el sentimiento más fácil de inducir es la paranoia: «llama a tu vecino varios días seguidos a las 4 de la mañana y que note que hay alguien al aparato. Y en una semana tenemos un paranoico, que cogerá por el cuello a cualquiera que en el rellano le parezca su enemigo…». Con esta premisa podemos explicar cómo O’Brien se va sumiendo, tras regresar de una misión, en un mar de sospechas, insinuaciones y desconfianza. Un tercer motivo sería que me he estado viendo los episodios, no solo los que están en la lista, sino que aprovecho y estoy haciendo un repaso más general. Confesaré que realmente es una gran historia y que Miguel tenía razón.

· Profit and loss (DS9, 2.18)
En este episodio nos desvelan la existencia de un movimiento de disidentes políticos en Cardassia contra el régimen militarizo que la gobierna, cuyos comparativas con un régimen fascista son muchas y muy claras. Quark es el gran protagonista en una historia de amor poco creíble, cuya idea original era un homenaje a la película Casablanca. Como dato nos confirman que Garak está exiliado en DS9 y vemos que para poder regresar hará cualquier cosa.

· Blood oath (DS9, 2.19)
La temporada tiene diversas referencias a la serie clásica con la intención de rescatar a los fans que no les terminaba de gustar el formato del nuevo programa. Por lo tanto pensaron en rescatar a tres klingons que se habían enfrentado al capitán Kirk, utilizando la amistad que podía haber existido en alguna de las vidas anteriores del simbionte Dax. La premisa es buena y simplemente se obvia la cuestión del maquillaje (en la clásica los klingons no tenían crestas craneales), vemos a tres decadentes ancianos con el aspecto que tan característico es en esta raza. Los guionistas ya se encargarán de aclarar todo esto en el capítulo Affliction (ENT, 4.15) de la serie Enterprise. (1) Esta es una aventurilla de tres viejas glorias que quieren zanjar viejos asuntos y les acompaña la nueva Dax, del que descubrimos que fue embajador en el Imperio Klingon, y que adora esta cultura. Lo cual no estaría mal, sino fuera que a partir de ahora Jadzia parezca más klingon que trill.

· The Maquis I & II (DS9, 2.20/21)
Para explicar este capítulo tenemos que remontar a la presentación de los cardassianos en The wounded (TNG, 4.12). Estos habían estado en guerra contra la Federación (o eso se da a entender) desde el 2347. Nos presentaban un nuevo enemigo que se desvela como traicionero y manipulador y que a lo largo de sus apariciones irá refinándose. Ahora por fin la Federación ha logrado consolidar un tratado de paz y ha creado una Zona Desmilitarizada, en la que varias colonias han pasado a formar parte del territorio del otro como se menciona en Journey’s End (TNG, 7.20). Aquí vemos que la situación en estos planetas ha empezado a deteriorarse y se ha creado una fuerza paramilitar para que los colonos se defiendan de los ataques cardassianos: el Maquis. Algunos de cuyos miembros son oficiales de la Flota Estelar, y que se estaba preparando para que fueran parte de los protagonistas de la nueva serie en preproducción: Voyager, en sustitución a The Next Generation.

Nos muestran un Sisko que aún es un idealista que cree en el bien y el mal como absolutos, así como en la pátina de rectitud y honor de la Federación, que fue creada con la premisa que los conflictos se pueden solucionar dialogando. Luego irá cambiando y verá que también hay tonos grises, y que las cosas no siempre se pueden cambiar desde dentro. En contraposición está la dura realidad o realpolitik que representa el Maquis y su trasfondo, que tiene el tono más oscuro de lo que habíamos visto hasta la fecha en Star Trek, creada con una visión optimista del futuro de la humanidad. Ahora nos muestran las consecuencias de la firma del tratado: aunque se ha buscado una solución pacífica y consensuada para llegar a la paz en vez de enfrascarse en una guerra de aniquilación (que tal vez no pudiera ganar y que de todas formas destruiría el alma democrática de esta organización). Pero que también tiene consecuencias negativas para los colonos llevados a la frontera. Y que tuvieron que luchar día a día para crear su hogar y que ahora se ven sometidos al control de un régimen militarista y brutal, como hemos podido ver en la ocupación de Bajor. Por lo que no es extraño que el Maquis sea tan bien visto.

«En la Tierra no hay pobreza, no hay crimen, ni guerra. Miras por la ventana de los Cuarteles Generales de la Flota Estelar y ves el paraíso, pero el Maquis no vive en el paraíso». Sisko a la almirante Nechayev.

