domingo, 24 de mayo de 2020

Nave de escolta clase Saber


Las polivalentes naves de escolta Saber representan, junto a las clases Akira, Steamrunner y Norway, una nueva generación de naves estelares de tamaño medio diseñadas durante la década del 2340-50, (1) para proporcionar una amplia gama de perfiles operativos, siendo estas la más pequeñas de ellas.

Desarrollo:
Su desarrollo se realizó en la Sección de Integración del ASDB en el Dique Espacial 1 en órbita a la Tierra [ST: DS9 Technical manual]. Con el requerimiento para una plataforma móvil y rápida de escolta para el interior de la Federación y para patrullar en sus fronteras. Sustituir en esas misiones a las ya entonces veteranas clases Miranda y el tipo Centaur. E incorporar la tecnología existente de curvatura desarrollada para la clase Akira. Como se solicitaba una nave rápida, era necesaria que fuera equipada con un potente reactor, de manera que ideó una sección de ingeniería para albergarlo. Un concepto inicial, rápidamente rechazado, contaba con tres barquillas de curvatura situada sobre el casco, similar al acorazado clase Federation del siglo XXIII. Tenía una sección de ingeniería más ancha que el plato, para incluir el deflector de navegación principal. (2) Aunque esta configuración hubiera otorgado mayor velocidad, este sistema de propulsión requería mayores dimensiones de lo que se tenía previsto para el tipo de cometidos que iba a desempeñar. Una posterior corrección del diseño retiró la tercera barquilla, mantuvo la sección principal del plato en forma de media luna menguante, resultando su “achaparrado” característico perfil. El casco secundario se estrechó, manteniendo el deflector de navegación, haciendo que este tuviera la forma triangular que la caracterizaría. Contaba con un hueco entre las dos partes con la idea de poder separarse, de manera similar que la clase Nebula o el crucero Galaxy. Pero esta característica fue rápidamente suprimida, aunque permanecieran estas líneas básicas en sus líneas, así como el hangar en la proa y el puente en la parte superior del plato, aunque en sucesivos cambios se iría desplazando hacia la zona frontal del casco. También contaba con la inclusión de las barquillas en los costados del plato, sin que tuviera pilones que las alejaran del cuerpo de la nave.

Como nave de escolta, solo necesitaba una tripulación reducida y prestaciones limitadas, por lo que se redujo el tamaño, simplificando el diseño para que tuviera una línea compacta y robusta. Se unificaron los dos cascos, se amplió el hangar auxiliar frontal para convertirlo en el principal y se desplazo el puente hacia la proa. Se mantuvieron las barquillas acopladas a los extremos del plato [ST: FC], que proporcionaba una protección adicional contra el fuego enemigo al estar unidas al cuerpo de la nave [ST: TOSC Eaglemoss], permitiendo poder mantener los escudos cerca del casco, aumentando su integridad. Originalmente se quería equiparla con las barquillas LF-35 originales de la clase Akira [ST: starship spotter], que aprovechaba el ángulo inclinado con respecto al plato, para mejorar el rendimiento de la distorsión de curvatura. Debido a la reducción del tamaño desde el inicio del proyecto, se tuvo que modificar sus elementos, reajustando las bobinas, lo que implicó desplazar la parrilla de refrigeración del costado a la parte superior para mejorar su rendimiento.

Las simulaciones informáticas de la dinámica de curvatura confirmaron su viabilidad y a principios del 2349 se empezaron a ensamblar los primeros elementos del casco de su prototipo y en el 2351 este iniciaría sus primeras pruebas de rendimiento desde el Dique Espacial en la Tierra. Demostrando rápidamente la viabilidad operativa de la nueva nave, que, gracias a sus potentes motores de impulso, resultó muy rápida y maniobrable. También se descubrió, que, a pesar de su tamaño, podría convertirse en plataforma más versátiles de lo que se pretendía. Como su requisito era proporcionar una plataforma de patrulla, contaba con un deflector de navegación donde se pudieron instalar un equipamiento de sensores completo, capaz por tanto de realizar investigaciones científicas de bajo perfil. 


