domingo, 18 de noviembre de 2018

Deep Space Nine 3a temporada (2)


Segunda parte

Advertencia: este artículo contiene spoilers para quien no haya visto la serie de Deep Space Nine.


· Visionary (DS9, 3.17)
En este episodio la acción va in crescendo, más cuando los desplazamientos temporales siempre dan mucho juego en la ciencia-ficción. En esta ocasión O’Brien (como no) se encuentra en la paradoja de encontrarse a sí mismo y colaborar con su yo del futuro para resolver una situación explosiva. Cosas de viajes en el tiempo. Este será, junto al capítulo doble Improbable cause & The die is cast (DS9, 3.20/21), donde empiezan a mostrarnos las consecuencias creadas por la aparición del Dominion.

«Siempre investigo a Quark». Odo

· Through the looking glass (DS9, 3.13)
Podríamos decir que los capítulos de universo espejo siempre me han resultado entretenidos ya que nos permite ver a los personajes en otras situaciones y actitudes de las habituales. Un año después de la primera visita por parte de Kira y Bashir, ahora le toca el turno a Sisko, que descubre que su reverso ha estado liderando una rebelión de los esclavos terranos contra la opresión de la Alianza, cual Espartaco. Mostrando que una chispa puede encender un mundo o un universo entero. Y aquí empezamos a ver algo que ya harán en Discovery con la capitana Georgiou: rescatar a personajes que habían muerto en nuestro lado. En este caso Jennifer Sisko, su esposa que habíamos visto fallecer durante la batalla de Lobo 359 en Emissary (DS9, 1.01/02).

· Improbable cause & The die is cast (DS9, 3.20/21)
La primera parte de este episodio doble empieza con una investigación criminal tras la explosión en la sastrería de Garak. Para convertiste en una trama que podría desembocar en una guerra y que te tendrá consecuencias a largo plazo para toda la galaxia. Mientras que la segunda parte es una joya entre los mejores capítulos de la saga. Cuando Garak a de interrogar (eufemismo de torturar) a Odo para entregar a Enabran alguna información útil si quiere que este sobreviva después de someterle a aquel calvario. Y hay un momento en que realmente se esfuerza en no causar más daño y dolor al condestable, suplicándole que diga algo, cualquier cosa. Y esta no es otra que el cambiante desea con todas sus fuerzas regresar con los suyos, confirmando una frase de la Líder de los Fundadores le dijo en The search II (DS9, 3.02): «Te extrañaremos Odo, pero tú nos extrañarás aún más». Lo mejor de esta confesión es que muestra que comparte con Garak la misma soledad que tiene este viviendo en la estación, como nos habían mostrado en The wire (DS9, 2.22), creando un lazo de amistad entre ambos que no existía antes. Al final todo ha sido una trampa del Dominion y la flota del Tal’Shiar y la Orden Obsidiana queda completamente destruida, por lo que ya solo queda como amenaza el Imperio Klingon y la Federación, según dice el cambiante infiltrado. Afirmación que me resulta un poco exagerada, aun así su vaticinio podría darnos pistas de por dónde continuaría la historia. Y nos recuerdan que un cambiante no ha dañado a ninguno de su especie. ¿Nos estarán queriendo decir algo? Como apunte nos aclaran que lo que Thomas Riker buscaba en el sistema Orian en Defiant (DS9, 3.09) es la flota que iba a atacar al planeta de los cambiantes. Siendo esta interacción entre la tramas, una de las grandes bazas de la serie.