· The wire (DS9, 2.22)
No voy a ocular que Garak es uno de mis personajes preferidos. Y este es uno de sus mejores capítulos y para mí de la serie. Por fin nos confirman que este había sido un antiguo agente de la Orden Obsidiana, una especie de Gestapo o de la Stasi (el KGB de la Alemania del Este). Aun así no nos cuentan el motivo por el que está exiliado y solo nos queda una historia más bien ambigua, sin dejarnos claro si fue o no por un acto de altruismo por el que falló a su mentor y director todo poderoso (y temido) de la Orden Obsidiana, Enabran Tain. Y esa es la brillantez de la historia.

«Nunca digas la verdad, si puedes mentir». Enabran Tain.

· Crossover (DS9, 2.23)
Con la idea de atraer más espectadores y más concretamente a los aficionados de no terminaban de estar a gusto con el nuevo formato, volvieron a recurrir a historias de la clásica: en este caso al Universo Espejo. Visitado un siglo atrás por Kirk, en el que encontró a un Spock con perilla, ahora vemos las consecuencias de los altruistas actos del oficial federal: al infame Imperio Terrano fue transformado, tal vez humanizado, permitiendo que sus enemigos se aliaran y lucharan contra él. Y al vencerlo se convirtieron en un régimen tan malvado como el que habían derrotado, esclavizando a los humanos, que son tratados con la brutalidad que ellos habían tratado a otros alienígenas. Al igual que The Maquis, aquí vemos las consecuencias de los actos de esa mirada optimista de la serie clásica y lo que buscaba Kirk: mejorar la vida de todos los habitantes de la galaxia, en realidad no sirvió para nada, salvo para cambiar las tornas de quien es el amo de los otros.

· The collaborator (DS9, 2.24)
En el capítulo (bastante anodino) Battle lines (DS9, 1.13) kai Opaka, la líder religiosa que había conducido a Sisko para que fuera en busca de los Profetas, había quedado atrapada en un mundo y el puesto de kai (líder religioso) quedaba vacante. Ya nos presentamos en In the hand of the Prophets (DS9, 1.20) a los dos candidatos más destacados: el reformador y aperturista Vareil y la ortodoxa Winn, esta última manipuladora y retorcida. Continuamos con los juegos de políticos de Winn para lograr convertirse en la líder espiritual indiscutible del pueblo bajorano.

· Tribunal (DS9, 2.25)
La justicia cardassiana es simple: la sentencia se decide antes de iniciar el juicio, y este sirve para revelar como se prueba la culpabilidad del acusado, «en el sistema criminólogo más eficiente del cuadrante», según nos dice Makbar, “jueza” del caso. Además como es la práctica en su jurisprudencia los cargos se anuncian cuando se inicia el juicio. Es decir: no existe la más mínima defensa del acusado, lo que hace que en esta sociedad haya pocos crímenes. La familia es invitada a la corte y a presenciar la ejecución para que el “populacho” pueda verles sufrir, humillarse y llorar. En una vuelta de tuerca más, el papel del abogado (o el conservador público) es clave para su funcionamiento del tribunal, está para que el acusado acepte lo inevitable con ecuanimidad. Todo el sistema está diseñado para que el pueblo se sienta mejor viendo a los acusados confesar, haciéndoles sentir mejor consigo mismos y sus vidas más soportables. Reafirmando que el estado hace justicia y demostrando que todos los crímenes son resueltos por la Unión Cardassiana, castigando a todos los criminales y que todos los finales son felices: para el estado. Y cómo no, quien ha de soportar el calvario de ser acusado por esta meto legal no es otro que O’Brien.

· The jem’hadar (DS9, 2.26)
Lo que empieza como una variopinta excursión campestre de Sisko y su hijo, con Nog y Quark, pronto se convierte en una persecución y finalmente una huida tras ser capturados. El misterio de las menciones del Dominion por fin se desvela: descubriéndose como una gran amenaza procedente del otro lado. Y no se puede dejar de lado: han aniquilado una colonia bajorana en el cuadrante Gamma y numerosas naves, incluida la USS Odyssey, un poderoso crucero clase Galaxy, igual que la querida Enterprise-D que todos tan bien conocemos. Además la tecnología que han mostrado no deja dudas que son más avanzados y despiadados de lo que hasta ahora la Federación se había topado.