Distribución interna:
La Saber sigue el diseño básico de las naves estelares: una sección del plato o principal, y unida a esta, sin cuello de separación, la de ingeniería o secundaria, que nada por debajo del plato y asciendo hacia popa en una sola estructura. (3)

El plato, que tiene una forma de media luna y no circular como otros modelos, cuenta, como el tipo Centaur, con un hangar en la parte frontal. Dos compuertas de acceso a las instalaciones internas, que tenía una capacidad para 6 lanzaderas. Con cuatro de tamaño media, inicialmente Tipo-6 o Tipo-7, que más adelante se normalizaron dos rápidas Tipo-9. Así como dos de los pequeños transbordares Tipo-15 de corto alcance, junto a dos unidades de trabajo workbees, para posibles reparaciones de la propia nave.

Justo encima del hangar, en la cubierta 3, se encuentra el puente principal. El cual no distaba mucho del resto de centros de mando: es un espacio circular, una pantalla principal en la parte frontal y la silla del capitán en la parte central. Frente a la pantalla se encontraba el puesto de navegación y el de operaciones en una consola de trabajo doble. Con el resto de puestos: ingeniería, ciencias, seguridad y control ambiental, están alrededor suyo. Por detrás del puente, en la cubierta 4 y en el centro del casco, está ubicado el centro médico, y los seis laboratorios científicos, dos de ellos puedan dar soporte a la enfermería y los cuatro restantes son multifuncionales para adaptarse dependiendo de la misión. También estaban los camarotes de la tripulación, así como las salas comunes y las instalaciones de recreo, como un gimnasio. Así como varios sistemas auxiliares, incluyendo las salas de transporte. En la parte posterior se encontraban los dos motores de impulso FIG 2. Formados por dos pares de reactores de fusión encajonados en una tobera cuadra que permitía modificar el vector de salida de la expulsión de los gases de la fusión, lo que proporcionaba una gran agilidad a la nave, al ayudar apoyar con estos cambios a los impulsores de maniobra. En realidad, con una dotación de 40 tripulantes y oficiales el espacio interior era bastante amplio, además sus sistemas eran muy genéricos, por lo que permitía adaptarlos con facilidad.


El casco de ingeniería, de forma triangular, desciende desde la popa, situado por encima del puente, hasta quedar por debajo del plato, donde se encontraba, en su parte frontal, el deflector de navegación. Este, además de apartar las partículas que se encuentran en la ruta de la nave cuando viaja a curvatura, también cuenta con una serie de equipos asociados. Así, junto al emisor central, se encuentra un telescopio de rayos gama de 1.5 metros de diámetro, un escáner EM (electromagnético) mixto de ángulo estrecho y amplio, un sensor deflujo EM de frecuencia variable, otro sensor de estrés de campo subespacial paramétrico, un escáner de distorsión gravimétrico y un conjunto de imágenes térmicas. Lo que confería un equipamiento de largo alcance muy completo, necesario por otro lado para las misiones de patrulla que debería realizar y por lo que la convertirían en una plataforma muy versátil operacionalmente. Encima del equipo deflector se encuentra el ordenador M-14 con un procesador isolinear II, en un modelo compacto del que lleva la clase Akira, que se utilizó como patrón para crear su arquitectura interna. Justo detrás, se encuentra el reactor principal materia/antimateria, que se alarga ocho cubiertas, con la sala de ingeniería y la cámara de dilithio en la cubierta 5. Los depósitos de deuterio (cubiertas 2 & 3) y los contenedores de antimateria (cubiertas 8 & 9) se encuentran paralelos al corazón del reactor, el cual puede ser expulsado rápidamente al exterior de la nave.


Perfil operativo:
La plataforma resultante poseía unas características más complejas de las que, por su tamaño, inicialmente habían sido previstas para ella. Al incorporar en su diseño una sección de ingeniería con un deflector de navegación, poseía una serie de equipos sensores de largo alcance que facilitaba el escaneo de largo alcance durante sus misiones de patrulla. Además de este emplazamiento, también contaba con placas adicionales en la parte superior e inferior del casco del plato y en la sección posterior de ingeniería, que permitían, gracias a su emplazamiento, modificarse, adaptarse y actualizarse con facilidad. De manera que podían asumir otros perfiles operativos más complejos que la patrulla o la escolta, incluyendo misiones científicas de carácter limitado.