«Estos fundadores, Elim, son muy buenos. Para la próxima vez… debemos tener más cuidado». Enabran Tain

· Explorers (DS9, 3.22)
Sisko construye una réplica de una antigua nave solar bajorana demostrando que las leyendas de viajes por el espacio eran en realidad crónicas reales. Y para esa aventura se lleva a su hijo Jake, cuya relación paterno filial siempre me pareció muy natural y una manera de humanizar al líder de la estación, pero que no se había plasmado en un argumento principal. Así constatamos la preocupación de ambos sobre el bienestar del otro, con Sisko diciéndole a Jake que recapacite antes de rechazar una beca en una escuela en la Tierra donde podrían ayudarle a convertirse en escritor. Mientras que este le exhorta a conocer a una “capitana” de un carguero, en la primera mención de quien resultará ser Kassy Yates. También es la primera aparición de Leeta, una chica dabo del bar de Quark. Y no podría dejar de mencionar la nave solar bajorana, posiblemente una de las más hermosas que se hayan visto en Star Trek.


· Family business (DS9, 3.23)
Quark suele ser el elemento de humor en los capítulos con su interacción con el resto de personajes, por lo pintoresca de su cultura y su forma de pensar. Y esta sinceramente es dura: no solo se centra en obtener beneficios, además es machista y misógina hasta extremos aberrantes. En Rules of Acquisition (DS9, 2.07) ya habíamos visto algo del vejatorio trato que sufrían las mujeres, ahora lo vemos en su madre, y de paso visitaremos Ferenginar. Obviamente Ishka, llamada “Moogie” por Rom, tiene mejores instintos para los negocios que cualquier otro ferengi que nos hayan presentado (incluyendo a su hijo), y es tan poco convencional como este: habla a los extraños directamente y osa ¡vestirse! Lo que hace que madre e hijo no terminen de llevarse bien. Y de nuevo vemos que Rom, normalmente un pusilánime al lado de su hermano, le planta cara en cuanto a cuestiones familiares. Dando los primeros pasos en la formación de su personalidad y no mera comparsa de Quark. Este capítulo también es la presentación de Brunt como agente de la Autoridad de Comercio Ferengi, el azote de los ferengis que se saltan alguna de las Reglas de Adquisición y que visitará a nuestro barman de vez en cuando.


· Shakaar (DS9, 3.24)
La muerte del primer ministro hace que Winn, nuestra querida Kai, se convierta en primera ministra (provisional). Así que ni corta, ni perezosa, empieza a hacer de las suyas, pero esta vez se encontrará con la horma de su zapato. Con la intención de quitarse a dos enemigos a la vez, le pide a Kira que medie con su antiguo jefe de la resistencia, que no quiere devolver una maquinaria agrícola. Unidos y en revuelta abierta contra Winn la situación parece estar abocada a una guerra civil, hasta que la cordura llega de la mano de una candidatura de Shakaar para encabezar el gobierno. Como nos gusta que los planes de Winn no salgan bien… Vengándonos, de alguna manera, de la muerte de Bareil.

· Facets (DS9, 3.25)
La capacidad de tener la memoria de siete, ocho o más personas además de la propia, siempre me ha parecido fascinante, por eso me gustan los trills como raza. Aquí conocemos al resto de los anfitriones de Dax, los cuales me han faltado que se utilizaran más, eclipsados por los recuerdos de Curzon. En palabras de Sisko este era “manipulador, egoísta y arrogante” y yo añadiría que pesado. La historia B continúa con el proceso de acceso de Nog a la Academia, y podemos ver la resolución, no solo de este, sino también de su padre Rom en que entre y se convierta en oficial de la Flota Estelar, imponiéndose a su hermano.

«Se me acaba de ocurrir. Cuando ese chico se gradúe en la Academia, tendré que llamarle “señor”». Jefe O’Brien


· The adversary (DS9, 3.26)
Los finales de temporada de DS9 no solían ser al uso de los capítulos dobles de TNG, sino preludios de las historias futuras. In the hands of the Prophets (DS9, 1.20) precedía a la trilogía del golpe de estado al gobierno provisional de Bajor. Y The jem’hadar (DS9, 2.26) fue el preámbulo de la presentación del Dominion. Este episodio es una advertencia sobre que los Fundadores ya se han extendido por el cuadrante Alfa y Beta y están listos para causar el caos para debilitar a sus enemigos antes de lanzar su invasión. Será la primera vez que Odo se “bata en duelo” contra otro cambiante, en un escenario, a bordo de la Defiant, cada vez más paranoico. En el que todos son sospechosos de ser un enemigo, acusándose unos a otros, mostrando el miedo que pueden generar los Fundadores. Al final el condestable ha de escoger entre no dañar a otro de su especie, o proteger a sus amigos. Obviamente la elección de nuestro héroe fue fácil, pero matar a uno de los suyos le traerá funestas consecuencias. No olvidemos que ya nos advirtieron en dos ocasiones que un cambiante nunca había dañado a otro.