«Aquí tienen una lista de las embarcaciones que hemos destruido por violar nuestro territorio».
«¿De dónde obtuvieron ese PADD?» Pregunta Kira al ver que este es bajorano.
«De la colonia bajorana de nuestro lado de la anomalía. Debe estar orgullosa. Escuché que lucharon bien, para ser un pueblo espiritual. Espero que no tengamos que repetir la lección».

Otros episodios a mencionar serían Playing god (DS9, 2.17), que aunque la trama se centra en los trills me parece flojo. Y es que realmente Jadzia no termina de interesarme como personaje, dejándome siempre a medias. En Shadowplay (DS9, 2.16) se menciona por tercera vez el dominion, como un régimen que invade y oprime a los planetas. En este caso la relación Odo-niña pequeña me parece aburrida. Y en Paradise (DS9, 2.15) la malvada Cassandra ha creado su reino particular en un planeta remoto, donde quiere crear su mundo perfecto sin tecnología, pasando por encima de cualquiera. Así nos muestran hasta donde los radicales pueden llevar si se les deja, por muy buenas intenciones iniciales que tuvieran.

Los peores capítulos: la premisa de Rivals (DS9, 2.11) siempre me pareció que era un poco tonta, aunque es los suficientemente “simpático” para dejarse si se está muy aburrido. Además me recuerda al Virus de la suerte que se menciona en el capítulo Quarantine (#28) de la fabulosa y divertida serie El Enano Rojo, que siempre va bien para “encontrar casualmente” un destornillador sónico HL234 modelo 3000 del siglo 42 compatible con esferas Ood cuando te persigue un alien polimorfo de clase 6. Mientras que Second sight (DS9, 2.09) simplemente no aporta nada, la verdad.

Los personajes:
El camino emocional de Kira Nerys a lo largo de la serie es posiblemente el más interesante de todos. Desde los primeros capítulos donde vemos una reaccionaria oficial, antigua guerrillera o terrorista para los cardassianos, que no veía con buenos ojos a la Federación. Que al crear lazos con sus compañeros su visión de esta varía y no tardará en darse cuenta que es necesaria para el futuro de Bajor. Algo realmente obvio. Pero más sorprendente es el camino, que no imaginaba que recorrería, es el de llegar a comprender a sus enemigos más odiados: los cardassianos. Gracias a sus constantes encuentros con Dukat y sobre todo en Duet, en Second skin, y en su continuación en Ties of blood and water, en The darkness and the light y a partir de When it rains… donde empezará a colaborar con la resistencia de Damar. Kira no olvidará lo que estos hicieron, pero al convivir con ellos y colaborar llegará a entender a algunos de ellos, y tal vez llegue a dejar de odiarlos, aunque nunca olvidará lo que hicieron a su pueblo. Pero ¿quién sabe si ese es el principio del perdón?

«Matarla a ella y a mi hijo… Es pura brutalidad sin sentido. Un desperdicio de vidas. ¿Qué clase de Estado tolera el asesinato de mujeres y niños inocentes? ¿Qué clase de gente puede dar una orden así?» reflexiona Damar tras ser informado del asesinato de su familia por orden del Dominion.
«Sí, Damar, ¿qué clase de gente puede dar una orden así?» replica Kira, alzando la voz por los millones de bajoranos muertos durante la ocupación.
Tacking into the wind (DS9, 7.22)

Odo iba a ser el observador del comportamiento humanoide, equivalente a Spock que negaba su humanidad o Data que la busca con desesperación. Mientras que su aspecto era una especie de T-1000 de Star Trek, capaz de adoptar cualquier forma sólida, mientras que su naturaleza era líquida gelatinosa (inciso: era capaz de convertirse en una rata que no podía distinguirse de cualquier otra, pero no podía replicar una orejas humanoides). Además tenía en alta estima a la justicia, por lo que le era perfecto en su trabajo como condestable de la estación. Se desconocía su origen y al descubrir que forma parte de los fundadores que crearon el Dominion, decide no regresar con ellos al considerar que estos están equivocados con respecto a los sólidos, a los que quieren imponer su orden a sangre y fuego. Poco después descubrimos que además está enamorado de Kira. Y esto es lo menos creíble de personaje, ya que como cambiante tal vez pueda imitar las formas humanoides, ¿pero llegar a tener los mismos sentimientos que estos? Con una naturaleza tan distinta a la nuestra me cuesta creer este punto en Odo, pero también es verdad ese es un sentimiento más fuerte que existe, así que… ¿quién sabe? Igualmente su rechazo a los suyos por un bien mayor: la paz entre sólidos y líquidos, aumenta el dramatismo de su personaje.

