jueves, 7 de marzo de 2019

Discovery The sounds of thunder & Light and shadows


Suprema Directriz
En The sounds of thunder (DIS, 2.06) Discovery recupera uno de los argumentos que ha hecho la saga de Star Trek una de sus enseñas de identidad: los dilemas morales. En este caso intervenir en la estructura social del planeta Kaminar, entre los kelpianos y los bu’al. Hace tiempo una amiga me dijo: la Primera Directriz está creada para romperla. Y ciertamente quedarse parado mientras se observa el exterminio de cientos de miles de individuos de una especie es algo muy difícil de hacer. Además da para un argumento muy corto en un episodio. Aun así, la decisión de Pike de activar el vahar’ai está condicionada por la presencia de Saru y Burnham, dos personas completamente parciales al respecto: uno es kelpiano, la otra su amiga. En ese momento tiene suficiente información a la vista de los datos de la Esfera para, por lo menos, pensárselo un poco más. Los ba’ul habían conseguido un equilibrio al matar solo a los kelpianos depredadores, dejando al resto vivir, eso no se lo plantearon, a pesar de tener los datos del casi exterminio de estos hace dos mil años. Además está la advertencia: «Ni siquiera sabes lo que eres en realidad» que le hace a Saru cuando está en el puente, o ya preso: «La Federación no se imagina lo que ha incorporado a sus filas». Activar el vahar’ai es una jugada arriesgada, tal vez Saru, que ha conocido lo que hay fuera de su mundo, a otras especies, otros mundos y otras civilizaciones, sea cosmopolita, capaz de dominar sus instintos depredadores. ¿Pero y el resto de sus congéneres? Él mismo reconoce que lo primero que los ba’ul tendrán que hacer es enfrentarse a su ira. El enfrentamiento de Saru con Pike deja claro que el primero ha cambiado con la transformación, en algo desconocido y diría que casi amenazador. Nadie puede saberlo, ya que entre otras cosas, desconocemos como eran los kelpianos depredadores. Han provocado algo que no saben a dónde conducirá. Han abierto la caja de Pandora.

Lo que no entiendo es porque los ba’ul, después de estar al borde de la extinción, solo eliminaron a los kelpianos evolucionados, dejando vivir (aunque oprimidos y engañados) al resto, solo matando a los que representaban una amenaza para el “Gran Equilibrio”. Si hubieran eliminado a todos, el peligro latente que suponía dejar con vida a sus depredadores no-evolucionados, hubiera desaparecido para siempre. Tal vez la arrogancia en su tecnología sea el motivo. O tal vez eso demuestre que aunque crueles, no deseaban a priori, cometer un exterminio total, simplemente preservaron sus vidas. Como curiosidad indicar que las torres llamadas por los kelpianos como El Ojo Vigilante son muy similares al obelisco, aunque invertido, de los Preservadores visto en The Paradise síndrome (ST, 3.03). Mientas que el aspecto de los ba’ul es similar al de Armus, la criatura que tenía forma de alquitrán que había sido exiliada en Vagra II, y que mata a Tasha Yar en Skin of evil (TNG, 1.23). Aunque bastante más tenebroso. Por cierto lo interpretaba el actor español Javier Botet, al ba’ul, claro.

Sección 31 y ahora qué más…
Como ya comenté en Sants of imperfection (DS9, 2.05), me parecía extraño, a tenor de lo que conocíamos de la Sección 31, que todo el mundo supiera de su existencia. Ash/Voq se pasea por lospasillos y el puente de la Discovery con una insignia negra, sabedor de que todo el mundo la reconoce y por tanto confirma su autoridad. Como si fuera un agente de la Gestapo o la NKVD. Por otro lado me parece que investigar las señales rojas, por muy paranoico que esté Control y el resto de su organización, sea su competencia. Primero en ningún momento estas han demostrado ser peligrosas para la Federación. Son de origen desconocido, sí, y al aparecer a lo largo de la galaxia al mismo tiempo denota su origen artificial y posiblemente muy avanzado tecnológicamente. Pero de allí a plantearse directamente como una amenaza, creo que es exagerar mucho. Descubrir su naturaleza sí es más del ámbito de la Flota Estelar. Me había imaginado que se centraban en una actuación más política, como maniobrar para controlar al Imperio Klingon o Romulano. No les veo internándose en el cuadrante Delta en buscar del Colectivo Borg, la verdad. Y teniendo en cuenta esta naturaleza “fuera de focos”, la búsqueda de las señales y los Ángeles Rojos tendrían que hacerla mucho más discretamente: con alguien infiltrado, como Reed en la serie Enterprise. O utilizando sus propias naves, pero sin usar los recursos de la Flota para, precisamente para no descubrirse tan flagrantemente.