«Es demasiado tarde, estamos en todas partes». Cambiante a Odo a bordo de la USS Defiant


Otros capítulos destacados:
The house of Quark (DS9, 3.03) es un capítulo divertido, sobre todo por ver la interacción entre dos culturas tan diferentes: la de comerciantes ferengi y la guerrera klingon. En este caso veremos cómo nuestro barman logra formar parte de una casa del Alto Consejo. Demostrando aquel viejo dicho: “Los números son más fuertes que el bat’leth”. Aunque Equilibrium (DS9, 3.04) es un episodio de trills y tendría que tener todos los ingredientes para ser intrigante, siempre me ha parece aburrida. Posiblemente por el tratamiento intimista y “delicado” que hacen con esta historia de un psicópata atrapado en las memorias de Dax. Lo peor de todo es que Jadzia es tan lánguida y flácida, que parece que le importa más a Sisko lo que le está pasado, que a ella misma. Fascination (DS9, 3.10) es otro divertido episodio ya que vemos la interacción que tiene la tripulación cuando se enamoran los unos y de los otros de manera aleatoria e inverosímil. Lwaxana era un personaje excéntrico y su abuso normalmente carga, aquí nos dicen que está próxima a la menopausia, pero claro es betazoide, así que los síntomas son telepáticos.

Esta temporada solo tiene un capítulo realmente malo, por lo menos eso es lo que me parece Distant voices (DS9, 3.18). Aquí el doctor Bashir entra en una crisis existencial al cumplir los treinta años (¿????) ¿No era Bashir el personaje vital y optimista de la estación? De paso un alienígena le lobotomiza y empieza a tener una alucinación donde va envejeciendo rápidamente.

Los personajes:
Hablar de Miles O’Brien es hablar del irlandés Colm Meaney, quien sea posiblemente el mejor actor entre los protagonistas principales. Su personaje era el único que procedía de The Next Generation, donde había construido, a través de su sólida y creíble interpretación, un tripulante de la USS Enterprise-D que había adquirido cierto protagonismo en Data’s day (TNG, 4.11), o en el fabuloso The wounded (TNG, 4.12) entre sus 52 apariciones en toda aquella serie. Allí se había casado con Keiko, con quien había tenido una hija y años antes había luchado contra los cardassianos en las Guerras de la Frontera, de los que no guardaba un buen recuerdo. Su papel era el de un buen ingeniero, respetado por sus superiores, pero que no dejaba de ser un hombre corriente. Y en DS9 continuaría con este perfil, teniendo los mismos problemas que cualquiera: altibajos en su matrimonio con Keiko, tendría un segundo hijo y fraguaría una de las más inolvidables amistades en Star Trek con el doctor Bashir. Otra característica era ser el blanco de todas las graves desgracias que ocurrían en la estación: es sustituido por un clon en Whispers (DS9, 2.14), encarcelado y juzgado por los temibles cardassianos en Tribunal (DS9, 2.25), salta a través del tiempo en Visionary (DS9, 3.17), será encarcelado durante años en Hard time (DS9, 4.17), su esposa Keiko fue poseída por un Pah-wraith en The assignamente (DS9, 5.05), Kira tuvo que gestar a su segundo hijo, con todo lo que conlleva hasta su nacimiento en The begotten (DS9, 5.12), se quedaría atrapado en una estación cardassiana con un par de psicópatas en Empok Nor (DS9, 5.24), fue agente encubierto en Honor among thieves (DS9, 6.15), perderá a su hija a través de un portal temporal y la recuperará pero 10 años mayor en Time’s orphan (DS9, 6.24), y casi muere en la mente de un operativo de la Sección 31 en Extreme measures (DS9, 7.23). Sin olvidar el resto de situaciones junto al resto de compañeros, como quedar atrapado en el planeta Gaia en el pasado y tener que reconstruir su vida lejos de los suyos en Children of time (DS9, 5.22). Y todo esto no hubiera sido creíble sin la genial interpretación de Colm Meaney.

