lunes, 24 de septiembre de 2018

Naves estelares con 4 barquillas de curvatura


Una de las características más visuales de las naves estelares son sus barquillas de curvatura, que forman parte del sistema de propulsión que permiten a estas superar la velocidad de la luz y acortar los viajes a través de las gigantescas distancias de la galaxia. Lo más habitual es que haya un número par, como sucede en la mayoría de las civilizaciones que se desplazan por el espacio, desde la Federación, al Imperio Klingon, los cardassianos, el dominion o los hirogen. Aun así en la Flota Estelar, de la que conocemos más modelos, existen algunas clases con configuraciones diferentes: tanto de una, de tres y hasta de cuatro. Basándose en los datos que los manuales técnicos escritos por el equipo de producción, que yo igualo a la información canónica vista en los capítulos o las películas, daremos un repaso a las naves que tienen una configuración de cuatro barquillas.

Matt Jefferies, que diseñó la Enterprise original, especuló que “los motores más rápidos que la luz serían extremadamente potentes y, por tanto, potencialmente peligrosos. Para la seguridad de la tripulación, decidió que debían alojarse por separado, lejos de la parte habitada de la nave”. Mientras que Gene Roddenberry, creador de la serie, había indicado que “no hay naves estelares de tres barquillas, ni de una sola. En las naves de la Federación siempre son codependientes”. (1) Lo que hizo que Andrew Probert, responsable del diseño de producción de las películas de la clásica, y la serie de The Next Generation, dedujo que trabajarían en parejas. Por otro lado en el libro técnico escrito por Rick Sternbach y Michael Okuda ST TNG Technical manual que describe el funcionamiento de la USS Enterprise-D de la clase Galaxy, auténtica referencia básica para todo aficionado, en su página 65 daba la pauta de la disposición del sistema de propulsión: “La configuración óptima, tanto para el control de la nave, como para la generación de energía es de dos barquillas, tal y como quedó demostrando tras diversos desarrollos experimentales en el 2269. Al ser más fácil de manipular la geometría total del campo de curvatura, y controlar la temporización de cada uno de los conjuntos de bobinas de deformación”.

En uno de los artículos de Starfleet Technical Database, escrito también por Rick Sternbach, aparecido en la revista Star Trek: The Magazine Vol. 3, Issue 9 de enero de 2003, se describe el desarrollo de la clase Constellation, y da luz sobre algunos aspectos de su cuádruple configuración. “Se añadió un reactor de curvatura un 18% más grande [que la clase Constitution], con dos barquillas adicionales, hecho que, en teoría, permitiera a la clase Constellation viajar a factor 6 (en la escala absoluta) y con velocidad máxima de factor 8 durante 12 horas […] Su configuración causó una cierta preocupación inicial, ya que las bobinas y las rejillas de emisión de energía habían sido giradas 90 grados. Sin embargo, las simulaciones de vuelo de curvatura mostraron poca interferencia de campo, quedando verificado en las pruebas reales. La corta separación horizontal de estas, unos 72 metros, funcionó gracias al giro de 90 grados, creándose lo que se podría considerar dos naves «normales» unidas por un casco «torcido»


Ante estos datos especulé que su número podía tener ventajas y desventajas en términos de prestaciones de velocidad, consumo y alcance. Así una sola aumentaba la autonomía por su poco consumo, pero reduciría la velocidad al limitar la manipulación de la geometría de la distorsión subespacial. Mientas que una configuración triple incrementaría la velocidad, pero debido a su mayor consumo, reduciría su alcance y por tanto sus prestaciones operativas. (2) Lo mismo ocurría con las naves que tuvieran cuatro unidades, que tendrían una velocidad elevada, pero aumentaría exponencialmente su consumo. Además se tenía que tener más espacio para combustible compensando el elevado gasto de deuterio y la complejidad del sistema y el uso del doble de bobinas de curvatura, también se duplicaba el coste en tiempo de mantenimiento.