«Hay algo más que el otro Odo quería que supieras, que fue el responsable de cambiar el plan de vuelo de la Defiant».
«¿Por qué?».
«Para que no murieras».
«¡No puedo creerlo! ¡Ocho mil personas!».
«Lo hizo por ti, Nerys, te amaba».
«¿Y eso lo justifica?».
«No lo sé. Él pensaba que sí».
Kira y Odo, Childen of time (DS9, 5.22).

Decir que Winn Adami es una de las mejores villanas de la serie, es quedarse corto. Decir que quiere el poder a toda costa, es quedarse corto. Decir que Louise Fletcher es una de las mejores actrices que pasó por Star Trek, es quedarse corto. Una de las mejores bazas del personaje es que desde el primer día sabemos que es alguien manipulador, despiadado, corrupto, intrigante, ambicioso y egoísta. Usa a los Profetas para manipular, con voz cándida siempre dice: «camina con los Profetas», «esta es la voluntad de los Profetas», pero solo lo utiliza de manera retorcida para controlar a los demás y hacer que hagan su voluntad, pervirtiendo toda la bondad que pudiera tener su religión. Le molesta que los Profetas hayan escogido a Sisko, un foráneo de Bajor, como Emisario, para descubrir que básicamente está resentida con estos ya que no la han hablado con ella nunca, ese es el resquemor que motiva sus movimientos: cree que si llega a ser la más poderosa de su pueblo, de algún modo los Profetas ya no podrán ignorarla. Siempre había creído que el personaje de Winn era ese malvado que realmente todo hace es porque está convencido que tiene razón, ella no quiere el poder, por el poder, sino porque sabe lo que necesitan los demás y está dispuesta a sacrificarse por ellos. Como dijo Picard no era uno de «los villanos que se retuercen sus bigotes son fáciles de detectar. Los que se visten de buenas obras están bien camuflados» y Winn es uno de esos envueltos en buenas formas y deseos. Por suerte encontró por el camino aquellos que vieron su verdadera naturaleza y no dudaron en enfrentarse a ella.

«Nunca me hablaron; nunca me ofrecieron su orientación; nunca me confiaron los frutos de sus sabiduría y ¿ahora se supone que debo renunciar como Kai para ser bendecida por ellos? No.»
Sobre los Profetas, Strange bedfelows (DS9, 7.19).



Notas de producción:
(1) Creo que el cambio de maquillaje de los klingons de Discovery fue una ocurrencia de su creador, Bryan Fuller y no se aclarará en el futuro, dejándose pasar como un cambio de aspecto estético puntual.



Ll. C. H.


Liks relacionados:


lunes, 15 de octubre de 2018

Diseñando Deep Space 9 - 1



Diseñar Deep Space Nine planteaba un doble reto: en primer lugar se tenía que pensar en una estación espacial como escenario central de la serie. Y aunque ya se habían visto otras en la saga, la verdad es que no se mostraron más que una o dos estancias de estas. Y por otro lado, y posiblemente lo más importante: su origen no procedía de la Federación, por lo que su arquitectura tenía que ser alienígena y complemente diferente a lo que nos tenían acostumbrados. (1) Y como había ocurrido anteriormente con las Enterprise, se consideraba a DS9 como un personaje más, por lo que se iba a poner gran esmero en hacerla con gran detalle. Se puso al frente del equipo de diseño a Herman Zimmerman, a quien se le dijo que debía de tener una nueva imagen, icónica y de aspecto extraño que pudiera reconocerse rápidamente cuando se viera en la pequeña pantalla del televisor. Bajo su dirección estaban, entre otros, el ilustrador recién llegado Ricardo Delgado, que iba a dar un enfoque fresco a los diseños durante las primeras temporadas. Así como los veteranos Rick Sternbach y Mike Okuda que procedían de desarrollar el siglo XXIV en The Next Generation y que eran autores del Technical Manual de la USS Enterprise-D. Según Michael Okuda se “quería que no pareciera de la Flota Estelar, querían que pareciera rara”, quien sería el responsable de generar los diferentes gráficos cardassianos que aparecían en las pantallas de la estación, llamados okudagramas.


Una idea rápidamente descartada esbozaba la estación como si hubiera sido desgajada de un planeta y aun tuviera como base parte de la superficie. Otras contenían maquinaria y depósitos como si formaran parte de una refinería. Un concepto que fue desarrollado extensamente tenía una estructura tipo Torre de Babel, como si hubiera sido construida por muchas culturas diferentes durante muchos siglos, todas con tecnologías diferentes, y cada parte debía de tener un diseño diferente a la otra, no necesariamente interconectadas, dando una sensación de confusión. Sternbach indicó que “la idea inicial fue que era un tipo de estación muy antigua, tal vez no simétrica”.

A media que continuaba refinando el concepto, los diseñadores comenzaron a crear gran cantidad de bocetos y construir modelos en CGI muy rápidos en sus computadoras. Así se podrían crear muchas formas, múltiples copias y juntar pequeñas piezas y rotarlas, para ver como quedaban. Para lograr hallar la suficiente extraña apariencia alienígena que se les había pedido.


Aunque el equipo hizo muchos conceptos posibles, ninguno era lo suficientemente extraño o inusual para satisfacer el deseo de Rick Berman, productor ejecutivo del nuevo programa, para diferenciarse de TNG o de la serie clásica. Finalmente dijo “olvídate de la Torre de Babel, olvídate de las diferentes cultura. Crea la cosa más extraña que pueda ser una estación espacial al borde de la galaxia”.

La búsqueda de una forma simple llevó al equipo a un concepto circular. “Regresamos a algo que Herman había pensado inicialmente, que era una serie de estructuras en aros anidadas o estructuras de anillos, y volvimos a ese concepto de una estación de tipo rueda”. Esta nueva dirección incorporó tras ideas separadas.


Los diseños de Zimmerman partían de la idea de la necesidad de gravedad artificial, por lo que contaban con un anillo que provocaría la gravedad con el giro. Por lo que estuvo esbozando la forma de giroscopio. La idea del anillo se mantuvo y finalmente formaría parte del diseño final.

Zimmerman vio en una revista de arquitectura una terminal aérea rusa que mostraba una torre de control y una zona inferior que la rodeaba en la cual se encontraban las tiendas y los aparcamientos. Surgiendo la idea de situar Operaciones y la promenade (donde se concentrarían los negocios) en la zona central, y de colocar varios anillos alrededor, sugiriendo la forma de una esfera. Aun así el diseño resultaba poco alienígena. Pero con la idea de una estación circular y la configuración de anillos concéntricos, se empezó a trabajar en sus diferentes partes. La estructura central en la que se verían ya elementos que permanecerían en la versión definitiva, como los montajes de los escudos deflectores. Así como la forma del reactor en la parte inferior o la forma de la cúpula superior.


Durante una de las reuniones alguien planteó: ¿y si pensamos como si fuéramos cardassianos? Derivando hacia el aspecto de la raza: con cuellos reptilianos, sus rostros cubiertos de protuberancias picudas… Para continuar con la sugerencia: ¿y si cortamos algunos de los anillos concéntricos para que no estén completos y acaben en pico? (2) Apareciendo el diseño básico de DS9. Así las bases de las torres de atraque o las estructuras donde están situados los lanzatorpedos originales, que recuerdan claramente la forma de los cuellos de los constructores de la estación. Al ver uno de los diseños ya definitivos, Berman sugirió que el giroscopio que había ideado Zimmerman, lo “rompiera” con arcos para la parte superior e inferior.

Se tomó esta estética como constante visual: “prefieren el equilibrio antes que la simetría, elipses antes que círculos, y ángulos antes que líneas rectas, así como superficies metálicas y colores oscuros” explica Zimmerman. También se determinó que preferían las cosas agrupadas en series de tres. Por eso el diseño definitivo tiene tres anillos concéntricos con tres radios que los mantienen unidos, y tres secciones verticales que resultaron de fragmentar otros tres anillos que se engarzaban en la estructura. Al final se pensó en la forma de un giroscopio, conectando vagamente su forma de un átomo, con todos los electrones corriendo alrededor del núcleo. El exterior sería una combinación de un átomo, el emblema de la Mercedes-Benz y un giroscopio.



Notas de producción:
(1) Alejándose de la forma de hongo del Dique Espacial que representaba la base más icónica de Star Trek o la tan reutilizada Regula I. Como estos bocetos de Rick Sternbach de diciembre de 1988. Uno de los cuales me recuerda a la Jupiter Station vista en Life line (VOY, 6.24) diseñada también por el mismo Sternbach.

(2) Las nave cardassianas habían sido diseñadas por Rick Sternbach para The wounded (TNG, 4.12) y este basó en la forma del jeroglífico egipcio ankh, también conocida como cruz ansada, del cual derivaría el símbolo de la Unión Cardassiana, omnipresente en la cultura cardassiana.



Ll. C. H.

Links relacionados: