lunes, 29 de septiembre de 2014

Mi recomendación TNG, 4ª parte


7ª temporada


Con la séptima temporada finaliza TNG, dejando un legado legendario y otras tres series que lo continuarán la saga de Star Trek, además de cuatro largometrajes de esta misma tripulación. Aun así este último año podríamos calificarlo como el peor en lo que se refiere a regularidad de la calidad en sus guiones. Tiene capítulos soberbios, pero otros tantos que son realmente pésimos (siempre desde mi punto de vista, claro) y lo peor de todo es que el nivel o es alto o bajo, sin demasiados puntos intermedios, por lo que en conjunto sus historias son inferiores a las cuatro temporadas que la precedieron. Esta irregularidad se puede achacar a la emisión  en paralelo de ST: Deep Space Nine y a la preparación de la serie que la sustituiría: Star Trek: Voyager, así como a la película que se estaba proyectando para continuar con sus aventuras en la gran pantalla. Pero esta escusa no la puedo aceptar en una serie tan remarcable en la calidad de sus historia con había sido The Next Generation.

Muchos se centran en cerrar hilos argumentales, algunas veces se consigue acertar, como en el sublime último episodio: All good things… Pero hay otros (muchos) en los que solo se dedican a presentarnos familiares de nuestros héroes. Y es que es curioso que en esta temporada conocemos a un montón de parientes con respecto a otras, como si se acordaran de pasar por la Enterprise justo antes de su despedida, lo que impidió a los guionistas dedicarse a buscar buenas historias. Ron D. Moore indicaría que la riqueza de TNG estaba en sus personajes y no tanto en las historias, pero en esta temporada parece que se olvidan de estas últimas en más de una ocasión. Y él mismo lo reconocería en una entrevista del número 55 en la revista SFX en 1999.

· Descent (TNG, 7.01) Cerramos la historia del hermano malvado de Data: el intratable Lore. Y es un buen cierre del hilo argumental que se había iniciado en Datalore (TNG, 1.13) y continuado en Brothers (TNG, 4.03). Además nos muestran una faceta del borg: los zánganos individualizados, que será explorada (con gran éxito) con Seve of Nine en ST: Voyager.

· Gambit (TNG, 7.04/05) Aunque no es un capítulo redondo, si es interesante al plantear una historia de piratas en la tan formal TNG (que la gran mayoría de veces solo trata con gobiernos y naves de fuerzas regulares), además se aprovecha la afición de Picard en la arqueología para descubrir un poco más sobre los vulcanos.

· Parallels (TNG, 7.11) Aquí exploramos la existencia de múltiples universos alternativos, y lo que lo hace diferente y divertido es que lo hace Worf, el personaje menos “explorador” de la tripulación. Siendo muy divertido el poder ver otros universos y otras Enterprises.

· The Pegasus (TNG, 7.12) Han de ir en busca de la única nave estelar en que se ha producido un motín, que también fue su primer destino de Riker. Una historia sobre hacer lo correcto, las consecuencias de las decisiones tomadas, seguir las normas y de paso un poquito del lado gris que poco a poco nos muestra que tiene la intachable Federación cuando se descubre que se ha estado haciendo algo ilegal. Por desgracia esta trama fue usada en These are the voyages (ENT, 4.22), el episodio final de ST: Enterprise, sin que aun pueda encontrar la relación entre las dos historias, con Riker visitando la holodeck en la última misión del Enterprise de Arche mientras buscan la Pegasus.

· Lower decks (TNG, 7.15) Probablemente una de las mejores concepciones y más originales de los capítulos de la saga Star Trek al mostrarnos lo que ocurre a bordo de la nave, pero desde el punto de vista de un grupo de alféreces de la tripulación (entre ellos Sito Jaxa que ya vimos en The first duty (TNG, 5.19). La historia es redonda, y nos muestra la amplitud que tiene este universo con una pluma en las manos de un buen guionista y un poco de atrevimiento.

· Thine own self (TNG, 7.16) Toda temporada tiene es capítulo fetiche: tal vez no sea de los mejores episodios (o sí), pero es ese que nos gusta especialmente sobre otros. Este es el mío del último año de la serie. Tal vez sea la historia, sus personajes, o el maquillaje barkoniano, o simplemente que me gusta.