Prototipos de la clase Excelsior
Dentro del proyecto de la clase Excelsior se construyeron varios modelos con la idea de testar la tecnología que se estaba desarrollando. (3) Incluyendo dos naves con 4 barquillas de curvatura. Guardaban la misma línea de diseño, con un casco alargado y sin sección de ingeniería, lo que las hacía muy estilizadas, permitiendo generar una distorsión subespacial más aerodinámica que las convertía en naves muy rápidas. No obstante al tener solo una sección principal, sin otra donde poder montar el deflector de navegación, donde se encuentran la gran mayoría de sensores, limitaba sus prestaciones de exploración. Además una configuración cuádruple aumentaba la complejidad del sistema, no siendo la más adecuada para un crucero que pretendía superar las prestaciones de su precursor, la legendaria clase Constitution [Especulación].

Una de estas naves contaba con un sistema de pilones pivotantes, que permitían que las cuatro góndolas moverse al acelerar a la velocidad de curvatura. Tecnología que recogería la clase Intrepid un siglo después en sus barquillas de geometría variable [Memory Alpha].


El USS Excelsior NCC-2000 recogió todas las lecciones de dinámica subespacial aprendidas en estos prototipos. Con el tiempo las naves fueron retiradas de servicio y en el 2368 se encontraban en el Depósito Naval Z15 de Qualor II [Unification II (TNG, 5.08)].

Con este crucero, puesto en servicio en el 2284, se requería una nave capaz de realizar análisis con sensores a larga distancia en territorios peligrosos, con mejores comunicaciones, recopilación de información, retirada de carga y lanzaderas y para los servicios de patrulla e investigación científica. Necesitaba más carga y un 25% más de tripulación que la clase Constitution, manteniendo la velocidad de curvatura de esta [ST: The Magazine].

Este crucero ligero era una evolución de la clase Constellation, (4) ideado para misiones de exploración de espacio profundo y patrullas defensivas. Tenía una dotación de 320 tripulantes y oficiales y podía alcanzar una velocidad máxima de factor 9.2 [ST: The oficial starships collection #108]. Fueron puestas en activo en el 2341, (5) al mismo tiempo que la clase Springfield, que usaba el mismo modelo de barquillas [Especulación].

A esta nave de la clase Nebula (6) se le sustituyó el módulo de sensores situado sobre el casco para instalar dos barquillas de curvatura adicionales, para formar parte de un programa de investigación y desarrollo en propulsión de curvatura (7) [Especulación].


La modificación se realizó en el Base Estelar 74 en la fecha estelar 41365.9 del 2364 [11001001 (TNG, 1.15)]. Cuatro años después fue una de las naves que intentó detener el cubo borg que se aproximaba a la Tierra en la Batalla de Lobo 359 [The best of both worlds (TNG, 4.01)]. Pero los graves daños sufridos durante el combate en la sección principal del plato, imposibilitaron su reparación, como la USS Ahwahnee, por lo que fue llevada al Depósito Naval Z15 de Qualor II para su definitivo desguace [Unification II (TNG, 5.08)].

Clase Prometheus
Esta nave táctica de espacio profundo reunía las tecnologías más avanzadas de la Federación en propulsión, sistemas informáticos y armamento cuando fue lanzada en el 2373. Entre estas se encontraba la capacidad de separación a velocidad en curvatura, haciendo que en realidad las Prometheus fueran tres naves unidas, con su propio reactor materia/anti-materia y depósitos de deuterio que alimenta cada juego de barquillas [Message in a bottle (VOY, 4.14)].


Clase Nimitz
Esta nave robusta y compacta, estaba diseñada para la exploración y la defensa, y solía ser utilizada como nave insignia de mandos avanzados. Para evitar las interferencias en el campo de curvatura el juego superior de barquillas no se encontraba aliado con el juego inferior [Especulación].


Clase Cárdenas
Este crucero rápido estaba pensado para misiones de patrulla y exploración, para la que contaba con un poderoso sistema de sensores, centrados en un gran deflector de navegación situado en la proa de la nave. Para evitar las interferencias se construyó con las barquillas en forma de X que aumentaba la separación entre estas y generaba un campo de deformación alargado que se adaptaba a su aerodinámico casco [Especulación].


Anexo: USS Zandura
Este fue un diseño propuesto para ST: First Contact por Alex Jaeger, aunque finalmente solo apareció en pantalla parte del casco (y no está confirmado que fuera de esta nave). Según Jaeger este era el prototipo de una nave científica con capacidad de separación del casco (como posteriormente sería la Prometheus) para condiciones de vuelo atmosférico. Y según los bocetos originales contaba con cuatro robustas barquillas de curvatura, cuyo proyector bussard se encontraba fusionado con el casco, como la clase Steamrunner, también vista en la Batalla del Sector 001.