Por tanto, la clase Saber destacó, desde un principio, como una excelente nave de escolta, defendiendo convoyes en zonas de conflicto o de alta actividad pirata o de contrabandistas. Y al ser una nave lo suficientemente pequeña podía desplegarse en un sistema planetario para su protección sin que eso mermara las capacidades de la Flota Estelar en el sector.

Las Guerras de la Frontera contra los cardassianos se había iniciado con el ataque a Setlik III en el 2347 [The wounded (TNG, 4.12)], caracterizándose por periodos de calma, justo a otros de gran virulencia. Por lo que cuando la Saber empezaron a salir de los astilleros a principios de la década del 2350, fueron asignadas a estos sectores, demostraron rápidamente la viabilidad de su diseño como naves de escolta. Su reactor alcanzaba, durante 12 horas, el factor 9.7 de curvatura, permitiéndoles desplazarse de un punto a otro con rapidez. Además, por su tamaño no se habían instalado sistemas complejos, normalmente pensados para su fácil sustitución en reparaciones y actualizaciones, sino equipamientos sencillos y prácticos, por lo que resultaron plataformas técnicamente fiables, con pocos fallos mecánicos. Lo cual las hizo ser apreciadas tanto por el Alto Mando, como por las tripulaciones que las pilotaban. Estaba bien armada, con dos tubos lanzatorpedos, uno situado en la parte frontal y otro en la popa. Además, tenía tres emisores phaser Tipo X situados en la parte superior e inferior del plato. Y a pesar de que su comparto casco las hacía robustas y resistentes, siempre adolecieron de unos escudos deflectores débiles, debido al poco espacio para instalar generadores más potentes.

Posiblemente por eso la supervivencia de la tripulación fue muy importante en el diseño, en el que se incluyeron 104 cápsulas de escape ARVS repartidas por todo el casco. Era la versión más pequeña para dos ocupantes, (4) por lo que a bordo de estas podían subir un total de 208 personas, permitiendo la evacuación de la tripulación y del máximo de su ocupación.

Las misiones más usuales a las que fueron asignadas fueron la escolta de convoyes a lo largo de la frontera con la Unión Cardassiana. Así como de las colonias, en las que varias de ellas solían formar como piquete planetario para evitar ataques como el de Setlik III. Su bajo perfil de curvatura y su elevada velocidad también les permitía realizar misiones de reconocimiento, incluso de ataque más allá del límite fronterizo cuando se detectaban movimientos sospechosos de naves cardassianas. En grandes formaciones solían formar parte de la vanguardia de exploración o cubriendo otras naves mayores. Años más tarde, seguirían este perfil operativo durante la Guerra contra el Dominion.

En lugares y momentos más pacíficas, además de patrullas rutinarias y la protección de rutas comerciales de la Federación, estas naves eran óptimas para funciones de enlace, y soporte planetario de tipo logístico. Supliendo un hueco que siempre había tenido la Flota Estelar en el apoyo a las colonias y puestos avanzados más pequeños. Mientras que eran asignadas en misiones científicas y de exploración de pequeña escala, sobre todo como soporte a naves de mayor tamaño en ocasiones concretas. Estas solían ser, gracias a sus sensores, de cartografía, así como de rescate en siniestros, tanto planetarios como espaciales, hasta la llegada de naves más grandes o más preparadas. Han realizado una magnífica tarea en todas las funciones para las que fue diseñada y para algunas para las que no lo fueron. Incluso un almirante llegó a elogiar a las Saber comparándolas con mulas saurianas: que servían para todo y que nunca se quejaban.



