sábado, 27 de septiembre de 2014

Nave nodriza Ha’tak



Estas grandes goa’uld han sido durante milenios, el flexible y poderoso puño de los Señores del Sistema. Y como ocurre con la mayor parte de su tecnología, todas las ha’taks son prácticamente iguales, de manera que ninguno tenga una ventaja táctica que pudiera desestabilizar el equilibrio de poder. Además su número también suele permanecer similar, de manera que ningún goa’uld pueda convertirse en una amenaza para el resto o para otras civilizaciones, como ocurrió con Apofis tras apoderarse de la flota de Sokar [Maternal instinct (SG1, 3.20)] o posteriormente con Anubis [Lost city II (SG1, 7.22)].


Diseño
Fue diseñada por Ptah para Ra hace 10.000 años [Stargate SG-1: First steps: the Stargate unexplored worlds roleplaying sourcebook]. Es posible que estuviera basada en la nave pirámide que utilizaba Ra en sus viajes personajes [Stargate], siendo reforzada con el anillo exterior para la conquista y el combate [conjetura del autor]. Su configuración viene dada para facilitar el descenso sobre las plataformas de aterrizaje piramidales planetarias, aunque estas no son imprescindibles, sí facilitan las operaciones.  De esa manera la estructura central, de forma de tetraedro, alberga los reactores de náquadah, así como los propulsores de ascenso y aterrizaje, junto a las bahías de lanzamiento de los planeadores de la muerte [Tangent (SG1, 4.12)], y el puente de mando, llamado pel’tak, no lejos de los aposentos de los goa’ulds. Rodeando esta pirámide se encuentra una estructura anillar también piramidal, donde se encuentra el alojamiento de la tropa jaffa, almacenes y el armamento de la nave. Este está formado por 60 cañones de plasma de alta potencia y un gran número de bombas náquadah de 200 megatones. Su poderoso armamento las permite aplastar cualquier tipo de civilización planetaria, desde las primitivas culturas sin tecnología, hasta los mundos más desarrollados de los dominios de los Señores del Sistema. Obviamente un ataque a uno de estos planetas bien fortificados requeriría un despliegue de un número mayor de ha’taks. Una vez eliminadas las defensas planetarias, las tropas puedes ser desplegadas a través de los anillos de transporte allí donde hubiera plataformas en la superficie [Threshold (SG1, 5.02)], así como en naves de transportes [Last stand (SG1, 5.16)] o simplemente aterrizando la nave directamente en la superficie planetaria [Maternal instinct (SG1, 3.20)]. Además cuentan con un poderosa asignación de planeadores de la muerte y bombarderos al’kesh, que son usados para defensa puntal de la nave, patrulla y ataques, tanto a otras naves, como contra los objetivos planetarios que se quiere conquistar.

Estas naves pueden ser construidas en astilleros antigrabitacionales en la superficie planetaria. Los altos hornos usados en la purificación del náquadah generan mucho calor y gases venenosos, por lo que los únicos capaces de soportar estas condiciones son los jaffa. Uno de estos lugares era el mundo prisión de Erebus, donde eran enviados los prisioneros de guerra que no servían a sus nuevos amos, para realizar este peligroso el trabajo [Orpheus (SG1, 7.04)]. Aunque también se pueden ensamblar en otros lugares de manera más convencional con piezas ya tratadas, como empezó a hacer Heru’ur en 1998 en Cimmeria [Thor’s charriot (SG1, 2.06)].

 
Sistemas
Parte de los sistemas usados procede en gran medida de tecnología antigua que ha sido rapiñada por los goa’ulds, incluyendo sus cristales de control para la hipervelocidad [Exodus (SG1, 5.01)], lo que otorga a sus sistemas una gran flexibilidad y fiabilidad [conjetura del autor]. La propulsión convencional permite a la nave alcanzar grandes aceleraciones, sin usar motores químicos ni de iones de ningún tipo, manipulando la inercia alcanzando el 5% de la velocidad de la luz con facilidad. Las dos naves de Apofis que mandó al sistema Solar en el 1998 atravesaron la distancia entre Saturno y Tauri en pocos minutos, habiendo una distancia de 10,11 unidades astronómicas. Su hiperimpulsor puede acelerar la nave hasta 10 veces la velocidad de la luz [Within the serpent’s grasp (SG1, 1.21)], (1) hasta 32.000 veces [Exodus (SG1, 4.22)], que solo les permite realizar viajes dentro de la misma galaxia de manera segura. Un viaje entre la Vía Láctea y la galaxia más cercana, unos 4.000.000 de años luz de distancia, se prolongaría más de 125 años. Aun así el sistema es lo suficientemente flexible para aceptar modificaciones, el ha’tak de Cronos controlado por los replicantes superó en 800 veces su velocidad máxima de hiperpropulsión [Enemies (SG1, 5.01)]. Apofis logró que varias naves nodriza que habían sido construidas por Sokar se hicieran invisibles [The serpent’s venom (SG1, 4.14)], pero desde entonces no se ha vuelto a conseguir [Ex Deus machina (SG1, 9.07)]. Por su parte Anubis conectó su ordenador central con el cerebro de Thor, el comandante supremo de la flota Asgard, [Revelations (SG1, 5.22)].