Notas de producción:
(1) Obviamente con el tiempo esto ha ido cambiado y existen naves con tres y una barquilla, pero son pocas y han aparecido en pantalla sin mucho protagonismo.

(2) En otro libro, ST Spaceflight Chronology, escrito por Stanley y Fred Goldstein e ilustrado por Rick Sternbach, se indicaba que: “la configuración de triple daba un tercio más de potencia, una mayor aceleración y velocidad. Sin embargo la tercera barquilla acentuaba las interferencias del cambo de deformación, causando vibraciones en la burbuja subespacial. Lo que generaba dificultades en controlar el rumbo de la nave y provocando sacudidas en factores elevados de velocidad, que podía ser compensado con un diseño adecuado”.

(3) Este fue el primer modelo que llevó esta configuración, basado en los bocetos conceptuales de la clase Excelsior para ST III: The search for Spock. Las maquetas construidas fueron usadas posteriormente entre las naves retiradas de servicio del Depósito Naval Z15 visto en Unification II (TNG, 5.08) lo que podría significar que estas llegaron a ser construidas e incluso pudieran estar operativas durante algún tiempo determinado.

(4) Esta es una afirmación previa a la serie ST Discovery y la aparición de la clase Cárdenas, que tiene un diseño más similar a la Cheyenne, aunque con un casco más lineal y bajo que su sucesora en el siglo XXIV. Mientras que la clase Constallation, con su casco tan alto, que permitiría almacenar más combustible, me parece más adecuada para misiones de larga duración en el espacio profundo.

(5) La fecha es una especulación, basada en que la USS Crazy Horse NCC-50446 es identificada en la primera edición de la ST Encyclopedia se como parte de la clase Cheyenne. Mientras que en el momento de la Masacre de Setlik III del 2347 la USS Rutledge NCC-57295 ya estaba operativa. No obstante la Crazy Horse aparecería en pantalla de Descent (TNG, 6.26), con posterioridad a la publicación de la enciclopedia, mostrando una maqueta de la clase Excelsior. Creo que es un re-uso para reducir costes y que realmente la Crazy Horse se ideó como parte de la clase Cheyenne, como demostraría su matrícula tan alta, sobre todo para un crucero Excelsior.

(6) Esta era mencionada en el diálogo de The best of both worlds (TNG, 4.01) en el momento en que la Enterprise-D atravesaba los restos de la batalla de Lobo 359. La maqueta construida y dañada para la nave era una alteración de la clase Nebula, la cual aparecería en el despacho del capitán Riker en la ilusión creada a partir de sus recuerdos en Future imperfect (TNG, 4.08). Pero en la escena de la batalla vista en Emissary (DS9, 1.01/02) se ve este nombre y su matrícula en el casco de una nave de la clase Excelsior. Personalmente siempre me he decantado por un error de producción, de manera que el texto hace referencia a la USS Melbourne como una clase Nebula.

(7) Esto es una mera especulación basándose en que es la única nave cuyas barquillas no son iguales, pudiendo formar parte de un modelo experimental o de pruebas.


Ll. C. H.


Links relacionados:

3 comentarios:

  1. Estupendo artículo, como siempre. Al pensar en naves de 4 barquillas de curvatura me viene el recuerdo de la USS Stargazer, precisamente ahora que está de actualidad Picard.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!

      Mucha gracias! Me alegro que te gustara el artícula. La idea era hacer algo más corto, pero como siempre la cosa va evolucionando y al final la verdad es que estoy muy satisfecho con su resultado. Sobre todo porque siempre pongo en las fichas elementos de tecnología ficticia (motivos por los que se ha diseñado de tal u otra manera) y es bueno de vez en cuando repasarlo.

      Y sí, al pensar en el diseño de cuatro barquillas siempre pienso en la Stargazer, la clase Constellation. Esta configuración me gusta mucho y esta nave hubiera sido el número 11 de mi Top 10 de naves estelares que publiqué hace unos meses. También me parecen súper chulas las Cheyenne y las Prometheus.

      Con muchas ganas de poder ver la nueva serie de Picard. A ver que hacen.

      Un fuerte saludo
      Ll. C. H.

      Eliminar