· Tipo: Nave de escolta
· Comisionada: 2352-Actualidad
· Constructor: ASDB Integration Section, Dique Espacial 1, Tierra*
· Producción anual: 24; 648 construidas (187 perdidas)
· Desplazamiento: 250.000 toneladas métricas
· Tripulación: 40* [ST: TOSC Eaglemoss]
· Máxima en evacuación: 200*
· Dimensiones:
            Longitud: 190 metros
            Envergadura: 250 metros
            Altura: 41 metros
            Cubiertas: 11 (9 habitables)
· Planta de energía:
Curvatura: un reactor M/AM con 2 barquillas compactas de curvatura LF-35x
Motores de impulso: 2 unidades subatómicas FIG-2
· Capacidad de Curvatura:
Velocidad de crucero: factor 6
Máxima velocidad de crucero: factor 8.8
Máxima de emergencia: factor 9.7 por 12 horas*
· Armamento:
            3 emisores phasers Tipo X*
            2 tubos lanzatorpedos* Mark 80 de fuego directo
            Capacidad de almacenaje: 60 torpedos
· Sistema Defensivo:
Sistema de escudos deflectores
Casco estándar de duranium/tritanium
Sistema estándar de campos de fuerza estructurales
· Ordenador principal: M-14 compacto con un procesador isolinear II
· Sistema de navegación primario: RAV/ISHAK Modelo 3 de guía celestial de curvatura
· Laboratorios científicos: 6 (2 Bilógicos/químicos con capacidad médica; 4 multifuncionales dependiendo de la misión)
· Vida útil estimada: 80
· Mantenimiento:
Autonomía: 1 año
Estándar: 5 años
Actualización en astillero: 10 años
· Vehículos embarcados:
Dos hangares para 8 lanzaderas (2 Tipo-9; 2 Tipo-6; 2 Tipo-15; 2 workbees)
104 cápsulas de escape ARVS
· Naves: USS Yeager NCC-61947; USS Pearson NCC-61956; USS da Vinci NCC-81623.






Fecha Estelar 57010.1
Base de Datos Técnica, Flota Estelar
Archivo. 76344A75-A1


Notas de producción:
(1) El ilustrador Alex Jaeger dijó que la Saber había sido diseñada, junto a las clases Norway, Steamrunner y Akira, tras la Batalla de Lobo 359 sucedida en el 2367. Pero la matrícula de la USS Yeager NCC-61947, sugiere que esta tendría que haber sido construida años antes. Tenemos constancia, gracias a su placa conmemorativa, que la USS Phoenix NCC-65420 fue comisionada en el 2363. Incluso la USS Galaxy NCC-70637 se lanzada de Utopia Planitia, en el 2356 según el libro ST: TNG Technical manual. Si las matrículas son consecutivas la Saber tendría que haber sido diseñada y construida a principios de la década del 2350.

(2) La clase Saber fue diseñada por Alex Jaeger para ST: First Contact y ha aparecido en 12 capítulos de la serie desde entonces. En algunos lugares se la denomina también “Sabre” por la ortografía británica. El diseño de tres barquillas es mencionado por el propio Alex Jaeger y recogido en Memory Alpha, aunque no he logrado encontrar ningún boceto. La evolución del diseño de esta clase está basada en los dibujos que adjunto en el propio artículo.

(3) La distribución está basada sobre todo en el MSD de Alexander Richardson, que es una auténtica maravilla.

(4) El número de cápsulas de escape me parece exagerado para una tripulación de 40 ó 50 tripulantes. Solo en los planos de los Star Trek Fact Files, el número de estas, supera al de la tripulación. Por lo que si estas tuvieran una capacidad para 4 personas podrían evacuar a 416 y si fueran para 6 ocupantes (como se indica en el libro ST TNG Technical manual) este número ascendería a 624. Al ser una nave pequeña, es posible que las ARVS fueran más pequeñas, para dos ocupantes.

(*) Los datos marcados en asterisco proceden del libro Star Trek: Deep Space Nine: Technical manual. No se ha usado su totalidad, ya que algunos ítems son los mismos que la clase Norway, como las dimensiones. El resto de información (excepto la referenciada) está basada en los datos de Star Trek: Starship Spotter.