 
Historial de servicio
Durante siglos los goa’ulds como Ra, Apofis, Ba’al, Yu, Nirthi y otros muchos poseyeron decenas de ha’taks. Aunque debido a su poder feudal no siempre podían disponer de estas a placer. Apofis tardó meses en poder preparar 2 naves nodriza para atacar a los tau’ri después de la incursión a Chulak en 1997 [Within the serpent’s grasp (SG1, 1.21)]. (2) Suelen estar desplegadas en lugares importantes, algunas bajo el control de otros goa’ulds menores al servicio de otros más poderosos. Los Señores del Sistema mantenían siempre docenas en órbita al planeta Dakara para impedir que ningún jaffa libre lograra entrar en este y salir con vida. Aunque en el 2005 esa protección se había reducida solo a una nave [Reckoning I (SG1, 8.16)].
En los últimos años de su imperio en la Vía Láctea se vieron en numerosas ocasiones grandes formaciones navales de ha’taks bajo el mando de diversos señores del sistema. En el 1999 Sokar había reunido una flota en Delmak, diez veces más sumerosa de lo que creía la tok’ra, pero tras su muerte durante la detonación de la luna prisión de Ne’tu [The devil you know (SG1, 3.13)], esta cayó en manos de Apofis, que empezó una campaña contra los otros goa’ulds. En el 2000 había reunido 10 ha’taks dotadas de un sistema de ocultación que utilizó para protegerse durante las negociaciones con Heru’ur en el sistema Tobin. Al activarse las minas, estas se reagruparon alrededor de la nave nodriza donde se encontraba Apofis para proteger a su señor, siendo en su mayor parte destruidas [The serpent’s venon (SG1, 4.14)]. Poco después Apofis volvería a perder otras 13 naves, una de las flotas goa’ulds más grandes conocidas hasta entonces, al convertirse la estrella de Vorash en nova [Exodus (SG1, 4.22)]. En el 2003 Anubis destruyó 12 ha’taks en órbita a Abydos con su gigantesca nave [Full circle (SG1, 6.22)]. En el 2004 y ahora bajo el mando de Anubis, este envió un fuerte contingente a Tauri para apoderarse del puesto avanzado de los antiguos en ese planeta, pero fueron destruidas 30 de ellas gracias al armamento controlado desde la silla de control en la Antártica [Lost city II (SG1, 7.22)].

Cuando en el 2005 los replicantes invadieron la galaxia, decenas de ha’taks cayeron en sus manos, siendo modificadas sus defensas y armamento, atacando a todas las naves goa’ulds que se encontraban, destruyendo unas y capturando otras para su flota [Reckoning I (SG1, 8.16)]. Cuando los replicantes fueron neutralizados con el arma oculta en Dakara, los  jaffa se apoderaron de estas, integrándolas en su recién creada Nación Libre [Reckoning II (SG1, 8.17)]. Que usaron para hacer frente a la invasión ori que se inició a finales de ese año, envió 3 naves a Kallana, donde dos de sus naves fueron destruidas [Beachhead (SG1, 9.06)]. Durante la batalla para impedir el uso de la superpuerta ori una docena de sus naves cayeron bajo el fuego sus cruceros [Camelot (SG1, 9.20)]. Poco después algunas de las naves bajo control jaffa pasaron a control ori cuando algunos de estos guerreros abrazaron el Origen como su nueva religión bajo el mando de Gerak [The fourth horseman II (SG1, 9.10)].

Otro grupo que se benefició de la desintegración del Imperio Goa’uld fue la organización criminal de la Alianza Lucian, que las utilizaron para sus ilícitos propósitos, entre ellos llevarse numerosos stargates de sus planetas [Off the grid (SG1, 9.16)]. Y en el 2009 tres de ellas atacaron Base Icarus obligando a su personal a utilizar el stargate para huir, terminado en la distante nave Destiny de los antiguos. Mientras que las ha'taks fueron destruidas cuando el planeta P4X-351 explotó [Air I (UNI, 1.01)]. 

En una realidad alternativa se tiene constancia que Ba’al había lograd unificar bajo su control toda la flota goa’uld, más de un centenar de estas naves se colocaron en órbita a la Tierra en la mayor fuerza naval goa’uld conocida [Stargate: Continuum].
 