También me parece curioso que sea Ash/Voq, precisamente quien esté dando lecciones a Pike sobre proteger a la Federación. Parece que nadie recuerde, excepto el propio Pike, que era un klingon muy cercano a T’Kuvma, precisamente quien inició la guerra que acaban de vivir. Además de asumir comportamientos muy prepotentes. Por muy enlace que sea, ¿alguien le ha dado permiso para ir junto a Pike en la lanzadera? Directamente se monta en el turboascensor y todo el mundo lo acepta. Es un personaje que no me convence como lo están conduciendo: “eras un klingon, pero como ahora te pareces y tienes los recuerdos de uno de los nuestros, pues… te aceptamos como uno de los nuestros”. Su problema es que el planteamiento que tuvo al final de la primera temporada le deja sin estar muy definido: tiene los recuerdos de Tyler, pero sabemos que fue transformado. No es klingon, pero tampoco es humano.

Más gente se suma al conocimiento de la existencia de la Sección 31: Sarek y Amanda. El primero se podría entender por su posición, ¿pero su esposa? Es ilógico que si el embajador conoce esta organización, y por tanto sus métodos, ¿por qué le entrega a su hijo? ¿Pensaba que realmente no le harían daño? El bien de la mayoría está por encima del bien de la minoría, ¿pero entregar a Spock a semejantes carniceros? Y aunque sabemos que el comportamiento de Georgiou es de alguien interesado y conociendo al personaje está claro que tiene planes propios para el futuro más allá de la Sección 31. Lo que es intrigante la mención de la muerte de los padres de Burnham, incidente del que algo se dijo en Will you take my hand? (DIS, 1.15).

Otras consideraciones
La escena con Culber en The sounds of thunder (DIS, 2.06) siembra la incertidumbre sobre su futuro y es que tras resucitarle parece que algo no va bien dentro de él. Y bueno, no recuerdo muchas veces en que alguien que ha regresado de entre los muertos le haya ido todo sobre ruedas. ¿Y cada vez que sale Tilly tiene que hacer un chiste fácil sobre su torpeza? Personalmente está llegando a mí límite de aguante. Por otro lado corre el rumor que los Ángeles Rojos son iconianos. Yo creo que no, ya que lo que sabemos de ellos no me dice que sean bondadosos o por lo menos sus acciones parecen salvar vidas. Como demuestra el rescate de los humanos de la 3ª Guerra Mundial o su presencia junto al asteroide donde se había estrellado la nave médica Hiawatha. En cambio a los iconianos se les conocía como “Demonios del aire y la oscuridad”. Pero en la temporada anterior ya circuló el rumor que Lorca procedía del universo espejo y al final se cumplió.

La aparición de la sonda modificada 500 años en el futuro nos deja algunas incógnitas interesantes. ¿Tiene realmente alguna relación con los Ángeles Rojos? Si es así ¿son sus enemigos? ¿Estamos en medio de otra guerra temporal? ¿Qué información buscaba en la base de datos? Y sobre todo, ¿Qué es lo que se ha apoderado de la comandante Airiam? En todo caso me parece interesante que empecemos interactuar y conocer más sobre los personajes secundarios como Owosekun, Detmer o Rhys.

La búsqueda de Spock
Reconozco que Spock nunca ha sido uno de mis personajes preferidos en la saga. Por lo que todas las explicaciones sobre su infancia, no me resulta muy interesantes. Me gustan más las relaciones personales de los que están a su alrededor, sobre todo la planteada entre Sarek y Burnham, y la decisión que tomó este para permitir que uno de sus vástagos entrara en el Grupo de Exploración Vulcano que vimos en Lethe (DIS, 1.06). En todo caso el resultado de esta primera búsqueda de Spock, es una mención directa a Talos IV. Recordemos que la visita a este planeta, vista en The cage (ST, 0.01) se realizó en el 2254. Como la historia está transcurriendo en 2257, hace ya 3 años que rige sobre este mundo la Orden General 7, que prohíbe acercarse a él bajo pena de muerte. Esta situación temporal ha hecho que me pregunte sobre los motivos por los que Spock infringiera esta orden en el 2267 para llevar a Pike, su mentor, hasta allí en The menagerie (ST, 1.15/16). En la clásica ya era palpable que nuestro vulcano tenía, además de una gran lealtad, también una deuda muy grande que pagar a Pike. Y está claro que la investigación de las señales y los Ángeles Rojos están relacionado con esta.