LL. C. H.

Link relacionados:

jueves, 2 de abril de 2020

Picard Et in Arcadia ego


Puede contener spoilers…

Reconozco que tengo sentimientos contradictorios con el final de la serie. La historia me ha gustado y no está mal traída, tiene su dosis de optimismo, compromiso ético, cierta redención y algo de final feliz. Pero por otro lado algunos detalles me hacen pensar que han querido ser como otros, y se han pasado de ridículos. Nos han contado como Picard, un hombre al que le llega su final, emprende su último viaje para compensar el sacrificio que hizo Data al salvarle la vida en Star Trek: Nemesis. Todo impregnado del discurso moral que siempre ha llevado consigo el capitán de la Enterprise-D, como ya demostró defendiendo a la humanidad ante el juicio de Q en aquel capítulo piloto de Encounter at Farpoint (TNG, 1.01/02). En este caso defendiendo el derecho de los sintéticos a ser creados y evolucionar. Unos seres que no por ser creados de manera artificial han de tener una diferente manera de ser medidos, sobre todo si estos tienen deseos y anhelos más allá de su programación original. Retomando lo que ya hizo en el magnífico The measure of a man (TNG, 2.09) cuando defendió los derechos, precisamente de Data, para que tuviera la misma consideración que cualquier otro ser vivo. En ese sentido PICARD es una serie con ese sello tan característico de Gene Roddenberry.

La muerte y la resurrección como un sintético orgánico de Picard (con fecha de caducidad), no me parece mal. Realmente este iba a ser su último viaje, ya quedaba claro con la visita del oficial médico del Stargazer en Maps and legends (PIC, 1.02). Esta serie era su última aventura y que ahora nos den una temporada más de compensación, un tiempo de descuento al personaje, no es algo que moleste. Los actores que interpretaban a Spock en Star Trek II: The wrath of Khan, y Data en Star Trek: Nemesis habían pedido que sus personajes murieran: uno porque estaba cansado de su personaje, mientras que Data porque como ser artificial no podía envejecer como el resto de compañeros, y el actor sí lo hacía. Pero Steward en cambio ha querido continuar encarnando a Picard y de alguna manera esa valentía al enfrentarse a este reto con 79 años, ya se merece una segunda temporada.

La despedida de Data
Pero lo más importante es que a través de PICARD nos hemos despedido de Data, quien fuera el icono de THE NEXT GENERATION, como antes lo había sido Spock de la serie clásica. Aquel androide que anhelaba ser cada día un poco más humano, se convirtió en uno de los principales personajes de la serie, junto a Picard y Worf. Le vimos tener amigos, incluso parejas sentimentales, aprendió a bailar, empezó a soñar, a pintar, a creerse Sherlock Holmes, e incluso llegó un momento que logró tener sentimientos, y a desconectarlos. Era el más humano de todos y su último acto fue digno de los más grandes elogios: se sacrificó para que otro pudiera vivir. Aquel hecho, el más humano de todos, nos ha acompañado durante toda esta temporada, recordándonos que Data había representado el deseo que ser mejores personas desde un prisma de la inocencia. Podemos suponer que esa conciencia de Data que aparece al final del capítulo es la famosa clonación quántica de Maddox de sus recuerdos implantados en B4. Y me parece un gran final, una buena despedida para quien siempre supo que la humanidad se rige por su existencia finita. Descargar su memoria en B4 no fue una manera de alargar su personaje, simplemente fue un amago para que su mentor y amigo pudiera despedirse. Para que nosotros, como espectadores pudiéramos decirle nuestro último adiós.

La infatigable familia Soong
A lo largo de toda la serie de THE NEXT GENERATION la familia de Data ha ido apareciendo lenta, pero inexorablemente. El primero en aparecer fue Lore, su malvado hermano en Datalore (TNG, 1.13). En Brothers (TNG, 4.03) conoceríamos a su propio creador: el mismísimo doctor Noonian Soong. Este se suponía que había muerto en la colonia Omicron Theta, pero desde ese momento nos lo pintaron como el mago de las escapadas. En Inheritance (TNG, 7.10) conoceríamos a su madre, la doctora Juliana, colaboradora de Soong y su esposa. La familia Soong no volvería a aparecer hasta la última temporada de la serie ENTERPRISE, donde nos presentaron el afán de mejorar la humanidad por parte del genetista Arik Soong y que, tras darse cuenta de su error, empezaría la senda de crear androides como medio de hacer a los seres humanos mejores. Esta trilogía con Borderland (ENT, 4.04), Cold Station 12 (ENT, 4.05) y The augnents (ENT, 4.06), y con sus consecuencias en Afflictin (ENT, 4.015) y Divergence (ENT, 4.16) es realmente interesante, ya que es un puente entre aquel superhombre que era el villano Khan, que habíamos visto en Space seed (ST, 1.24), con el espíritu utópico que representa Star Trek encarnado en Data. Así que ahora nos muestran el final del camino a través de Altan Inigo Soong, el hijo del creador de estos seres más humanos que nosotros mismos. La verdad es que su exigencia no me sorprende, la familia Soong siempre había ido paralela a la de Data, solo cruzándose con él un par de veces y que ahora aparezca el último vástago de la familia (tal vez el hijo de Juliana Soong) realmente es algo casi natural. Lo único es que podrían habernos dicho que Maddox tenía algún tipo de socio aventajado, o colaborador, para que no parezca sacado de la chistera. Y la verdad con la doctora Jurati en el equipo de Picard y la presencia del propia Maddox en Stardust city rag (PIC, 1.05), tampoco hubiera sido difícil de colarlo.

MacGuffins
El temido Ganmadan, ese Ragnarok o Armagedón de los súperdroides anunciado desde los albores de la cultura vulcana y por tanto romulana, y que ha condicionado a estos últimos desde encontrar la Admonición, al final solo se ha quedado en un amago de invasión. Tengo que confesar que esos extraños apéndices mecánicas que aparecían del vortex me recordaban a las máquinas de los Chitauri de Marvel’s The Advengers. Y aunque no creo que esa invasión fuera realmente lo importante, si hubiera estado bien tener algún dato más para saciar nuestra curiosidad narrativa. Al final se ha convertido en el segundo MacGuffin de la serie, siendo el primero el Artefacto, es decir el cubo Borg. Ninguno de los dos se ha desarrollado más allá de su uso para el avance de la trama. Y ya sé que eso es precisamente un MacGuffin, pero no estaría mal que se hubieran tenido algún tipo de explicación más allá de ser un simplemente escenario o una amenaza fallida. El problema es que si estos, están incluidos en argumentos tan largos como una serie, pueden perder ese efecto, para convertirse en elementos que no han sido bien desarrolladas de la trama.


Efectos visuales
Aunque podríamos decir que PICARD es una serie intimista, donde es más importante el viaje de Picard y sus compañeros. Estamos en Star Trek y en el siglo XXIV, y salvo alguna excepción, la serie adolece de una pobreza a nivel de efectos especiales. Destacable es el reciclaje de las mismas lanzaderas, parecidas en los primeros capítulos, que en la serie DISCOVERY. Mientras que en Et in Arcadia ego (PIC, 1.10), cuando se iba a ver un enfrentamiento entre romulanos y la Flota Estelar, defendiendo estos últimos el derecho a existir de la colonia de sintéticos, se han dedicado a duplicar una única nave estelar. Ese famoso escuadrón liderado por nuestro Número Uno, no deja de ser la USS Zheng He duplicada a base de capas de Photoshop (o el programa que se utilice) hasta la más absoluta saturación de la pantalla. Y para ilustrar esa pobreza, haré lo mismo que una cuenta de Instagram, donde han comparado una imagen de Sacrifice of angels (DS9, 6.06) donde podemos ver una fuerza de la Flota Estelar formada por más de media docena de diferentes tipos de naves y otra del último capítulo de la temporada.


¿De dónde viene esto?
Tal vez sea un detalle, pero a mí me dejó algo extrañado. Y es que al final del capítulo podemos ver a Seven y Raffi sentadas junto al juego vulcano Kal-toh, en una situación muy íntima. Obviamente no estoy en contra de las relaciones de personas del mismo sexo. Ni que todas las relaciones sentimentales que conocíamos de Seven siempre habían sido con personajes masculinos, como con Axum o el tardío e inexplicable romance con Chakotay. Sino ¿cuándo ha empezado la relación con Raffi? ¿Alguien había visto en los capítulos anteriores que se conocían o que tenían algún tipo de interacción? Según una entrevista con Michael Chabon, la relación entre ambos personajes surgió a partir de la interacción de ambas actrices es Stardust city rag (PIC, 1.05), aun así, creo que toda evolución debe de tener la premisa de verla en pantalla y que no te la muestren en un travelling final, cual Star Wars: The rise of Skywalker, solamente para mostrarnos a dos personajes del mismo sexo besándose. El personaje de Seven ya fue maltratado así con Chakotay en un romance para el último capítulo, salido cual conejo de la chistera, para que vuelvan a hacer lo mismo ahora. Ni ella, ni los espectadores nos lo merecemos.