· Eye of the beholder (TNG, 7.16) Una investigación criminal a bordo a manos de Deanna en una buena historia para nuestra consejera, que demuestra (en alguna que otra ocasión ya lo había hecho) que su capacidad telepática puede usarse de una manera inteligente.

· Genesis (TNG, 7.19) Dirigido magníficamente por Gates McFadden, la tripulación empieza a desevolucionar hacia diferentes animales de los que conservamos información en nuestro ADN dormido. Interesantes algunas transformaciones: Riker en un neandertal, Worf en un bicho de Qo’noS, Barclay en una araña y Deanna en… bueno en su mejor interpretación de su carrera… (lo sé, soy malo, pero es divertido).

· Journey’s end (TNG, 7.20) La despedida de Wes no podía haber sido más espectacular al convertirle en un traveler. Y aunque la semilla ya se había plantado en Where no one has gone before (TNG, 1.06) al indicar que Wesley era “especial”, aunque supongo que nunca se imaginó lo que significaba eso. Por otro lado la idea de los guionistas de plasmar la desilusión del personaje al darse cuenta que la Academia no era lo suyo (como ocurre a tantos universitarios al empezar una carrera y ver que no le gusta), me parece ciertamente más descabellada que el hacer de Wesley un ser con poderes dignos de un dios. Si era un “coquito” que siempre había querido vestir uniforme y conocía mejor los sistemas de la Enterprise que sus propios tripulantes. Fuera de eso, creo que lo de hacerle traveler se les fue un poco de las manos.

· Preemptive strike (TNG, 7.24) Aquí despedimos a Ro Laren que tras infiltrarse en el Maquis decide unirse a ellos. Estos se desarrollarían más en DS9 y en VOY, haciendo conexión entre las tres series.

· All good things… (TNG, 7.25/26) Posiblemente uno de los mejores capítulos de la serie, que además de cerrar la historia iniciado en el capítulo piloto (no demasiado bueno por otro lado) de Encounter at Farpoint (TNG, 1.01/02) nos obsequia con un Picard que por fin rompe la barrera que le separa de sus compañeros y se sienta con ellos para jugar una partida de póker.

 
Y es que si en anteriores recomendaciones enumeraba los capítulos destacables, aquí también me gustaría indicar los que su desarrollo, a mí personalmente, no parecen dignos de una última temporada de una serie como TNG. Liaison (TNG, 7.02) donde los iyaaranos se dedican a explorar la humanidad a manos de la tripulación, ¿es que no tienen nada más que hacer? Phantasms (TNG, 7.07) una historia de sueños extraños: el pastel de Deanna se lleva la palma. Dark Page (TNG, 7.07) Lwaxana Troi fue un personaje complejo que saltaba de lo interesante a lo risible (para no decir insoportable) dependiendo de con que pie se levantaba, y ahora nos vienen con una hermana desaparecida de Deanna. Sinceramente ni me importa. Attached (TNG, 7.08) para un final así, nos ahorran el capítulo en que por fin Jean-Luc y Beberly confiesan que se han gustado toda la vida, pero lo dejamos como estamos porque ya estamos bien como amigos. Force of nature (TNG, 7.09) los guionistas quieren mostrarnos que son sensibles a los problemas ecológicos y nos dicen que para no destruir el subespacio ya no se puede ir a más de factor 5 de curvatura. Aunque se olvidan de ello en el resto de capítulos de TNG y DS9 (por suerte la Voyager ha sido construida para superar esa velocidad y no dañar el subespacio…). Sub Rosa (TNG, 7.14) la familia de Beberly siempre ha convivido con un fantasma, sí un fantasma. Bloodline (TNG, 7.22) regreso de DaiMon Bok que apareció en The battle (TNG, 1.09)… ¿alguien se acordaba de él? Y lo más importante: ¿a alguien le importaba? Una de esas ideas para recuperar hilos argumentales de temporadas pasadas, que no eran necesarios. Emergence (TNG, 7.23) tal vez el peor capítulo de The Next Generation tanto por la historia (querían hacer un capítulo final centrado en la holocubierta), como por su inocuo final (ni la dicción shakesperiana del discurso de Patrick Steward logra mejorar su contenido) y sobre todo por haber sido emitido en la séptima y última temporada. Mientras que otros me parecen anodinos: Interface (TNG, 7.03) donde conocemos a la madre de Geordi, ¿a nadie se le había ocurrido hacerlo antes? Inheritance (TNG, 7.10) descubrimos la madre de Data. Qué bien, aumentamos la familia otra vez. Homeward (TNG, 7.13) Nos presentan al hermano humano de Worf y de paso nos pasamos por el forro la 1ª directriz. Más familia. Firstborn (TNG, 7.21) Alexander regresa del futuro, aun no sé muy bien para qué. Y me falta por mencionar a Masks (TNG, 7.17) y es que es un capítulo que me gusta, pero como admiten los propios guionistas la idea original era más compleja y les faltó tiempo para desarrollarla. Y coincido con ellos.
 