Con los últimos capítulos me había quedado un poco desencantado, en An obon for Charon (DIS, 2.04) por la manera de desarrollar la historia, en Saints of imperfection (DIS, 2.05) por la visita a la red micelial y en The sounds of thunder (DIS, 2.06) por la decisión de activar el vahar’ai y lo que eso implica con la Primera Directriz. Ahora en Light and shadows (DIS, 2.07) me ha hecho reconciliarme un poco con ella. Tal vez por recuperar el hilo argumental de la búsqueda de Spock, algo abandonado en el eje central del desarrollo de los últimos capítulos y la misteriosa sonda alterada, me parecen buenos elementos narrativos. Aun así el dramatismo de la narrativa, como el tratamiento de la Sección 31, se aleja de la coherencia establecida en el universo, algo que contrasta con el claro esfuerzo de interrelacionar este con las sucesivas menciones a lugares ya conocidos. Por otro lado es normal que en una serie se tarde un poco en alcanzar la órbita estándar: encontrar su camino en el desarrollo de personajes y la manera de contar su historia. Por lo que tenemos que tener paciencia. Más teniendo en cuenta que Discovery ha pasado por varios cambios traumáticos en su dirección. Primero con la marcha de Bryan Fuller y muy posiblemente el cambio de idea de una serie antológica, con personajes y una historia diferente en cada temporada. Y en julio del año pasado el despido de los dos responsables de guiones, como ya comenté. Por lo menos CBS acaba de confirmar la tercera temporada de la serie. Y junto a este anuncio, también la incorporación como co-showrunner, junto a Alex Kurtzman, de Michelle Paradise. La cual ya ha estado trabajando como escritora, como el noveno episodio de este año.

¡Larga vida a Discovery!

Ll. C. H.

Links relacionados:
Reseña: Brother

6 comentarios:

  1. Buenos días...

    Muy interesante tus análisis, concuerdo en varios puntos contigo...

    Sabes estoy algo perdido en una información de fondo te agradecería si pudieras aclarármela...

    En cuanto a personajes secundarios:

    La Comandante Airiam... es un androide (tipo Data) o de que raza es???... estoy un poco perdido aquí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Renny,

      Ante todo gracias por interesarte por mis análisis. Como ya han respondido, Airiam es una humana aumentada cibernéticamente, como se indica en Project Daedalus (DIS, 2.09) por culpa de un accidente. La verdad es que han tardado bastante en explicarlo, ya que es un personaje que apareció en la primera temporada.

      Había transcendido por la información de StarTrek.com que era una “híbrido humano-sintético”, pero también se había dicho que era alienígena. Siempre me pareció algo similar al personaje del Abramsverso conocido como 0718, el oficial de ciencias calvo alto que tiene en la parte de atrás de la cabeza una especie de conexión o algo electrónico. Mientras que su maquillaje se parecía mucho a un figurante que había aparecido en el bar de ST III: The serch for Spock.

      La verdad es que me hubiera gustado conocerla un poco más.

      Un saludo

      Eliminar
  2. En el último capítulo emitido (2x09 "Project Daedalus"), explican algo de la historia de Airiam

    ResponderEliminar
  3. Con respecto a la sección 31 , prefiero cómo fue abordada en Deep Space Nine. Son la mano ejecutora de la Federación, haciendo el trabajo sucio y dejando limpio el buen nombre de la Federación Unida de Planetas, que lleva la democracia y la libertad a todo el universo. Pero siendo capaces de infectar a Odo con un virus para asesinar a todos los fundadores y de paso hacer un genocidio ...de yapa se llevan a los Jemadar que sin la droga mueren... dos genocidios por el precio de uno , hasta capaz que tres con los Vortas, hacen un triplete y se llevan el balón del partido a casa. La Federación tiene sus grises y hasta sus puntos muy oscuros. La forma de presentar a la sección 31...a sus miembros que se pasean como si nada chapeando con su insignia , todos en la Federación los conocen , los padres de Spock. Tienen naves con tecnología de punta , lo cual me parece correcto. Creo que lo primero de un servicio de inteligencia es la discreción y el anonimato y en este caso lejos pero muy lejos de serlo.

    ResponderEliminar
  4. Con respecto a la primera directriz, es la ley que está hecha para romperse , en realidad cualquier ley puede romperse en la Federación ,no son perfectos.....salvo la única nave de la Federación que está únicamente integrada por Vulcanos , ahí deben respetar a raja tabla todo xd! Dicho sea de paso no me acuerdo el nombre de esa nave :( . De los servicios secretos de Star Trek el que más me agradó es el de los Romulanos.

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm la nave y la tripulación es mencionada en un capítulo de la nueva generación en la que juegan un partido de Béisbol los miembros de la tripulación de la Enterprise ( Picard , Reiker etc ) contra los miembros Vulcanos de la otra nave.

    ResponderEliminar