Ll. C. H.

Links relacionados:
Reseña: Remembrance
Reseña: Broken Pieces




Reseña: Brother

jueves, 19 de marzo de 2020

Picard Broken Pieces


Puede contener spoilers…

En este capítulo nos tomamos un pequeño aliento antes el final de la primera temporada. Permitiéndonos desvelar algunos acontecimientos previos, como la explicación del origen de la visión apocalíptica que guía al Zhat Vash. Esta es parte fundamental en la trama y parece ser que Control no tiene nada que ver en PICARD. (1) Ya que lo que la comodoro Oh hizo ver a la doctora Jurati y que la traumatizó (y por lo que la condicionó telepáticamente para matar a Maddox y a Soji), son recuerdos de un pasado lejano. Llegados hasta ella a través de un faro, una señal de alarma colocada por una antigua raza alienígena que pretendía avisarnos de la maldad de las inteligencias artificiales o de los sintéticos. Lo que me plantea varias cuestiones: la primera es: si los sucesos que ocurrieron hace ya mucho tiempo, ¿cómo puede ser que Ramdha viera en aquella visión psíquica a Soji y a su hermana (que había muerto) y la reconociera como la Destructora? Y la segunda es ¿qué ocurrió en el cubo Borg? Aunque asimilara la nave del Tal’Shiar en la que viajaba Ramdha, eso no explica el comportamiento del resto de romulanos des-asimilados que parecen todos idos, ni los daños ocurrido en la nave, ni que esta quedara separada del Colectivo. ¿Está relacionado con la visión de la admonición? La cual me recuerda aquel faro que se encontró la Voyager en Memorial (VOY, 6.14).

La investigación de Raffi y la manera de entender lo que es realmente el cónclave de ocho (soles) me parece un poco cogido por los pelos. Pero no la manera de unir las piezas del puzle de lo ocurrido a bordo del USS ibn Majid y el trauma de Cristóbal Ríos, que sí me gusta. Sobre todo, por el uso de los hologramas, que creo que es muy divertida, incluyendo el acento escoces en la versión original del ingeniero de emergencia, homenaje a Montgomery Scott. Aunque me parece mucha casualidad que el incidente de la ibn Majid con Flor Hermosa y Jana, también sea parte de la trama de los sintéticos. ¿No hay nadie más en la Flota Estelar?

La otra trama del capítulo transcurre en el interior del cubo borg, cuando Seven of Nine llega al recate tras recibir la señal de Elnor. Y la verdad es que su acción compensa la tranquilidad del resto de pesquisas. Su aparición tal vez me ha parecido un poco Deus Ex Machina, pero necesaria para resolver la situación. Al igual que la manera en que los romulanos se han deshecho de todos los zánganos: ¿para que tener unas compuertas tan grandes y precisamente colocadas junto a las celdas donde están los miembros de la tripulación? ¿Las crearon los romulanos? ¿Dentro del laberinto que debería ser un cubo de tres kilómetros de largo no había ninguno zángano más? Espectacular y dramático, pero un poco forzado. Aunque desde el principio se veía venir (o deseaba) que Seven tomara el control del cubo. El momento en que se ha convertido en conciencia de esos zánganos, es decir su Reina, no tiene precio.



Algo que me tiene contrariado. ¿Por qué Maddox dijo en Stardust city rag (PIC, 1.05) que su laboratorio había sido disuelto en ácido por el Tal’Shiar, si estos continúan buscando su ubicación? ¿Tenía dos laboratorios? ¿Dahj y Soji son realmente creación suya? Y aunque en Broken Pieces (PIC, 1.08) se han aclarado algunas incógnitas, aún quedan muchas preguntas por resolver para el capítulo doble final.


Notas de producción:
(1) En la visión de la unión mental entre Oh y Jurati, que se puede ver en Nepenthe (PIC, 1.07), se reciclaron imágenes del futuro ataque de Control visto en If momery Serves (DIS, 2.08).


Ll. C. H.

Links relacionados:
Reseña: Remembrance




Reseña: Brother