Para más información de esta serie, os recomiendo el libro “Star Trek: La Nueva Generación. Guía de episodios” de Alberto Santos Editor. Un compendio completo y riguroso de todos los capítulos y películas, que nos ofrece una visión crítica de esta fabulosa serie.

Ll. C. H.

Links relacionados:



4 comentarios:

  1. Como siempre una gran lista que ayuda a revisionar la serie si no tienes tiempo de ver todos los capítulos una vez más. Muchas gracias por el gran trabajo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que estas listas te ayuden a revisar la serie, pero recuerda que es solo una valoración personal y que hay capítulos que tal vez no me gusten a mí y sí a otros. Aunque confieso que me ha permitido (al generar las ganas de volver a ver algunos de estos capítulos) disfrutar de una grandísima serie.

      Así mi idea es continuar con DS9 y quién sabe si con otras series como Stargate o Doctor Who.

      Y gracias a ti por comentar las entradas. Es lo que más anima.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Actualmente estoy volviendo a ver la séptima temporada de ST:TNG y no puedo menos que estar de acuerdo con tu comentario. En especial con el capítulo de la madre de Geordi. No es que nadie se haya preguntado por la familia de los protagonistas, que puede ser interesante en algunos casos, sino por la forma en la que la introducen, a través del tema de la tecnología esa que le hace ver a los seres de energía. Creo que eso es lo que más chirría del capítulo, en especial, porque no se llega a establecer una relación entre los personajes, sino que se palpa cierta falsedad, cosa que no ocurre con icard y su hermano, o la enemistad que se palpa entre Riker y su padre.
    Los demás capítulos, comparándolos con lo que ha sido la serie en las anteriores temporadas, puf. Creo que ni punto de comparación, pero entre que la serie se iba a continuar con las pelis, que había otra serie en el aire de la que aún tenían que sacar todo el jugo y que estaban preparando Voyager, es normal que los guiones y las historias se resientan. Pero al menos no es como la úlima temporada de Enterprise, que para mí hacía aguas por todas partes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente es la temporada más floja y aunque el trabajo se les había multiplicado a los guionistas, eso no justifica algunas de las historias, como tu bien dices sobre Interface (TNG, 7.03). Y hay unos cuantos similares. Y es que los mismos guionistas admiten que no tenían ni idea de qué hacer con el personaje de Geordi, fuera de ser el amigo de Data. Y es una lástima, ya que tanto él como a Deanna (sobre todo a esta) se les podía haber sacado más jugo con algo más de valentía en la abordar a estos personajes.

      Por otro lado discrepo contigo con respecto a la última temporada de Enterprise. Personalmente creo que es una de las mejores de todas las series de Star Trek. En primer lugar el planteamiento de las historias, con capítulos dobles y triples, donde por fin se tiene tiempo de explicar bien el argumento, además algo más complejo. Y sobre todo lo que siempre he notado en falta: las referencias a otras series de la saga sin que solo sea una mención puntual. Esto permite conocer más cosas sobre una raza o un planeta y no solo lo anecdótico del capítulo donde aparecen. Y por eso creo que merece que se le preste mejor atención. La lástima es que la serie arrastrara las dos primeras temporadas (en general aburridas) y unos personajes poco desarrollados (en muchos casos sinceramente creo que desaprovechados).

      En todo caso, es un placer contar con vuestros comentarios.

      Un fuerte saludo

      Eliminar