Tripulación: 1-12
Pasajeros: 2000 tropas jaffa
Capacidad de carga: 700.000 toneladas métricas
Dimensiones
            Longitud: 700 metros
            Anchura: 650 metros
            Altura: 315 metros
Propulsión:
            Hiperespacio interestelar
            Combustible: náquadah
Armamento:
            60 cañones de plasma de alta potencia
            Bombas náquadah de 200 megatones
Vehículos:
            12 alas de planeadores de la muerte
            3 alas de bombarderos al’kesh
Otros sistemas:
            15 anillos de transporte
            Escudos


Notas de producción:
(1) Es evidente que la evolución de la tecnología en la serie ha dejado esta afirmación, dicha en la primera temporada, obsoleta.

(2) El número de estas naves vistas en pantalla fue exponencial al presupuesto que iba teniendo la serie y si en la primera temporada solo podemos ver tres de ellos, con un protagonismo en los últimos capítulos, en la últimas temporadas de Stargate SG1 su presencia en grandes flotas goa’ulds, jaffas u oris formaba parte de la espectacularidad de los últimos capítulos.

Ll. C. H.

7 comentarios:

  1. Si quereis más información sobre los planeadores de la muerte podeís ir a su ficha:

    http://guiadenavesestelares.blogspot.com.es/2013/03/planeador-de-la-muerte.html

    ResponderEliminar
  2. Menuda currada de artículo te has marcado, Stargate es una de mis franquicias favoritas, y leer cosas así levanta el ánimo a cualquiera.
    Espero poder seguir disfrutado de estos artículos, no solo de Star Trek, sino también de otras series-franquicias, pues son sumamente interesantes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parte del texto procede del material que tengo de un proyecto inacabado para una enciclopedia de Stargate. Y ciertamente me he centrado mucho en Star Trek, ya se sabe que al final uno escribe de lo que más conozco y me resulta más fácil… y dejo de lado otras franquicias que también me gustan. Espero poder ir corrigiendo esta tendencia poco a poco.

      Y sobre todo gracias por tu comentario. Saber que hay gente que sigue las entradas también me levanta el ánimo y me ayuda a seguir.

      Un fuerte saludo

      Eliminar
  3. No me parece el mejor analisis de una nave visto en este blog, pero desde luego es una nave muy interesante de conocer, no es de las mas clasicas de la fantasía... pero poco le falta, y precisamente por ese "segundo plano" la entrada se convierte en impagable, si señor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La información que se ofrece, como siempre intento hacer, está basada en la información oficial que aparece en la serie y ciertamente sobre el ha’tak no hay mucha. De allí que me centre en las veces que las vimos en pantalla y las batallas más importantes en que participaron.

      ¿Qué es lo que te falla de este análisis? Me gustaría saberlo para poder corregirlo en futuras entradas. Y ya que estamos… ¿cuál te ha gustado más?

      Un saludo

      Eliminar
  4. No es una nave, pero la cronología romulana (y las guerras cardassianas) me parece el articulo mas interesante hasta el momento. No por gustos, que solo me gusta su invisibilidad :) si no por que da visión de la ficción, mucho mas util que entrar a matizar una nave si son 20 o 200 cañones, si 200 o 300 metros (lo cual también mola).

    Yo soy mas de sw que de ST, echo en falta cosas de SW, pero hablando de lo que mas valoro, esos dos sin duda. El trasfondo de la ficción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por responder y darnos tu opinión e intereses. Personalmente es importante conocer esto de los lectores del blog, para ir poco a poco haciendo entradas más interesantes. Tanto para ellos, como para mí como nuevos retos.

      La idea de la temática de artículos es tomar cuantos más temas mejor, el problema es el tiempo y las ganas. No solo fichas de naves o interiores, sino ampliar la temática poco a poco a todo aquello que me parezca interesante. Precisamente para mostrar lo que dices: dar una mayor visión a la ficción. Lo ideal es la justa medida a los dos temas, las características de las naves y a los universos donde se mueven. Y no solo de Star Trek, sino de otras sagas.

      En ese sentido la verdad es que la “cabra tira al monte” como se dice y como la saga que mejor conozco y más me gusta es Star Trek es la que más artículos tiene (y no nos engañemos, tendrá). Pero me gustaría tomar otras muchas (Star Wars, Stargate, Galáctica, etc…), que con el tiempo espero ir haciendo. El proyecto de este blog es a muy largo plazo, solo necesito tiempo para escribir, y por falta de tiempo para investigar al final termina escribiendo lo que le resulta más rápido.

      Un fuerte saludo

      Eliminar