«Keiko….»
«¿Qué pasa con ella?»
«Dile que… que la quiero…»
Clon de O’Brien a O’Brien en Whispers (DS9, 2.14)

Inicialmente el doctor Julian Bashir iba a llamarse Julian Amoros, muy posiblemente de origen español o hispano, pero la elección de Siddig El Fadil (posteriormente Alexander Siddig), nacido en Sudán, hizo que se cambiara el origen del personaje. Al principio este médico entusiasta, algo engreído y ávido de aventuras en la Frontera, que poco a poco fue haciéndose un hueco en la estación. Inició una amistad con Garak, el sastre y único cardassiano a bordo, y con el tiempo se haría inseparable del jefe O’Brien. Pero no sería hasta Doctor Bashir, I presume? (DS9, 5.16) en la quinta temporada, que se descubriría que nuestro doctor había sido mejorado genéticamente, algo prohibido en la Federación y que había ocultado para alistarse en la Flota Estelar. Este interesante giro, por lo menos para mí, aunque me resulta algo tardío. Lo importante de Bashir es que es alguien entrañable al que vas conociendo a lo largo de la serie y con el que te encantaría desayunar una vez a la semana.

«Soy médico. Eres mi paciente. Eso es todo lo que necesito saber»
«Estás equivocado, doctor. Necesitas saber a quién tratas de salvar»
Doctor Bashir y Garak. The wire (DS9, 2.22)


Garak, simplemente Garak. Ya he dicho (y posiblemente lo repetiré) que es uno de mis personajes preferidos en toda la saga: es gris, nunca sabes si es un aliado o te traicionará si eso le beneficia. Aunque nunca lo hace. Pero también es alguien que hizo algo, posiblemente generoso, que le llevó al destierro, y le compadeces al conocer lo solo que está en The wire (DS9, 2.22). «Nunca conocí a nadie que saboreara un interrogatorio tanto como tú. ¿Te acuerdas cuando obtuviste la confesión del doctor Parmak?» le recuerda Enabran. «Nunca le hice nada», replica Garak. «Eso fue lo mejor. … Y después de haberle mirado durante cuatro horas. Confesó. Después de eso, no paraba de decir: “¡Sus ojos, sus ojos!”». Es un personaje que está redimiendo sus pecados, antiguo torturador, asesino y espía, ahora el único sitio donde puede vivir es en una estación bajorana controlada por la Federación. Y eso hace que sus alianzas hayan cambiado, pero al final es él quien ha cambiado y no es el malvado que había sido una vez. Sea lo que hiciera, la fatalidad hace que tenga que aliarse con la tripulación de DS9 y con ello luchar, en las últimas temporadas, contra su propia gente después de que estos se unan al Dominion. Como diría Enabran, su mentor de él: «Lo mejor de Garak, es que hace los cosas sin que se las pidas». Al final luchó para construir una Cardassia mejor de lo que había sido, menos militarista y posiblemente más justa, pero al regresar su hogar ha sido devastado por la guerra.

Sobre la moraleja del cuento Juan y el Lobo «Significa que si siempre mientes, nadie te creerá, aunque digas la verdad» explica el doctor Bashir. «¿Seguro que eso es lo que significa? O que no debería decir la misma mentira dos veces» interpretación de Garak.
Improbable cause (DS9, 3.20)

Ll. C. H.


Liks relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario